Coronavirus: Tras 4 meses de restricciones, los ingresos en los hogares se deterioran

A la pérdida de puestos de trabajo también se agrega menores ingresos que afecta al 66% de hogares, según nueva encuesta.

Debido a la crisis por el coronavirus muchas familias se han quedado sin empleo en Guatemala y salen a las calles a pedir alimentos, a otras se les han reducido sus ingresos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Debido a la crisis por el coronavirus muchas familias se han quedado sin empleo en Guatemala y salen a las calles a pedir alimentos, a otras se les han reducido sus ingresos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

La crisis del empleo y la baja en las ventas de productos o servicios no prioritarios en esta coyuntura golpea los ingresos de los hogares.

El 66% de hogares ha visto reducido sus ingresos en un nivel del 43% en julio, respecto de lo que recibía antes de la epidemia de coronavirus y las medidas establecidas con el fin de contenerlo, según los resultados de la cuarta fase del Estudio Exploratorio sobre las actitudes de los guatemaltecos hacia el coronavirus que realizó la firma ProDatos.

En junio pasado el dato de hogares con menores ingresos se situaba en 69%, comportamiento que pudo haber influido a que durante junio e inicios de julio más personas salieran de su hogar a trabajar con el fin de hacerse de más ingresos.

Con tendencias similares a otros indicadores, el segmento socioeconómico   es el más impactado porque el 77% ha reportado bajas de ingresos. En los segmentos A, B y C1, y en el C2 y C3 las bajas han sido del 52% y 57%, respectivamente.

La baja de ingresos puede deberse a varias aristas relacionadas como la pérdida del empleo de algún miembro de la familia y otros siguen con su empleo, pero los patronos decidieron reducir sueldos y comisiones. También están los casos en que se ha suspendido el contrato de trabajo y aunque el gobierno brinda Q75 diarios (Q2 mil 250 al mes) la cifra mensual es menor al salario, explicaron por Ricardo Rodríguez analista de Central American Business Intelligence (Cabi) y David Casasola del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien).

Al 11 de julio se ha aprobado el bono de protección al empleo a 148 mil 265 trabajadores de empresas privadas, según el Ministerio de Economía.


En varios segmentos socioeconómicos, pero principalmente en el D, influye el no poder llevar a cabo actividades informales como las ventas, pero posiblemente se han tenido que pasar a vender otro producto y no están generando el mismo nivel de ingresos, agregó Rodríguez.

La encuesta refiere que solo el 34% no ha tenido baja en sus ingresos mientras que al 41% le ha disminuido entre 25% y el 50%.

Según estimaciones de varias organizaciones en el país se están perdiendo miles de empleos. Del 17 de marzo al 7 de julio último la Inspectoría General de Trabajo ha registrado 15 mil 296 denuncias por falta de pago y despidos.

El Cien refiere que  se perderían  60 mil puestos de trabajo formal con una caída en la economía del 3.5%, en tanto el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) indica que de marzo a julio se han perdido 103 mil 992 empleos formales e informales y que se proyecta que de no abrirse la economía al 100% ese número llegaría a 407 mil, Fundesa mencionó que el impacto sería de 1 millón y medio de puestos, tanto formales como informales.

Además, Cacif indicó que se han perdidos ventas por US$2 mil 101 millones (unos Q16 mil 281 millones).

Por qué salen más los guatemaltecos

Alrededor de la mitad de las personas no tienen un alto grado de confinamiento, agrega el estudio, tomando en cuenta que 41% respondió que sale menos que antes de la epidemia a actividades no laborales, pero no ha guardado mucho encierro, y el 8% sale bastante.

Rodríguez mencionó que las necesidades inmediatas son salir por trabajo o por compra de alimentos y provisiones, aunque surgen otras necesidades de hacer trámites que no se puedan hacer en línea, el analista considera que pudieron empezar a salir por otras actividades debido al cansancio de estar encerradas por casi cuatro meses.

“Para la mayoría era algo inimaginable pasar más de 100 días en confinamiento” y ya se pasó ese plazo, indicó.

Mencionó que los fines de semana, con el toque de queda y actividades recreativas y restaurantes restringidas, la movilidad de personas para actividades como supermercado, consumo y al lugar de trabajo registra una baja de hasta el 90% según los análisis de los datos de Google Mobility Report.


La tendencia que muestran los datos de la encuesta referente a que más personas salen a otras actividades no laborales coinciden con los de este reporte, explicó Rodríguez.

Comentó que según el seguimiento que ha dado Cabi a esos datos, en marzo e inicios de abril la movilidad fue de 70% y a finales de abril la disminución fue de 65%.

La segunda quincena de abril y la primera de mayo se reactivó un poco y solo cayó en 55%. Luego se estableció el toque de queda por varios fines de semana y restricción de circulación de placas, por lo que en junio y julio la movilidad ha caído 58% respecto de datos antes de la pandemia, agregó el investigador.

Ficha técnica

  • La cuarta encuesta de ProDatos se efectuó el 3 al 5 de julio del 2020.
  • Se realizaron 201 entrevistas por teléfono a hombres y mujeres comprendido entre los 15 a los 70 años.
  • Incluye el área metropolitana de Guatemala: Distrito Central (25 zonas de Capital), San José Pínula, Santa Catarina Pínula, Fraijanes, Mixco, Villa Nueva, Villa Nueva, Petapa.