Cintas rojas serán símbolo ciudadano contra la corrupción

A través de redes sociales, la población puede sumarse a la iniciativa e indicar a qué no se prestan, como una forma de fortalecer la lucha contra la corrupción e impunidad.

Archivado en:

Cicigcorrupción
La campaña #YoNoMePresto hace un llamado a no participar en actos de corrupción y se identifica por utilizar cordones o cintas rojas. (Foto Prensa Libre: Cicig)
La campaña #YoNoMePresto hace un llamado a no participar en actos de corrupción y se identifica por utilizar cordones o cintas rojas. (Foto Prensa Libre: Cicig)

Con la etiqueta #YoNoMePresto, se lanzó este martes una campaña anticorrupción, impulsada por las universidades de San Carlos y Rafael Landívar, con el apoyo de la cooperación técnica alemana GIZ y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).


El movimiento consiste en utilizar cordones o pulseras de color rojo en la muñeca el tobillo o en los zapatos, como una muestra a que el ciudadano no está dispuesto en participar en actos de corrupción.

El color rojo se debe a que la corrupción se considera una emergencia nacional, explicó el vocero de la Cicig, Matías Ponce.

Con esta campaña, se busca hacer conciencia en la población sobre las acciones que se enfrentan cada día y las que está dispuesta a aceptar en beneficio de su familia y su comunidad.

“La sociedad entera ha luchado por el combate a la corrupción”, reiteró Ponce.

Lea también: Roxana Baldetti es condenada a 15 años y seis meses por el caso Agua Mágica

Las redes sociales son el medio por el cual los ciudadanos pueden sumarse a la iniciativa anticorrupción, mencionando a qué no se prestan.

“Porque quien se presta a la corrupción le queda debiendo a Guatemala”, indica uno de los spots de la campaña.

Comparten experiencias

La campaña se presentó durante la conferencia internacional Experiencias Comparadas en el Combate a la Corrupción e Impunidad, en la que se dieron cita expertos de Guatemala, Perú, El Salvador, Honduras y Estados Unidos.

Lea también: Nueve señalados del caso Construcción y Corrupción solicitan procedimiento abreviado

En la conferencia se compartieron experiencias sobre el combate a la corrupción que implica a funcionarios públicos.

Activistas y organizaciones sociales participaron en el foro sobre experiencias en el combate a la corrupción. (Foto Prensa Libre: Cicig)

La actividad además se centró en cuatro temas: el rol de la sociedad civil en el combate a la corrupción, la participación del poder judicial, el papel de los medios de comunicación y los periodistas y los códigos de ética y el rol de la profesión legal.

El jefe de la Cicig, Iván Velásquez, dio un mensaje a los asistentes a través de un video, en el que indicó que, en Guatemala, “la acción del Ministerio Público, con acompañamiento de Cicig, pero en virtud de las decisiones del Organismo Judicial, han logrado demostrar que no hay nadie por encima de la Ley”.

El comisionado también se refirió al papel de la sociedad civil y el papel que desempeñó en el 2015; pero, además, sobre la responsabilidad que tiene la ciudadanía o la sociedad civil “para que un proceso de esta naturaleza no se detenga y por el contrario avance permanentemente hasta el punto de no retorno”.

“Que los cambios, los avances y la actividad que se viene desarrollando de parte del MP, pero también con la participación ciudadana vigilante, participativa, pueda llegar al punto, que los logros obtenidos hasta ahora sean permanentes”, indicó. 

Lea también: Intención de disolver la CC no encuentra apoyo político en el Congreso

No se trata de un listón

Raúl Falla de la Fundación Contra el Terrorismo, asegura que las conductas anticorrupción de una persona, no es necesario que una sociedad las tenga que reflejar o imponer, “como dice el dicho, dime de qué presumes y te diré lo que necesitas”.

Falla agrega que Guatemala “no es una sociedad de gente corrupta” y que los ciudadanos son trabajadores y aman al país, “que respeta a las instituciones, que está de acuerdo con las iniciativas legales en defensa de las garantías individuales”.

Para el abogado, adoptar la conducta que promueve la Cicig -el uso de las cintas rojas-, es adoptar una conducta informal, además cuestiona que se utilice el color rojo, pues este “caracteriza el comunismo y la ideología de la izquierda radical”.

Falla asegura que más que una campaña de este tipo, lo que se necesita es reforzar a las instituciones del país y afirma que el hecho de que la fiscal general, Consuelo Porras, no haya acudido al evento refleja que esta institución “ya puede trabajar bien sin la Cicig”.

“La conducta anticorrupción no está en un listón o en un zapato. Está en la conciencia de las personas”, indicó el abogado, quien invitó a la sociedad guatemalteca a “dejar de dividirnos y dejar la polarización que vino a provocar Iván Velásquez”.

Contenido relacionado

> Las frases más recordadas que marcaron el caso Agua Mágica

> CC ordena al Ejecutivo permitir el ingreso del comisionado de la Cicig

> Por estos delitos exfuncionarios municipales pasarán el Día de la Independencia en prisión