Por qué el gasto del Gobierno podría tardar en reactivarse este 2020

La ejecución de gasto público podría reducirse por la revisión de contratos o proyectos por las nuevas autoridades y la reactivación estaría fluyendo mayo, según el Ministerio de Finanzas (Minfin).

La AmCham conocen la propuesta de siete proyectos que buscan financiamiento por la vía del DFC con la iniciativa América Crece entre ellos la construcción de una carretera con peaje. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La AmCham conocen la propuesta de siete proyectos que buscan financiamiento por la vía del DFC con la iniciativa América Crece entre ellos la construcción de una carretera con peaje. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El cambio de autoridades de Gobierno y la no aprobación del presupuesto por el Congreso tendría un impacto en la inversión pública, mientras se afinan los detalles para la solicitud de una ampliación presupuestaria, así como fuentes de financiamiento por unos Q6 mil millones que se estaría presentando a finales de mes o principio de marzo se conoció ayer.

Autoridades de la cartera del Tesoro y diputados señalan que podría haber una ralentización en la ejecución presupuestaria de proyectos, mientras se resuelven los temas administrativos financieros.

Revisión

Aunque ya se envió la circular a las dependencias públicas sobre la contención del gasto en rubros como viajes al exterior, viáticos, telefonía y otros superfluos, el viceministro de Finanzas, Edwin Martínez Cameros, confirmó que no se ha empezado con los programas de inversión en el aparato estatal, por la revisión de contratos u obras.

Lea además: ¿Cuánto dinero de las remesas se destinó a ahorro e inversión en 2019?

“La responsabilidad de hacer una revisión es de cada institución y la ley establece que cada unidad es la responsable, de lo que si puede pagar o no. Pero posiblemente, las autoridades de cada dependencia están realizando las revisiones”, declaró el viceministro en el Congreso al ser consultado.

Mencionó, que no hay problema para cumplir con los pagos en rubros de devengados, pero no pagados; salvo que exista problemas en recaudación y que afectaría posiblemente cuotas de compromisos.

“Ahora no sabemos que se va a pagar por las instituciones. Si son proyectos que están en ejecución y las máximas autoridades van a decidir si se reprograman obras o piden recursos. Para 2020 están las mismas obras”, enfatizó Martínez Cameros.

Los datos del Sistema de Contabilidad Integrada Gubernamental (Sicoin) de enero hasta ayer, señala que la ejecución presupuestaria alcanzó 6.6%, por un monto de Q5 mil 770 millones, que corresponde al pago del 50% del pago del aguinaldo, salarios para los burócratas, el pago del servicio de la deuda y de los servicios que se prestan a el Estado, como agua, energía eléctrica, telefonía, combustibles, arrendamientos, entre otros.


El ministerio de Finanzas envió la nota de contención de gasto para las instituciones públicas, que incluyen varios rubros. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

“Sin arranque”

Martínez Cameros, advirtió que la inversión pública fluirá cuando las autoridades de las diferentes dependencias comuniquen cuales serán sus prioridades de obras, aunque podrán ejecutar aquellos proyectos multianuales, es decir que empezaron el año pasado y que pueden continuar en este ejercicio.

Advirtió que estas dependencias no tienen un plazo en especificó en hacer sus prioridades, pero si se aplazan, “la ejecución podría ser más baja”.

En este caso las modificaciones son internas o sea de cada institución, pero Finanzas modificará el presupuesto 2020 con la solicitud de ampliación que se presentará al Legislativo.

Al preguntarle si visualizan una baja ejecución de gasto para el primer semestre -180 días- dependerá de la inversión pública de cada ministerio.

Citó, por ejemplo, que en el ministerio de Salud lo más fuerte y que estaría en revisión son los contratos de compra de medicamentos; en Comunicaciones, los proyectos y mantenimiento de carreteras y construcción de edificios, mientras que el ministerio de Desarrollo es la revisión de los beneficiarios de los programas sociales.

