Mides invierte Q500 mil en desayunos y almuerzos repartidos en dos hospitales que atienden pacientes con covid-19

El Mides reparte desayunos y almuerzos en los hospitales temporales acondicionados para tratar pacientes infectados con el nuevo coronavirus en Parque de la Industria y de Quetzaltenango, mientras que las cenas están a cargo del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS).

Médicos han denunciado la falta de equipo para atender el covid-19. (Foto Prensa Libre: Fernando Cabrera)
Médicos han denunciado la falta de equipo para atender el covid-19. (Foto Prensa Libre: Fernando Cabrera)

Luego de más de 50 días de que, se confirmó el primer contagio del nuevo coronavirus en el país, el personal médico del Hospital temporal acondicionado en el Parque de la Industria denunció ayer que reciben equipo improvisado o de mala calidad y además la comida que les reparten no es la adecuada para la salud de ninguna persona.

“Realmente la comida está en condiciones deplorables, en algunas ocasiones hemos presenciado carne con moho, papas podrida, a veces la cena tanto para médicos como para pacientes es poco más que un pan y eso no es adecuado para la salud de nadie”, denunció uno de los médicos en conferencia de prensa.

El reparto de los desayunos y almuerzos en dicho hospital y el de Quetzaltenango está a cargo del Ministerio de Desarrollo (Mides) y son las raciones de comida que entregaban en los comedores sociales, los cuales fueron suspendidos para evitar aglomeraciones de personas y respetar el distanciamiento social para que no se propague el virus.

Los alimentos servidos son comprados a la empresa Banquetes de Guatemala, S.A., el servicio es brindado por el contrato abierto que viene desde 2018. Según la cartera, ha invertido Q500 mil en 28 mil 920 raciones (desayunos y almuerzos) que han dado en dichos hospitales durante la emergencia nacional de la covid-19. No obstantes, las cenas están bajo la responsabilidad del MSPAS.

Aníbal de la Vega, subdirector de Comedores Sociales del Mides, explicó que, las raciones de comida que antes se repartían en los comedores son enviadas a dichos centros hospitalarios, dos albergues para adultos mayores, un albergue de personas en vulnerabilidad, un albergue con pacientes de la Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico (UNAERC) y al albergue para migrantes deportados Ramiro de León Carpio

En total, durante la emergencia nacional del covid-19, el Mides informó que ha repartido 33 mil 675 raciones de comida en dichos lugares. No obstante, en las redes sociales fueron compartidas fotografías que mostraban que las comidas llevadas a los médicos y pacientes era una pequeña pieza de pollo con puré de papa y en otra ración eran dos salchichas junto a frijoles.

Anibal de la Vega, subdirector de comedores sociales del Mides, muestran como entregan los desayunos y almuerzos en el Hospital del Parque de la Industria y de Quetzaltenango. Foto Prensa Libre: Noé Medina

Vega aclaró que dichas imágenes no corresponden a las raciones que entregan a los encargados de repartir los alimentos en los centros hospitalarios, porque en cada una comida acondicionan diversos alimentos con sus complementos los cuales van empaquetados por aparte. Indicó también que, el reparto se hace bajo todas las medidas de higiene.

Además, indicó que en el centro hospitalario del parque de la Industria han repartido 9 mil 260 desayunos y 13 mil 115 almuerzos desde el 25 de marzo a la fecha y se ha pagado a la empresa Q313 mil 132.50.

Mientras que, en Quetzaltenango desde el pasado 6 de abril, han brindado 3 mil 135 desayunos y 3 mil 410 almuerzos y cancelado aproximadamente Q200 mil. Asimismo, Vega explicó que el reparto de las raciones es supervisado por una nutricionista del Mides, otra de Salud y también otra profesional de la nutrición de la empresa para confirmar que los alimentos sean repartidos bajo todas las cualidades nutritivas e higiénicas.

Asimismo, por parte del MSPAS, el viceministro de Hospitales, Germán Scheel dijo que es totalmente falso que se le ha repartido alimentos en malas condiciones, porque él constató que las raciones de comida están perfectamente preparadas, con buen sabor y bajo medidas de higiene.