IGSS podría ampliar cobertura para guatemaltecos no asalariados

La cobertura del seguro social en Guatemala es del 17% de la Población Económicamente Activa (PEA), por lo que el IGSS se ha propuesto ampliar la oportunidad de integrar de forma voluntaria al Programa de Invalidez, Vejez y Sobrevivencia (IVS) a personas que trabajan en forma independiente y por servicios profesionales.

Trabajadores en distintos segmentos de no asalariados podrán optar a programas de IVS. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Trabajadores en distintos segmentos de no asalariados podrán optar a programas de IVS. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

En la actualidad el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) cubre solo a los trabajadores en relación de dependencia y a los trabajadores de casa particular (por medio del Precapi).

Carlos Contreras, presidente de esa entidad, dijo que ya se tiene preparado el plan el cual será lanzado en un plazo de alrededor de dos meses.

Se trata de una nueva normativa para crear la contribución voluntaria para el IVS y pensión al cual podrán integrarse, según ejemplificó el funcionario, trabajadores independientes, profesionales, migrantes, pequeños empresarios, taxistas y “cuentapropista”, entre otros, añadió.

Esta modalidad se basará en la figura de cuota única que está prevista en la ley y la cual no tiene que se aportada por tres partes como trabajador, patrono y Estado, sino que podrá ser aportado en forma individual.

En la actualidad el empleado en relación de dependencia aporta el 1.83% sobre su sueldo y el patrono 3.67% para llegar a una tasa de 5.5% dijo Contreras.

Para los independientes serían tasas de entre 5% a 7.5% (tomando en cuenta la contribución que debería dar el Estado), y deberá ser pagada solo por el trabajador.

La cuota mínima que estará ligada a la prima mínima que se paga en el salario mínimo vigente.

Respecto a expectativas de qué número de personas se pueden integrar al nuevo programa que anunció el IGSS, Contreras dijo que según experiencias en otros países la reacción inmediata “no es tan grande como uno esperaría” sino que las personas van decidiendo despacio conforme van viendo cómo funciona el programa.

El IGSS tenía registrados 1 millón 325 mil 537 afiliados, según datos de la institución a diciembre del 2018.

Datos de afiliados emitidos por el IGSS. (Foto, Prensa Libre: página electrónica del IGSS).

Otras posibilidades

Por aparte se analiza la posibilidad de crear una contribución voluntaria para el Programa de Enfermedad, Maternidad y Accidentes (EMA). Preliminarmente una de las opciones es que para acceder a estos servicios se deberá cumplir con un período o número de cuotas previas en el IVS por parte de los trabajadores independientes, pero aún se necesitan más evaluaciones.

Por el momento ya se abrió la cotización voluntaria para quienes se quedaron sin su trabajo asalariado, pero para no perder lo que han estado contribuyendo puede seguir pagando para llegar al número de cuotas requeridas para pensionarse, según el acuerdo 1429 del IGSS que cobró vigencia en diciembre del 2019.  Este va destinado para personas de 55 años de edad y haber aportado hasta el 31 de diciembre del 2010, 180 cuotas al programa de vejez como empleado de una empresa o institución de Estado.

Además, el Programa Especial de Protección para Trabajadoras de Casa Particular (Precapi) el cual inició en el 2009, se está revisando para definir la posibilidad de ampliar los servicios ya que se ha observado que los patronos prefieren inscribir a los trabajadores de casa particular como parte de su empresa porque el programa en mención tiene menos cobertura, añadió el funcionario. “No están utilizando el Precapi porque es muy incompleto… entonces la gente no lo quiere” expuso el presidente del Instituto.

En 10 años de operación el Precapi reporta, según el sitio electrónico del IGSS, 342 personas afiliadas. Al inicio se estimaba que pudieran inscribirse un gran porcentaje de las 110 mil personas trabajadoras de hogar.

Exploran alianzas entre el IGSS y el sector privado para cobertura en seguridad social

Hay quienes son de la idea que el IGSS se debe privatizar y que el trabajador contrate servicios privados. Otros consideran que se debe dejar la opción de que el trabajador pueda decidir si sigue pagando a ese ente estatal o pagar un seguro privado.

Sin embargo, durante el foro anual de la Asociación Guatemalteca de Instituciones de Seguros (Agis), denominado el futuro del seguro en Guatemala, la visión de diferentes sectores es que se pueden hacer alianzas público-privadas.

El objetivo es la cobertura social, pero eso no lo puede hacer solo un ente como el IGSS, sino que se deben generar alianzas para distribuir una serie de actividades y coberturas, dijo el presidente de esa entidad.


La seguridad social y la seguridad complementaria por medio de otros sectores privados puede ir generando mayores niveles de cobertura, agregó.

Contreras coincidió con Christian Nölck, presidente de Agis, en que los servicios de ambas entidades pueden ser complementarios. Sin embargo, a la fecha no se ha definido algún acuerdo de impulsar acciones conjuntas.

