Jennifer Lawrence es Joy by Dior

Perfumerías Fetiche presenta la nueva fragancia femenina Joy, by Dior.

Perfumerías Fetiche lanza esta nueva fragancia para sus clientes más exigentes: Joy, by Dior.
Dior siempre se ha consagrado a la felicidad de las mujeres. Esta misión es una dedicación, una obsesión que le guía.
Desde su entrada en escena en 1947, saliendo de los años oscuros, hasta hoy,día en el que dispuso a revelar su nueva creación.
El alma Dior sigue siendo, siempre, de impactante feminidad, de lujo y de placer. Su nueva fragancia se inscribe en este espíritu, el de una promesa de felicidad encarnada en el lujo de un glamour original, nunca olvidado. Es una nueva declaración de amor a la vida.
Una historia jamás contada antes, una expresión de nosotros mismos y un regalo hecho a las mujeres. Como si Christian Dior volviese y se presentara con la misma bondad y convicción, y dijera: “¡Creadme un perfume que huela a alegría!” JOY by Dior es como una evidencia sensorial, un abrazo en el que abandonarse, una embriaguez de los sentidos que nadie cuestiona.


La única palabra vuelve a la mente con la fragancia es: la alegría. El 'alma Dior' siempre ha sido de impactante feminidad, de lujo y de placer, y esta nueva fragancia se inscribe en este espíritu. Es una nueva declaración de amor a la vida. Una historia jamás contada, una expresión de nosotros mismos y un regalo para las mujeres.
Jennifer Lawrence es el rostro de Joy y protagoniza una película: Azul, el agua de la piscina. Blancos, los muros de la villa hollywoodiense. Cálido, el sol sobre su piel. La noche como el día, el mundo se despliega ante sus ojos. Ante la cámara de Francis Lawrence, su cómplice desde siempre, aquel que la ha revelado al mundo en “Hunger Games”.
Jennifer Lawrence declina todos los degradados de este sentimiento tan particular. Una sensación en la que se sumerge y se abandona, ingrávida, a flor de piel. Pegada a ella, la cámara captura sonrisas y miradas, su luz única. La alegría en estado puro.

La invención de la plenitud
Tres pasos hacia atrás, el cuadro se presenta ante nosotros, uno y entero. Visto desde más cerca, su construcción se ve más densa. Un paisaje olfativo pixelado que es difícil de contemplar siguiendo los tres tiempos tradicionales de cabeza, corazón y fondo.
Nombrar todas sus flores, presentar la lista exhaustiva de sus materiales sería en vano. La lista se estira pero la magia resiste. Porque JOY by Dior es, ante todo, un gesto de perfumista

La sonrisa vibrante de las flores y de los hespérides: Regocijos inmediatos, la cáscara de Bergamota y la Mandarina subrayada de aldehídos explotan al unísono con las flores. La Rosa, usada en Esencia y en Absoluto y el Jazmín embriagador se mezclan a estos frutos jugosos en una sonrisa vibrante.
La caricia untuosa de las maderas:  Inmediatamente, nos sentimos rodeados, acariciados por una madera untuosa y láctea. Es el Sándalo cálido y cremoso que nos envuelve con suavidad, sostenido por una ligera pizca de Cedro y una gota de Pachulí.
La serenidad de los almizcles:  De entre la numerosa familia de los Almizcles, algunos están ahí especialmente escogidos y dosificados, ma non troppo, para envolver el conjunto de un soplo claro y empolvado. Los Almizcles evanescentes se encuentran con las maderas y las flores que a su vez, las llenan y las encarnan. El efecto es de un perfume de piel, una firma íntima, suavemente sensual.