Álvaro Ramazzini y PDH muestran su respaldo al juez Gálvez, que denuncia campaña en su contra

El cardenal Álvaro Ramazzini visita al juez de Mayor Riesgo “B”, Miguel Ángel Gálvez, para mostrarle su apoyo; PDH también se pronuncia.

Publicado el
JUEZ GÁLVEZ
El cardenal Álvaro Ramazzini se reúne con el juez de Mayor Riesgo "B", Miguel Ángel Gálvez. (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)

El cardenal Álvaro Ramazzini se reunió este lunes 20 de junio   con el juez de Mayor Riesgo “B”, Miguel Ángel Gálvez.

La conversación se dio en la sala de audiencias del juzgado, donde Gálvez le mostró un folder con imágenes de ataques en redes sociales.

Ramazzini dijo que ciudadanos que quieren apoyar al juez han decidido hacer público el apoyo y han firmado un documento.

Añadió que esto que sucede causa una desconfianza “enorme en la administración de la justicia en el modo cómo se está realizando, en quiénes lo están haciendo y entonces se puede cumplir aquel dicho de hoy por él, mañana por nosotros, es decir, entramos en una especie de círculo en el que nadie va a estar libre”.

Agregó: “Porque si están tocando a personas honorables como el juez Miguel Ángel Gálvez con una trayectoria de más de 23 años de servicio, qué no pueden hacer con el ciudadano común”.

Ramazzini mencionó que otras personas sufren también lo que el juez está sufriendo y nadie dice nada por ellas, porque no tienen los medios para hacerlo.

Dijo que esta situación “mina no solo la confianza, sino la realidad de un sistema jurídico que se aplique de manera imparcial, objetiva y éticamente responsable, porque el tema es también moral, porque el que dice mentiras, está actuando inmoralmente”.

“Hoy estamos aquí diciendo juez estamos con usted”, resaltó.

Hizo referencia de una cita bíblica de cuando llevaban a Jesús en el camino de la cruz y el Señor se paró delante de las mujeres que lo miraban y les dijo: “miren, si esto están haciendo con el árbol verde, qué no harán con el árbol seco”.

“Es decir, si esto están haciendo con un juez que ha ejercido su función tal como lo decimos aquí, durante tantos años, qué podemos esperar nosotros los ciudadanos de a pie. Nos van a involucrar en procesos en donde no va a haber ningún fundamento, nadie va a tener ya confianza en la administración de justicia en este país, mejor dicho, ya no tenemos confianza delante de hechos que estamos viendo”, señaló.

Cuando le preguntaron de que no hay derecho de defensa en Guatemala y estado de derecho y que muchos de los que están detrás probablemente son católicos, Ramazzini dijo que se debe ser coherente con lo que se cree y recordó una frase de San Juan Pablo Segundo cuando vino a Guatemala y esta decía “que ya no haya separación entre fe y obras”.

Añadió que se dan cuenta de la gran incoherencia que hay entre decir “yo soy cristiano y digo mentiras, yo soy cristiano y engaño, es decir, es una incoherencia increíble”.

Resaltó que si aquí en Guatemala nos atreviéramos todavía a decir que somos 98% de cristianos, “siendo obispo yo diría no creo en eso porque tenemos una fe que no se concretiza en obras, es decir un cristiano autentico tiene que seguir el ejemplo de Jesucristo, y Jesucristo no estuvo a favor de la mentira, no estuvo a favor del daño de los demás, no estuvo a favor de las injusticias. Tenemos en este país un cristianismo muy suave que se vende al mejor postor y en la ocasión que le sea dada”.

Qué dijo el juez Gálvez

Mientras que el juez Gálvez dijo que en los momentos que se viven en el caso de él, son “momentos bastantes difíciles porque es una campaña de criminalización sistemática, constante,  y no solo criminalización, sino tratar incluso hasta de la vida privada de la persona”.

Agregó: “Es increíble, es inconcebible cómo yo pongo de conocimiento ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por medio de un memorial y le digo que necesito que me proteja en la independencia judicial porque he estado sujeto no solo a presiones de determinadas personas, sino que me están limitando en ese ejercicio”.

Dijo que es inconcebible que a él no le conteste la CSJ, pero sí  a la persona que puso el conocimiento ante la Corte y que lo está limitando, esto en relación con el trámite a las diligencias de antejuicio.

“El problema de nosotros es, que nosotros como jueces no quedamos bien con todas las partes, eso es así y siempre hay inconformidad y eso es normal”, afirmó.

Indicó que los pronunciamientos es normal por la libertad de expresión, pero el problema es cuando la persona presenta la denuncia, “me empiezan a seguir, empiezan la redes a ponerse en movimiento, empiezan una campaña a partir del día lunes, una campaña bastante grosera, incluso metiéndose hasta con la vida personal.

Dijo que mostró algunos tuits de páginas de militares en donde uno dice: “porque no pagan a un sicario justiciero para terminar a Gálvez”.

Indicó que ha tratado de que se comprenda en qué consiste la administración de justicia.

Le puede interesar: ¿Por qué las Cortes tendrán en sus manos la reelección de diputados tránsfugas?

Agregó que le llama la atención la campaña sistemática, incluso, el compromiso de un “personaje” de decir que atrasen los procesos porque él garantiza que Gálvez ya no va a seguir dentro del Juzgado correspondiente.

Señaló que da la impresión de que todas las instituciones las tienen ordenadas y hacen lo que una o dos personas quieren que se haga.

Ejercerá su derecho de defensa “con no muy buena confianza”.

Añadió que está consiente hasta que la juez pesquisidora diga que no procede levantarle el antejuicio y que la CSJ no obstante lo haga.

Jordán Rodas, procurador de los Derechos Humanos, lamentó también  este lunes que se quiera “criminalizar” al juez  de Alto Riesgo Miguel Ángel Gálvez.

Rodas expresó su respaldo a Gálvez y resaltó que ha llevado casos de alto impacto, como el del Diario Militar.

“Todos los que conocen de Derecho saben que Gálvez ha sido pieza fundamental en la justicia guatemalteca”, enfatizó Rodas.

El 15 de junio recién pasado, magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dieron trámite a la solicitud de retiro de inmunidad en contra del juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, la cual fue presentada por la Fundación Contra el Terrorismo (FCT) el pasado 11 de mayo.

La solicitud de antejuicio fue presentada, según un tuit de Ricardo Méndez Ruiz, director de la FCT, por el delito de “prevaricato (entre otros) por haber aplicado la prisión provisional de forma reiterada; figura que no existe en el Código Procesal Penal”.