Incendios forestales consumen más de tres mil hectáreas en el país

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) alertó que tres mil 37 hectáreas de bosque han sido devoradas por las llamas en tres grandes incendios en el país.

Un brigadista de la Conred intenta sofocar las llamas en Los Amates, Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Un brigadista de la Conred intenta sofocar las llamas en Los Amates, Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

De acuerdo con las cifras de la Conred, en la actual temporada se han atendido unos 645 incendios forestales y 309 no forestales, y aunque han sido extinguidos en su mayoría, aún hay focos que son alimentados por el calor y el viento de la temporada.

La devastación reportada, de acuerdo con la comparación más común, tendría el tamaño de más de tres mil campos de futbol de bosque y vegetación.

En Izabal aún hay incendios que arrasan con varias especies de plantas nativas y que no han podido controlarse por completo.

Mayra Arévalo, delegada de la Conred en Izabal, informó que hay un tercer incendio que se registra en la presente temporada y se encuentra dentro de una finca privada donde se efectúa la llamada “quema de desechos post aprovechamiento”, que se supone son maniobras controladas; sin embargo, el fuego se extiende derivado de las altas temperaturas que azotan la región.

Lea también: Tala en la Biosfera Maya causa controversia entre pobladores y cooperativa

Usuarios de redes sociales compartieron imágenes del siniestro en las cuales se evidenciaba que las llamas eran fuertes y alcanzaban la carretera entre Trincheras y Mariscos. También alertaban a las autoridades para que fuera controlado.

En las redes sociales, la Conred alerta sobre la temporada de incendios en el país, y advierte de que debe tenerse cuidado al manejar cualquier tipo de fuego, ya que el viento y las altas temperaturas pueden hacer que cualquier llama se salga de control.

“Si se realiza una fogata, hay que tomar las precauciones necesarias en cuanto al lugar en la que se va a realizar, que esté libre de cualquier tipo de materia que pueda arder, como pastos, ramas secas y hojarasca”, dice la Coordinadora.

Otra recomendación es evitar hacer “manejar fuego” cuando el aire es muy fuerte y cuando las temperaturas son altas durante ciertas horas del día. 

La Conred también advierte de que los incendios forestales también pueden ser provocados. En varios casos esta práctica conlleva la intención de obtener la leña seca que queda tras el paso de un incendio, o “aprovechar” para limpiar el lugar y desarrollar proyectos inmobiliarios o para invadirlo con el objetivo de hacer viviendas.

Las altas temperaturas atizan los incendios en el país. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

En este caso, las autoridades recomiendan denunciar cualquier presencia sospechosa o extraña de personas en áreas boscosas.

Además, si se observa que un incendio forestal amenaza alguna vivienda, alertar a las autoridades de inmediato. 

“Un incendio debe controlarse para que no continúe afectando la vegetación y no se extienda a otras zonas boscosas de donde se registra”, recomendó Arévalo.

Además: Cámaras captan las maravillas naturales que habitan las selvas peteneras

En el caso específico de los incendios en Izabal, Roberto Recinos, delegado regional de la Conred, indicó que se activaron los protocolos establecidos para el control de siniestros y que junto con la Coordinadora Departamental se ejecutaron acciones.

Los incendios forestales no dan tregua en regiones ricas en bosques, como Petén. A principios de este mes, autoridades denunciaron que grandes extensiones de bosque de la Reserva de la Biosfera Maya son arrasadas por incendios forestales que avanzan sin control, dejando a su paso una estela de destrucción en uno de los pulmones verdes más importantes de la región.

La situación en Petén no parece ser tan sencilla, pues la falta de lluvia se agudiza en ese departamento, al extremo que se cree que este año ha llovido menos que en los últimos 17.

El impacto que tienen los incendios forestales sobre los recursos naturales de la Biosfera Maya, en Petén, son incalculables. (Foto Prensa Libre: Cortesía Conap)

Contenido relacionado

> El efecto dominó que puede empujar a la Tierra a un efecto de invernadero irreversible

> Disponibilidad del agua será cada vez menor, revela estudio

> Estos son los secretos que la civilización maya aún guardaba y que acaban de ser descubiertos

0