Los cinco factores que influyeron en el aumento del precio del tomate 

Según productores y asociaciones agrícolas, algunas razones del por qué el tomate impulsó el aumento del Índice de Precios al Consumidor afectan desde condiciones climáticas, factores de demanda externa, entre otros. 

El tomate tiene un peso de 92% dentro del consumo de los hogares y a diario demandan media libra. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El tomate tiene un peso de 92% dentro del consumo de los hogares y a diario demandan media libra. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El Instituto Nacional de Estadística (INE) reportó que el tomate tiene un peso de consumo promedio en los hogares de 92% a escala nacional. Sin embargo, existen regiones donde el consumo sobrepasa el 100%.


La presión al alza viene derivado de la cosecha anterior con precios bajos y varios productores sembraron otro tipo de productos y no tomate, porque los precios no eran favorables.

Cinco factores influyeron en el aumento de precio del tomate:

  • Decisión del agricultor: Un factor que influye en el alza, según Fasagua,  es la decisión que tomará el agricultor  al momento de sembrar, la cual en la mayoría de casos depende de los precios.
  • Condiciones climáticas: Este año el invierno copioso provocó problemas de hongos y bacterias en las plantaciones. El productor tuvo que invertir más en sistemas de drenaje, que elevaron el costo de producción, lo que sube el precio.
  • Demanda externa: A principios del 2017, en El Salvador se realizó un proyecto   que regaló semillas de tomate, y la caja bajó a unos US$4. Luego de concluir el proyecto, aumentó la demanda y la caja llegó a US$44, eso hizo más atractivo vender a ese mercado.
  • Cadena de comercialización: El intermediario  paga  Q220 por la caja de 50 libras. El precio para el consumidor debería estar entre   Q4 y Q4.5 la libra, pero en el  mercado lo colocan entre Q8 y Q10 la libra. Según Mendoza, no existe unificación en la comercialización de los productos.
  • Producto básico en hogares: Una encuesta agroalimentaria del Incap reveló que el tomate está presente en el 95% de los hogares, incluso  más que la tortilla (89%).

Erwin Ardón, jefe de la Dirección de Planeamiento (Diplan) del Ministerio de Agricultura, entidad que se encarga de efectuar los estudios de campo y precio de los productos agrícolas, refirió que esto podría contribuir a reducir la presión del precio.

El técnico explicó que los precios registrados en junio y julio han sido los más altos en los últimos cinco años en el mercado local, impulsados por varios factores del mercado, así como las condiciones del clima.

Se debe de realizar una medición de los productos que integran el costo de la Canasta Básica de Alimentos. No puede ser que un solo producto influya tanto como el tomate, pero cuando bajó, no se reflejó en la inflación.” transformer=”gsi.gn3quote.SCD_FraseGris_2017″ /]
“El tomate es uno de los productos más inestables en su ciclo de producción y este año el invierno fue uno de los más fuertes, lo que provocó enfermedades a la hortaliza”, dijo Ardón.

En los monitoreos de precio de Diplan, la caja de 50 unidades de tomate mediano se cotiza entre Q225 y Q228 la libra.

En mayo, el precio promedio de la caja era de entre Q130 y Q140.

Todos lo consumen

Ardón enfatizó que el tomate es uno de los productos de consumo básico en los hogares.

La mayoría de comidas lo emplean como base y citó, por ejemplo, la elaboración de salsas, base de recados, y caldos, entre otros.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) reportó que el tomate tiene un peso de consumo promedio en los hogares de 92% a escala nacional.

Sin embargo, existen regiones donde el consumo sobrepasa el 100%.

“Sí en tres regiones del país el precio del tomate sube, presionará el índice de precios, tal como ocurrió en julio”, señaló una fuente del INE.

La variación, explicó, no es la misma en relación con otras verduras y legumbres, en la que el peso es menor a la del tomate.

En promedio un hogar consume media libra diaria del fruto, según el INE.

Ardón subrayó que existen nuevas áreas de cultivo en Chimaltenango y otras áreas del occidente con una consistencia dura; sin embargo, el preferido por los consumidores es el fruto proveniente de Jutiapa, Baja y Alta Verapaz.

Alternativas

Fernando Trabanino, defensor del consumidor de la Procuraduría de Derechos Humanos, aseguró que han registrado quejas de amas de casa por el alto precio del tomate y sobre todo por vendedores de comida preparada, quienes han manifestado estar preocupados por este tema, pues los obligó a subir los precios de los alimentos que ofrecen.

Por el momento los consumidores deben de buscar alimentos alternos en lo que se logra estabilizar el precio del tomate en las siguientes semanas.

La presión al alza viene derivado de la cosecha anterior con precios bajos y varios productores sembraron otro tipo de productos y no tomate, porque los precios no eran favorables.

“Hemos recibido inconformidades por el precio, lamentablemente los consumidores están expuestos a factores como ciclo de cosechas, factores climáticos; sin embargo, las autoridades encargadas deberán mantener una proyección y análisis de las cosechas basándose en clima, siembra y prever cuando esto vaya a acontecer”, señaló Trabanino.

En julio pasado la tasa de inflación alcanzó 5.22%, atribuida al incremento del fruto. Eso provocó que la meta prevista de la inflación superará la meta proyectada por la Junta Monetaria.