Alimentos para familias en riesgo de hambre llegarán tarde

El Ministerio de Agricultura (Maga) recibirá propuestas para comprar granos básicos dentro de un mes, cuando el periodo de abre estacional ya se agudizó.

El Maga licita la compra de granos básicos para asistencia alimentaria. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El Maga licita la compra de granos básicos para asistencia alimentaria. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La atención a las familias que padecen inseguridad alimentaria durante el periodo de hambre estacional podría llegar tarde este año debido a que el Ministerio de Agricultura todavía gestiona la compra de granos básicos a través de licitaciones que aún no avanzan.

El periodo de hambre estacional ocurre todos los años y afecta principalmente a las familias de agricultores cuyas cosechas no alcanzan para vivir, pero que particularmente en esta temporada se acaban, aún no es época de siembra y tampoco encuentran trabajo.

En Guatemala, este periodo se registra de forma regular entre marzo y agosto, pero, según la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesán), este año se comenzó desde la primera quincena de febrero.

El Maga responde a este escenario que cuenta con raciones de alimentos para dar asistencia a los afectados mientras se concretan las compras y que no se ha dejado de atender a estas familias.

La asistencia que ofrece la cartera es parte del Plan para la Atención del Hambre Estacional, que fue aprobado por el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Conasán) en marzo pasado.

Lea también: Maga prioriza contrataciones y reduce presupuesto a asistencia

En años anteriores, este plan se centraba en la atención de los agricultores afectados en los departamentos del Corredor Seco, Santa Rosa, Jalapa, Zacapa, Chiquimula, Jutiapa, El Progreso y Baja Verapaz, pero este año se decidió atender a los afectados en los 22 departamentos.

Según ese plan, el Maga tiene un presupuesto de Q458 millones 738 mil 714, para dotar de alimentos a las familias a cambio de trabajos comunitarios -alimentos por acciones-; además, dar asistencia alimentaria a los damnificados por eventos climáticos y desastres naturales -como los afectados por la canícula prolongada del 2018- y a personas que estén vulnerables a riesgos.

Ese presupuesto también se destina para que la cartera apoye la producción de alimentos en la comunidad, que haya mejoras en los hogares, que se fortalezca la economía campesina a través de la agricultura familiar, que haya mecanismos el para desarrollo a través de agricultura alternativa y la entrega de insumos para mujeres beneficiaras de un programa de aves de corral.

Proceso lento

Actualmente, el Maga tiene en proceso cuatro eventos de cotización para la compra de avena, aceite, frijol rojo y maíz amarillo, además de licitaciones para la adquisición de arroz blanco, frijol negro, bebidas nutritivas de maíz y soya y harina de maíz nixtamalizada.

Dichos productos podrían tenerse en las bodegas en mayo, tres meses después del comienzo del periodo de hambre estacional y tres meses antes de que este concluya, según las previsiones de la Sesán.

Lea también: Niños de 15 departamentos están en riesgo de desnutrición aguda

Atención tardía

Jorge Pernillo, coordinación de la Escuela de Nutrición de la Universidad Panamericana, estima que el proceso de compra se podría agilizar con transferencias monetarias a las familias identificadas con necesidad de atención. Esto además daría opción a que se diversifique la dieta.

Según el experto, además los procesos son largos y la distribución podría comenzar en junio, pero la emergencia ya está activa y las personas están en crisis porque no tienen reservas de alimentos al ser perjudicadas por la pérdida de cosechas del año pasado.

La distribución de alimentos además aumenta costo, vicios en la selección de beneficiados.

“Se debe proteger a estas familias, procurar que no se mueran niños por desnutrición aguda y que las familias no pasen hambre, pero también enseñar a la gente a tener resiliencia y mejorar sus modos de vida”, indicó Pernillo.

Noemí Racancoj, quien fue representante de sociedad civil ante el Conasán, señala que las instituciones deberían tener la previsión de la ayuda alimentaria que necesitan para atender a la población porque es una situación que se da todos los años.

La experta cree que, debido al proceso electoral de este año, la entrega de la ayuda podría prestarse a la campaña y se podría beneficiar a quienes estén afiliadas a un partido político.

Además, dice se debe tener en cuenta la calidad de los alimentos porque debido al proceso tardío el producto llega en malas condiciones a su destino.

“Se tienen los planes, pero solo se queda en un documento, porque las instituciones no llegan a tiempo y otra vez vamos a quedar en deuda con la población”, indicó.

Lea también: Desnutrición aguda no disminuye y se podría agravar el próximo año

Afectados

Hasta el 9 de marzo, el Ministerio de Salud había reportado tres niños muertos por desnutrición, dos en Huehuetenango y uno en Alta Verapaz, e identificado a dos mil 141 niños menores de 5 años afectados por ese mal.

Estos son los productos que se comprarán y el estatus de la gestión, según el Maga:

  • 92 mil bolsas de un kilo de avena en hojuelas: Este evento ya fue adjudicado y se está a la espera de la resolución de aprobación. Se estima que el producto ingresará a las bodegas el 15 de mayo.
  • 78 mil 492 botellas de aceite de 800 mililitros y 12 mil bolsas de 50 libras de maíz blanco: La junta calificadora está en revisión de ofertas, si el evento es adjudicado, se estima recibir el producto el 15 de mayo.
  • 16 mil 70 bolsas de frijol rojo en presentación de 10 libras cada una: La junta de licitación está en revisión de ofertas, si el evento es adjudicado se espera recibir el producto el 22 de mayo.
  • 24 mil 825 bolsas de maíz amarillo de 25 libras cada una: Esta compra está en fase de revisión de bases de cotización. De ser adjudicado, el producto llegaría a las bodegas el 12 de junio.
  • 297 mil bolsas de arroz blanco de 10 libras cada una, 26 mil 500 bolsas de frijol negro de 10 libras cada una y 1 millón 908 mil bebidas nutritivas de maíz y soya: Está en espera de recibir ofertas. De ser adjudicados se estima que el producto llegaría a las bodegas entre el 20 y 27 de junio.
  • 53 mil bolsas de harina de maíz nixtamalizada de cincolibras cada una: Este proceso aún se encuentra en revisión de bases.

La compra de los granos y productos para la asistencia alimentaria se hace a través de licitación y cotización debido a que hay un impedimento legal para utilizar un contrato abierto.

Contenido relacionado

Agricultores del Corredor Seco piden auxilio por sequía

Maga reconoce incapacidad para atender inseguridad alimentaria este año

El maíz es el cultivo más afectado por la sequía

0