El presidente de IGSS mencionó ejemplos, que los seguros privados podrían brindar otras coberturas complementarias para la pensión por jubilación, cobertura de cirugías estéticas, seguro de muerte por accidentes laborales, entre otros.

Seguro social como políticas públicas

Roberto Ardón, director ejecutivo del Cacif, y moderador del foro, mencionó que en varios países recientemente las manifestaciones y malestar social han surgido por desacuerdos en bajas pensiones o coberturas de entidades de seguridad social. Por lo mencionó la importancia del seguro social en términos de gobernabilidad.

Personas son seguro de gastos médicos en el 2019. (Foto, Prensa Libre: Agis).

La seguridad social es un instrumento de paz, dijo el presidente del IGSS. En Guatemala se tiene el 17% de cobertura, por eso no es de extrañar la conflictividad y zozobra, y que algunos busquen aprovecharse de la institución por medio de venta de insumos, añadió.

Según Julio Héctor Estrada, exministro de finanzas, mencionó que una de las opciones es combinar la cobertura de seguros con las remesas. Este aspecto ayudará a las familias receptoras de remesas a tener cobertura ante imprevistos como enfermedades y accidentes.

Tanto Nölck, como Estrada y el Superintendente de Bancos Érick Vargas Sierra, mencionan que se deben actualizar regulaciones en el país para ampliar y agilizar la cobertura de seguros en el país.

Uno de los temas que deben reformarse es el Código de Comercio que permita más facilidad en la incursión de esta actividad en los diferentes segmentos y herramientas. Además de la educación financiera.

Mercado crece más de 7%

  • Según datos de Agis en el 2019 el mercado de seguros creció 7.42% con respecto al 2018. Los ejecutivos indicaron que se superó la expectativa ya que en junio del año pasado proyectaban que cerrarían el año con un crecimiento de 4%.

Este comportamiento se debió a mayor demanda de empresas e incorporación paulatina de más herramientas.

Monto del mercado de seguros en Guatemala en el 2019. (Foto, Prensa Libre: Agis).

Hace dos años se incorporaron los seguros para riesgos cibernéticos, además ya se tienen los seguros vinculados a otros servicios como tarjetas de crédito y otros.

  • Aún con ese comportamiento el índice de penetración de seguros en el país aún es bajo. Se ubica en 1.24%, en el 2018 era de 1.13%, pero en otros países del área hay cifras de entre 2% a 9%, según datos mencionados por integrantes de Agis.
  • Una de cada 5 personas en el país tiene seguro de vida, alrededor de 2.9 millones de personas, 500 mil tienen de gastos médicos, y el 10% de 3.4 millones unidades que conforman el parque vehicular en el país está asegurados, dijo Nölck.
  • También se agregó que todo el sector de seguros en el país está sobrecapitalizado, con una cifra de 36%, por lo que tiene mayor potencial para aumentar el número de asegurados.

También están a la expectativa de las decisiones de seguros para vehículos con coberturas de accidentes contra terceros.

Personas con seguro de vida en el 2019. (Foto, Prensa Libre: Agis).

Hablar de 1% del PIB en Guatemala es alrededor de Q6 mil millones, pero respecto a otros países se está rezagado, indicó Estrada, al comparar los mercados.

Expectativas por nuevo Gobierno

Respecto a las expectativas con el nuevo gobierno es que se mantengan los seguros agrícolas ante riesgos climáticos, que fueron impulsados el año pasado comentó Nölck.

Además, como parte del foro se hablo de cómo los seguros pueden ser un apoyo de las políticas públicas, indicó el experto Manuel Aguilera.

Por aparte, los países deben modernizar regulaciones, pero hay que tener en cuenta que la regulación prudencial no es para dinamizar los sectores, sino proteger al público de potenciales quiebras financieras, añadió. Además, las regulaciones buscan que no sea difícil entrar al mercado, se indicó.

 

Vehículos con seguro en Guatemala correspondiente al 2019. (Foto, Prensa Libre: Agis).

Las perspectivas para el 2020

El sector de seguros privados tiene diversas expectativas para el 2020 además que buscan impulsar los seguros obligatorios, como el caso que ya fue regulado para los vehículos.

  • Prevén una tasa de crecimiento nominal del 8%
  • Mejorar la penetración del mercado
  • Continuar con las medidas correctivas en el ramo de salud para mantener resultados técnicos positivos
  • Continuar con la solvencia patrimonial alta
  • Impulsar los seguros obligatorios
  • Impulsar el aseguramiento de bienes públicos para riesgos catastróficos

Contenido relacionado

>Los 5 puntos que incluye la política preventiva de seguridad social del IGSS

>IGSS amplía plazo para aportaciones voluntarias al programa IVS

>Trabajadores pueden verificar en sitio de internet del IGSS si patronos han pagado sus cuotas