Monitoreo reporta menos días de clase que la cifra oficial 

Contrario a la cifra que el Ministerio de Educación (Mineduc) anunció al final del ciclo electivo, de un cumplimiento promedio de 189 días de clases, el reporte de Empresarios por la Educación señala que faltaron cuatro días para que los establecimientos públicos cumplieran con la cantidad mínima de 180 días que estipula el calendario escolar.

Monitereo de Empresarios por la Educación señala que este año no se logró con la meta de 180 días de clases, la cifra alcanzada en promedio fue de 176. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Monitereo de Empresarios por la Educación señala que este año no se logró con la meta de 180 días de clases, la cifra alcanzada en promedio fue de 176. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Este año el ciclo escolar comenzó el 8 de enero y desde ese día la ciudadanía contribuyó en monitorear el trabajo en las escuelas. Los datos se recogieron por medio de una plataforma digital.


De acuerdo con el informe presentado este jueves, la plataforma registró 122 mil 920 reportes hasta el 22 de noviembre, que corresponden a 823 establecimientos en 18 departamentos.

Cuando las escuelas deberían estar abiertas durante todo el ciclo escolar, los días que estuvieron cerradas representan el 11.7% del mínimo de días de clases que los estudiantes deben recibir.

La principal razón por los días perdidos fueron las manifestaciones protagonizadas por los docentes, el 37.8%.

Mientras que para organizarse y planificar los paros magisteriales, los docentes tambien dejaron de dar clases, lo que equivale al 12.8% de los días perdidos.

Otras de las causas fueron las ferias patronales, desastres naturales y condiciones climáticas, pero estas no sobrepasan ni siquiera el 2% de los días que los estudiantes no recibieron clases.

El incumplimiento de días de clases alcanzó las cifras más altas en abril y mayo, el 26% y 19%, respectivamente. Mientras que los estudiantes de Quiché y Escuintla fueron los más afectados por los cierres.

Aunque la mayoría de los centros educativos públicos no cumplió con los 180 días de clases, Gabriel Biguria, de Empresarios por la Educación, refiere que el Mineduc ha hecho un esfuerzo por alcanzar esa meta, pues el año pasado el número llegó a 170.

Le puede interesar: Escuelas en riesgo de no cumplir con los 180 días de clases

Recomendaciones

El informe sugiere mejorar el uso del tiempo en las aulas para elevar el aprendizaje de los estudiantes, así como implementar una metodología de registro de la asistencia escolar y días de clases, valiéndose de mecanismos digitales que proporcionen información real.


De acuerdo con el viceministro de Educación, José Moreno, la diferencia entre los datos de Empresarios por la Educación y del Mineduc se explica porque aquellos se obtienen con base a un “mecanismo muestral” y la ciudadanía dispersa en distintas zonas del país reporta en una plataforma digital cuando una escuela está cerrada.

Mientras que el Mineduc usa un “mecanismo censal”, que abarca a todos los establecimientos.

El Mineduc recibe reportes de los directores de cada centro, los supervisores y los directores departamentales, que emiten actas con los datos que llega a las autoridades, que “confían”, en los números que reciben.

“Hay una diferencia en los datos y tenemos que conciliar una manera conjunta de medición que nos permita dar uno certero”, refirió Moreno. “Podemos estar o no de acuerdo con el número, lo importante acá es que el estudiante reciba el sistema educativo que merece, esa es la tarea que todos tenemos”, agregó. 

Más que 180 días de clases

De acuerdo con Biguria, más allá de cumplir con los 180 días de clases se debe aspirar a tener una educación de calidad, pero esto se convierte en utopía al ver que el 80% de presupuesto del Ministerio de Educación está destinado al pago de salarios.

“Los últimos pactos colectivos han afectado una parte importante del presupuesto. Esos incrementos han canibalizado los programas que deben velar por la calidad educativa. No va a alcanzar nunca el dinero del presupuesto por más que lo incrementemos, si lo seguimos destinando a pactos colectivos sin control”, señaló el presidente de Empresarios por la Educación.

En febrero pasado, el Mineduc y el Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (STEG) suscribieron un acuerdo del pacto colectivo que entre otros beneficios contemplaba el 15% de incremento salarial repartido durante los tres años venideros.

Para presionar al Gobierno por el cumplimiento de lo acordado, el magisterio se declaró en huelga por varios días.   

Las medidas de hecho tuvieron efecto y para el 2019 recibirán el 10% del aumento, lo cual ya está contemplado en el presupuesto de la cartera, la suma para cumplir con el compromiso es de Q1 mil 600 millones. El 5% restante lo recibirán en el 2020.

Hasta el momento, los pactos colectivos acordados no reflejan una mejora en la calidad educativa, según expertos.

El magisterio se declaró en asamblea permanente en abril, el paro de maestros fue de 21 días. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Días sin clases

  • 17 abril

Joviel Acevedo, secretario del (STEG), anunció la huelga de maestros por incumplimiento de pacto colectivo, hubo movilizaciones en la provincia y marchas en la capital.

  • 18 abril

Diez direcciones departamentales de Educación amanecieron tomadas por docentes del STEG.

  • 25 abril

Al menos 30 mil docentes se sumaron a la asamblea permanente, y el ciclo escolar fue irregular. 

  • 8 mayo

En carpas, maestros pernoctaron en la Plaza de la Constitución por dos noches como medida de presión. Otro grupo tomó el Mineduc.

  • 10 mayo

Representantes de la Cámara del Agro denunciaron en el Ministerio Público a Acevedo por los delitos de reuniones o manifestaciones ilícitas, instigación para delinquir, incitación pública y sedición.

  • 11 mayo

Luego de 21 días de huelga y cuatro días de plantón, maestros acordaron finalizar el paro y reanudar las clases el 14 de mayo. 

"Tenemos recursos limitados, no podemos seguir pagando pactos colectivos desordenadamente y de allí esperar que mejorará la calidad educativa, al contrario, lo que estamos haciendo es condenando a nuestros niños a un rezago mientras los fondos se están yendo bajo presión al pago de nóminas", señaló Biguria.

Cuando uno de cada tres jóvenes abandona el sistema escolar, según el estudio, Moreno lo consideró como alarmante. "Oír que a un niño no le interesa ir a la escuela es preocupante. Es probable que no hayamos logrado venderle la idea que la escuela cambia el futuro. Hay que regresar esa magia de la educación al imaginario del niño", agregó. ” transformer=”gsi.gn3quote.SCD_ColumnaRelacionadaNota_2017″ /]

Contenido relacionado

> En duda meta de  180 días efectivos de clases
> El 63% de los agresores sexuales que reporta el Renás trabaja en el área educativa
Siguen abusos sexuales de maestros contra alumnos