La revelación para crear su negocio llegó en forma de suculenta

Nada más oportuno que un respiro. Eso fue para Isabel Ucelo hallar en las flores una oportunidad en medio de la pandemia. Su motivadora historia da oxígeno y devuelve el amor por la naturaleza.

Isabel Ucelo disfruta de la floristería y fue su camino para crear un negocio en medio de la pandemia.
Isabel Ucelo disfruta de la floristería y fue su camino para crear un negocio en medio de la pandemia.

“Vender plantas es como un respiro en medio de la crisis sanitaria que estamos viviendo”, señaló Isabel Ucelo, quien se convirtió en florista profesional hace ocho años, después de pasar dos años y medio desempleada.

Estudiar la carrera de florista en el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap) le abrió varias puertas, y luego de elaborar los arreglos de la primera comunión de una de sus dos hijas empezaron a llamarla para decorar las celebraciones familiares; sin embargo, con la pandemia cancelaron los eventos que estaban programados.

“Un día empecé a armar macetas con suculentas y a darles diferentes formas con distintas texturas que son propias de cada especie. Las publiqué en los anuncios del condominio y las macetas fueron un éxito. Ese día vendí 20 y fue como una revelación de que ese era mi camino, lo cual me hizo sumamente feliz. Sentí que era capaz de valerme por mis propios medios haciendo algo que amo”, expresó.

Isabel muestra parte de los productos de Isaucelosucus, además es asesora en jardinería profesional. Foto Prensa Libre: Esbin García
Isabel muestra parte de los productos de Isaucelosucus, además es asesora en jardinería profesional. Foto Prensa Libre: Esbin García
Un oasis

Fue así como surgió la idea de crear Isaucelosucus, una mezcla de su nombre con las plantas que inspiraron su emprendimiento.

La motivación de Ucelo fue advertir que puede generar ingresos sin salir de su casa ni desatender a su familia, e involucrarse en nuevas actividades que suman experiencias a su vida personal y a la sociedad, para colaborar en la economía de su hogar.

En opinión de Ucelo, la pandemia fue como un ancla para que las personas amen más la naturaleza y las plantas, ya que el encierro ha afectado emocionalmente a todas las personas.

Ella ha observado que la mayoría busca hacer un cambio positivo en sus hogares, para sentirse más cómoda.

“En las actuales circunstancias anhelamos las cosas que antes disfrutábamos sin ponerle mucha atención y que ahora se dificulta realizar, como salir a la playa o caminar en un bosque. Tener plantas en casa se ha vuelto terapéutico y poco a poco existen más fanáticos de las suculentas y los cactus”, manifestó Ucelo.

Isabel atribuye el aumento de sus ventas a la publicidad en la que ha invertido en las redes sociales y a las recomendaciones de sus clientes que han causado un efecto de promoción positivo.

Sin embargo, considera que le falta promocionarse en otros medios y ampliar el espacio de tierra para sembrar más plantas.

Para Ucelo, la orientación empresarial, organización, contabilidad y formalización van de la mano y es necesario e importante asesorarse e investigar maneras de manejar el negocio y mejorarlo cada día.

Si necesita comunicarse con Isaucelosucus lo puede encontrar en su página en Facebook como Isaucelosucus.