“Puede ser que exista un retraso en la ejecución o puede ser que en febrero o marzo se suscriban los contratos, pero dependerá de ellos”, enfatizó al hablar sobre el ritmo de ejecución que pronostican.

Prolongación de tiempo

Para el diputado Boris España, es muy probable que el ritmo de la ejecución en inversión se empiece a reflejar en abril o mayo ya que en los siguientes dos meses solo servirá para pagar salarios, deuda y servicios, dada las circunstancias de los saldos de caja fiscal y los procedimientos de recaudación.

“El arranque de la ejecución en inversión será en mayo con una asignación muy pobre y repercutirá en varios proyectos”, enfatizó.

El diputado Cornelio García, dijo que esperan que el ministerio de Finanzas socialice la ampliación presupuestaria, para evitar la suspensión o atrasos de la ejecución de obras que afectan a la ciudadanía.

En la citación el ministro Álvaro González Ricci, declaró que encontró un saldo de caja por Q435 millones y no por Q1 mil 800 millones.

La Comisión de Finanzas del Congreso convocó para la próxima semana al ministro para exponer la situación de las finanzas públicas, la recaudación, el saldo de la deuda pública, readecuación y ampliación presupuestaria.

Ordenamiento administrativo

Julio Héctor Estrada Domínguez, exministro de Finanzas, declaró que es lógico que se presente esta situación por el cambio de autoridades y la no aprobación del presupuesto.

“Se pudieron haber preparado tal como se expuso el año pasado, y solo tenían que ponerse de acuerdo con cada ministerio para hacer la reprogramación con la Dirección Técnica del Presupuesto, reordenamiento para poder funcionar en algunos proyectos de arrastre para continuar, seguir pagando y ajustar la ejecución”, precisó.

Aclaró que es una situación no depende solo de Finanzas, si no que, las unidades financieras de cada institución, en actualizar su planificación, sus proyectos, reordenar y priorizar cuales son los esenciales, pero en el fondo es un tema administrativo.

Enfocarse en este reordenamiento, podría salir en dos meses o en los siguientes 90 días, pero es algo de manera inusual, cuando entra un Gobierno nuevo, sin un presupuesto aprobado.

“Si fuera el mismo Gobierno ya sabe hacer la coordinación, pero con personas nuevas se complica el asunto. El mensaje es que es un tema administrativo y los financieros deben sentarse juntos en el 18 nivel de Finanzas, encerrarse tres días para sacar los documentos”, aconsejó el exministro.

Meta paralela

González Ricci, dijo que se le pondrá una meta paralela de cumplimiento a las autoridades de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), al preguntarle sobre la evaluación del superintendente Abel Cruz Calderón.

“Lo que manda la ley es que se mantendrá la misma meta de recaudación que es de Q64 mil millones y este año se logrará porque la recaudación crece de manera orgánica por Q2 mil 500 millones. Vamos a plantear un convenio paralelo, para que, con los debidos análisis vamos a exigir a la SAT una meta más agresiva”, afirmó.

Pactos colectivos

En la citación con los diputados el ministro reiteró ayer que necesitan por lo menos unos Q6 mil millones para cubrir las principales necesidades, sobre todo en el cumplimiento de los pactos colectivos, con los ministerios de Educación, Gobernación y Salud, pero las necesidades alcanzan unos Q10 mil millones.

Le puede interesar: Los 5 gigantes tributarios que quitarán el sueño al que esté a cargo de la SAT

Para Gobernación la cuota es de Q600 millones, Salud, Q500 millones y Educación, Q720 millones, que suman Q1 mil 820 millones.

El funcionario confirmó que hay solicitudes de fondos del sector justicia por unos Q1 mil 378 millones, así como una capitalización al Crédito Hipotecario Nacional.

Contenido relacionado

> Nuevo gobierno empezará colocación de deuda bonificable

> Los logros y desaciertos fiscales durante el Gobierno de Jimmy Morales

> Guatemala buscará en seis meses mejorar tiempos de mercancías en aduanas