Comunitario

El reto de la refacción escolar es que deber ser nutritiva y apropiada

Aunque el menú escolar es variado y atractivo, en realidad los estándares nutricionales aún deben mejorarse.

Por Ana Lucía Ola

Durande años, la calidad de la refacción escolar ha sido un tema sensible para el Ministerio de Educación. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Durande años, la calidad de la refacción escolar ha sido un tema sensible para el Ministerio de Educación. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

El Ministerio de Educación (Mineduc) cuenta solo con 25 nutricionistas para revisar la calidad de la refacción para 2.2 millones de escolares de preprimaria y primaria, la cual preparan las organizaciones de padres de familia (OPF) con fondos que les entrega esa cartera. 

Los padres de familia cuentan con un manual de 20 menús, los cuales, según el texto, cumplen con un 25 y 35 por ciento de las exigencias dietéticas de energía y proteínas que requieren los menores y respeta la pertinencia cultural. Es una guía de lo que deben servir.

El Mineduc trabaja con 25 expertos en nutrición para velar por que la refacción escolar cumpla con esos requisitos. “Los menús están nutricionalmente equilibrados, asesorados por profesionales que conocen del tema, pero falta acompañamiento porque los nutricionistas los tenemos en las cabeceras departamentales. Necesitamos llevarlos a los 340 municipios del país”, afirmó Óscar Hugo López, ministro de Educación.

Entre los problemas detectados el funcionario enumeró que se ha servido menor cantidad de alimentos de lo previsto y manejo inadecuado de estos, como sucedió en San Marcos, donde 115 niños de entre 8 y 12 años, de la escuela de San Rafael, San Antonio Sacatepéquez, sufrieron intoxicación al comer arroz y frijol.

En las opciones del menú se encuentran atol de haba con leche y tamalito de frijol con salsa; fresco de naranja fortificado y chaomein; atol de plátano y huevo con tomate; atol de avena y espagueti con carne vegetal; refresco de horchata de arroz y enchilada de carne; y atol de harina fortificada con chocolate y tortilla con macuy guisado, entre otras.

Lea también: Roban un fusil a agentes de SAAS en Quetzaltenango

Asimismo, el viceministro Héctor Canto mencionó que 20 mil 205 OPF tienen convenio con el Mineduc y pueden recibir fondos para alimentación. Si cayeran en incumplimiento, como utilizar el dinero para otros fines, pueden ser sancionadas con multas ante la Contraloría General de Cuentas o, dependiendo de la gravedad de la falta, el caso puede ser llevado ante el Ministerio Público. Canto agregó que las organizaciones reciben orientación para preparar el menú sugerido.

Carencias en el menú

Consultada al respecto, la nutricionista independiente Diana Rivas comentó que el menú que sirven las OPF es “dinámico y claro”, pero pobre en micronutrientes —vitaminas y minerales que se encuentran en frutas y verduras—, ya que estos se incluyen para refrescos, pero no en su forma natural.

La falta de micronutrientes acarrea deficiencias en el crecimiento, retraso cognitivo y debilidad inmunológica, según informe de la Unicef. Estas carencias se califican a menudo como “hambre oculta”, porque se desarrollan gradualmente con el tiempo y sus efectos devastadores no se observan hasta que ya han causado daño irreversible.

Marlenne Barrera, también nutricionista, menciona que no todos los menús incluyen grasas insaturadas -presente en frutos secos, aceites vegetales y aguacate-, “un componente esencial para que los niños tengan mejor memoria y concentración”.

Un punto positivo, según Rivas, es que “hay muchas combinaciones de alimentos que proporcionan al niño aminoácidos para su crecimiento”. Mientras que Barrera resalta la presencia de “proteínas de alta calidad como huevo, pollo y carne roja”.

Aunque es un menú con pertinencia cultural, no todos se ajustan a las distintas regiones del país. Por ejemplo, Johana Marisol Morales Castro, directora de la escuela Cantón San Bartolomé, Suchitepéquez, dijo que tuvieron que cambiar una de las opciones sugeridas por el Mineduc porque se percataron de que a los niños no les gusta el frijol colorado con Protemás, y pidieron autorización para cambiarlo por pollo guisado.

El ministerio tenía asignados para el programa de alimentación escolar Q984 millones 14 mil 520, y ha ejecutado Q679 millones 115 mil 268, que corresponden al primero y segundo desembolso, para 50 días cada uno. Según el viceministro de Finanzas, Víctor Martínez, para garantizar el cumplimiento del programa se han asignado más recursos, pues se tiene pendiente un tercero y cuarto pago, de Q607 millones 965 mil 120, por 40 días cada uno. Este año la inversión para la refacción escolar pasó de Q1.11 a Q3 por estudiante.

En las aulas

En la Escuela Oficial Urbana Mixta de la Colonia Sebastopol, zona 3 de Escuintla, 500 niños de preprimaria y primaria reciben a diario la refacción escolar preparada por los padres de familia.

Le puede interesar: Allanan viviendas en busca de banda dedicada al lavado de dinero y tráfico de personas

Isaura Espinoza, directora interina de ese centro educativo, comentó que operan con el primer aporte que entregó el Mineduc y que están a la espera del segundo, pero   no saben cuándo llegará. El viceministro de Finanzas señaló que estudiarán este caso.

En Quiché, de los Q79 millones 608 mil 477 asignados para la alimentación de los estudiantes, se ha ejecutado el 84.14 por ciento, según Hember Herrera, director Departamental de Educación. En Huehuetenango, las OPF y los maestros de la Escuela Corral Chiquito reportaron que no han tenido inconvenientes en la recepción de los fondos para la refacción de 508 estudiantes.

Mientras, padres y docentes de la Escuela Rural Mixta Cantón San Bartolo, Chicacao, Suchitepéquez, reconocen que gracias a la alimentación escolar ha disminuido la deserción. Lo mismo sucede en Chiquimula. Wendy Duarte, de la Dirección Departamental de Educación, refirió que muchos niños llegan a estudiar sin comer, lo que causa bajo rendimiento, pero la refacción ayuda a mejorar su capacidad de aprendizaje.

“Damos charlas a los padres de familia sobre la importancia de alimentar a los niños y que la refacción es una alternativa que sirve de apoyo a la nutrición del estudiante”, refirió Ángela Estrada, directora de la Escuela Mario Méndez Montenegro, de Puerto Barrios, Izabal.

Contenido relacionado:

> Blanca Stalling renuncia a pedir una medida sustitutiva

> Álvaro Colom recupera su libertad luego de pagar fianza de Q1 millón

> Exdiputado Manuel Barquín es inducido al coma debido a complicaciones respiratorias