Estafar en páginas de internet es un delito, Tribunal reconoce engaño de una estructura que ahora estará en la cárcel

Los juzgadores valoraron decenas de pruebas, así como los testimonios de las víctimas y la de un hombre que integró la banda y que declaró como colaborador eficaz. La investigación documentó 30 estafas por la compra de camiones, retroexcavadoras, generadores de energía eléctrica, lanchas tiburoneras, cuatrimotos y otros bienes que suman Q2 millones.

La jueza Patricia Bustamante lee el fallo contra banda de estafadores por internet. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
La jueza Patricia Bustamante lee el fallo contra banda de estafadores por internet. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Después de una semana de debate, el Tribunal de Mayor Riesgo A condenó a ocho integrantes de una banda que estafaba a personas que vendían diversos bienes en un sitio de ofertas en internet. Las penas van desde cinco hasta 33 años de prisión.

“Para este Tribunal ha sido evidente las estafas de los acusados. Lo hicieron en forma continuada”, refirió la jueza Patricia Bustamante, quien leyó el fallo.

Al comienzo de la sentencia solo estaban los abogados de los acusados. Los reos permanecieron en el sótano de la Torre de Tribunales durante la primera hora de la lectura del fallo debido a que los guardias de la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP) cambiaron de guardia. Después ingresaron en la sala de audiencias y se acomodaron en la carceleta.

El cabecilla, Walter Ernesto Rubio Ávila, fue condenado a 33 años y seis meses de prisión por asociación ilícita y estafa propia en forma continuada. Su esposa, Patricia Veneza Hidalgo Peña, a 10 años y seis meses de prisión por asociación ilícita y conspiración para cometer estafa. Ambos al pago de Q50 mil de multa.

Facilidad para mentir

“Durante este debate quedó demostrado su facilidad para mentir. Usted usaba argucias para engañar”, se refirió el Tribunal a Rubio Ávila, quien permaneció en la carceleta junto con su esposa. Cuando escuchó el fallo se le observó hacer cuentas y sumar con los dedos cada año por que purgará en la cárcel.

Los jueces recordaron que al conversar por teléfono con las víctimas y preguntarles por sus artículos y vehículos que ofrecían en internet Rubio Ávila se hacía pasar por ingeniero. La investigación documentó diversos nombres con los que se identificó: “Mario Casasola”, “Ingeniero Paranini”, “Ingeniero”, “Mario Salvatierra”, “Ingeniero Solís” e “Ingeniero Arreaga”.

Ninguno de los condenados se expresó al final del fallo y los abogados solo explicaron que iban a analizar el fallo. El único absuelto fue Lester Yovanni Ochoa a quien habían procesado por estafa propia, aunque a criterio de los jueces “no hubo pruebas” para condenarlo.

Lee también: “Exxesos” dice que aceptará ser extraditado a Estados Unidos

Ejemplifican las estafas

La colaboración que hizo a la Fiscalía Cristian David Cardona fue valiosa en la investigación, se refirió el Tribunal.

Una de las estafas a las que se refirieron los juzgadores fue a un hombre el 7 de agosto del 2015 en Masagua, Escuintla. Junto con su esposa habían fracasado en un negocio propio y vendieron sus artículos, entre ellos una planta de energía eléctrica. Rubio Ávila los contactó y se identificó como “Ingeniero”. Les entregó un cheque de caja de un banco que solo atiende de lunes a viernes y carece de agencias en centros comerciales por Q100 mil. Cuando la víctima intentó cobrar el dinero un cajero le explicó que era un cheque falso.

“Esta estafa derivó a que la víctima se quedara sin dinero y se fuera del país. En su declaración pidió que se haga justicia”, se refirió la jueza Bustamante.

Otras estafas fueron por la venta de un cabezal el 30 de octubre del 2015 en San Miguel Petapa. Incluso, los integrantes de la banda fingieron ser mecánicos para revisar el vehículo y después entregaron el cheque por Q85 mil.

También la estafa a un vecino de Amatitlán que vendía un camión por Q70 mil en junio de 2016; la compra de una motocicleta por Q27 mil a una persona en Chinautla en mayo de 2016 y una lancha a una mujer en Izabal por Q200 mil.

Intervención oportuna

Existieron ocho casos de personas que dudaron del ofrecimiento de los integrantes de la estructura y se salvaron de ser estafados.

“Solo acepto efectivo en el banco” y “hasta que confirme que tengo el dinero en mano” fueron las frases que usaron las personas cuando negociaron con Rubio. Esa duda evitó que fueran estafados.

Uno de esos casos se comprobó que la persona había sido avisada por la Fiscalía que iba a ser estafada. Esto evidenció que la banda ya tenía los teléfonos intervenidos.

Los condenados

  • Walter Ernesto Rubio Ávila. Condenado a 33 años y seis meses de prisión por asociación ilícita, estafa propia en forma continuada y conspiración para cometer estafa. Multa de Q50 mil.
  • Walter Martínez Estrada. Purgará 10 años y seis meses de prisión. Multa de Q50 mil.
  • Víctor Manuel Socoy. Condenado a 13 años y seis meses de prisión. Multa de Q50 mil.
  • Luis Eduardo Padilla Maldonado. Condenado a 13 años y seis meses de prisión. Multa de Q50 mil.
  • Vicente Ramírez. Condenado a 13 años y seis meses de prisión. Multa de Q50 mil.
  • Sergio Alejandro Cermeño. Condenado a 5 años y seis meses de prisión.
  • Kevin Jordanh Gutiérrez Silcostre. Condenado a 18 años de prisión. Multa de Q50 mil.
  • Patricia Veneza Hidalgo Peña. Condenada a 10 años y seis meses de prisión.

Absuelto

  • Lester Yovanni Ochoa.
La banda fue desarticulada el 6 de septiembre del 2016. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

 

Contenido relacionado

0