Estos son los cinco puntos de la ciudad donde más se complica el tránsito cuando llueve

En días de lluvia el tránsito se complica en la ciudad de Guatemala, en las cinco arterias donde el congestionamiento es más alto circulan más de 486 mil vehículos.

Publicado el
tránsito en guatemala
El bulevar Liberación es una de las áreas más transitadas de la capital y donde, en época de lluvia, más tránsito se registra. (Foto Prensa Libre: Elmer Vargas)

Con cada lluvia el tránsito en la ciudad se paraliza y lo que llevaba minutos trasladarse de un punto a otro, se extiende a varias horas. Hay cinco puntos que EMETRA ha identificado donde la carga vehicular es alta cuando llueve.

Amílcar Montejo, intendente de tránsito de la capital, menciona en esa lista el bulevar Liberación, el Anillo Periférico, la calzada Aguilar Batres, la Calle Martí y la conexión Roosevelt de Guatemala a Mixco, son las rutas de mayor demanda. En estos puntos transitan más de 486 mil vehículos cada día.

Son rutas que presentan la mayor cantidad de acumulación de agua porque hay pasos a desnivel, puentes, hay arriates con árboles, la infraestructura ocasiona que se formen posas de agua que complican el paso de los automovilistas.

Montejo menciona que baje el nivel del agua en las calles puede llevar un aproximado de 8 a 10 minutos, tiempo en que los tragantes logran succionarla y deja libre el paso.

Hay 46 mil tragantes en la ciudad, pero la basura que pueden acumularse en estos dificulta que cumplan su función.

En días de lluvia normal pueden caer entre 15 a 20 milímetros de agua, pero en los días donde las precipitaciones son intensas puede sobrepasar los 30 milímetros, bajo esas condiciones es que el tránsito colapsa.

El paso a desnivel de la Aguilar Batres, a la altura de la 13 calle de la zona 11, es uno de los puntos en donde suele haber acumulación de agua. En el Anillo Periférico hay inundaciones en la 13 calle de la zona 11 en cercanías del puente de Cejusa, en los puentes de Miraflores, Villa Linda y el Incienso. También en la Calle Martí y en la Calzada Roosevelt. En estos puntos hay hondonadas donde fácilmente se acumulación de lluvia.

Cuando esto sucede un conductor puede llevarse el doble de tiempo en llegar a su destino, indica Montejo, pues la circulación en las calles se torna lenta.

Son puntos de riesgo de deslaves y derrumbes sectores montañosos como carretera a El Salvador, Calzada la Paz, la ruta al Atlántico, San Cristóbal, el área cercana al puente El Incienso en el sector de Anillo Periférico.

Accidentes

A diario se contabilizan unos 80 vehículos averiados en las calles de la ciudad, cuando llueve la cifra puede llegar a 150, es un promedio de seis automotores que se quedan varados en cada zona, lo que complica aún más el tránsito.

Las causas pueden ser varias, desde averías de calefacción, falta de retrovisores, vidrios empañados, llantas en mal estado, problemas mecánicos, reporta Montejo.

Durante la temporada de lluvia se registra un promedio de 60 accidentes de tránsito diarios entre semana, cuando lo común son 30 percances.

“El llamado es a la responsabilidad, a ser respetuoso a las indicaciones de las autoridades, mantener una revisión constante el vehículo para que pueda aguantar congestionamiento, cantidad de agua, y un sistema de calefacción que le permita al conductor seguir su marcha”, son las recomendaciones que da Montejo a los conductores.

Cada año llueve más

De acuerdo con Héctor Flores, secretario general de la Municipalidad de Guatemala, el comportamiento de la lluvia en la ciudad no es uniforme por lo que, según la intensidad de las precipitaciones en cada lugar, así será el impacto. “Usualmente se ven afectadas las áreas más bajas a donde el agua confluye por gravedad proveniente de áreas o suelos más altos”, dice.

Agrega que el promedio de lluvia diario usual en septiembre es de 37.2 milímetros, sin embargo, este mes se reporta un incremento de más del doble, pues se ha llegado hasta los 100 milímetros por día, lo que genera impactos en los servicios públicos de la ciudad, como la administración del tránsito.

La intensidad de las precipitaciones ocasiona derrumbes y deslizamientos en ciertos pasos, que pueden no ocurrir en los límites de la ciudad, pero que al final impactan en la movilidad del municipio de Guatemala, y que pueden incrementar los accidentes de tránsito, la cantidad de vehículos descompuestos, y las inundaciones que se producen en puntos específicos.

Flores menciona que la Municipalidad capitalina busca trabajar distintos planes y proyectos para atender esta problemática.

La intensidad de las lluvias, según Alejando Maldonado, ex director de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), es producto de los efectos del cambio climático, y en cada temporada será más notorio. El inconveniente es que la infraestructura de las ciudades tiene un atraso de décadas, por lo que la acumulación de agua y daño en calles seguirá impactando a la población.

Añade que los colectores, los sistemas de drenaje, no fueron diseñados para los caudales que se están viendo en la actualidad. “Desde hace años deberíamos de haber estado trabajando con una visión hacia el futuro y no construir solo para cubrir la necesidad de hoy, sino ver que necesidades se tendrán de acá a 20 o 30 años y esas son las obras de infraestructura que se deberían de estar desarrollando hoy, porque no se hacen de la noche a la mañana”, dice.