Documentos presentados por magistrados del TSE no tenían facultad legal, dice Universidad Da Vinci

Universidad Da Vinci pide que el caso en el que si vincula al presidente del TSE por presentar supuestos documentos alterados sea trasladado a la Feci.

Publicado el
Ranulfo Rafael Rojas Cetina es electo nuevo presidente de la CSJ. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Ranulfo Rafael Rojas Cetina es electo nuevo presidente de la CSJ. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Consejo Directivo de La Universidad Da Vinci publicó un comunicado este jueves 24 de junio, en el que deja claro que los certificados de acto de graduación firmados por el exdecano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de esa casa de estudio, Juan Carlos Rodil Quintana, y que fueron presentados por los ahora magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Ranulfo Rojas Cetina y Marco Antonio Cornejo Marroquín carecen de facultad legal.

Además, la Universidad informó que decidieron constituirse como agraviados en el expediente que lleva el MP, a quien le solicitaron que este sea investigado por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci).

El Ministerio Público (MP), informó que se comenzó una investigación de oficio contra Rodil Quintana, exdecano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales y vocal I del Consejo Directivo de la Universidad Da Vinci, por los delitos de falsedad ideológica y falsificación de documentos privados.

También lea: MP investiga de oficio a exdirectivo de la Universidad Da Vinci por posible falsificación de certificaciones para magistrados del TSE
Juan Luis Pantaleón, vocero del MP, confirmó el miércoles 2 de junio que el caso lo sigue la Fiscalía Metropolitana y que la investigación surge a raíz de una publicación periodística del 30 de mayo que reveló anomalías en la entrega de certificaciones de doctorado y maestría que habría extendido esa casa de estudios.

Según la investigación periodística, Rodil Quintana, siendo decano de esa facultad, entregó certificaciones que acreditaba a Ranulfo Rojas Cetina como doctor en Derecho Constitucional y a Marco Antonio Cornejo Marroquín, como magister en Derecho Penal.

Estas constancias las entregaron Rojas Cetina y Cornejo Marroquín a la Comisión de Postulación que en el 2020 eligieron magistrados para el (TSE), lo que les habría valido más puntos para optar a dichas magistraturas.

Rojas Cetina fue elegido magistrado titular del TSE y Cornejo Marroquín como magistrado suplente.

También lea: MP presenta solicitud de retiro de inmunidad para el magistrado del TSE Ranulfo Rafael Rojas
 

La investigación detalla que al momento de postularse como aspirantes a magistrados del TSE, ni Rojas Cetina ni Cornejo Marroquín tenían los grados que acreditaron con las certificaciones, pues estas fueron emitidas el 7 de enero de 2020 y en los registros de la universidad, pero en los reportes de Vida Académica del doctorado en Derecho Constitucional, al 25 de febrero de 2020, se evidencia que Rojas todavía no había terminado el Seminario de Tesis II y tenía pendientes seis cursos, mientras que en los registros también aparece que Cornejo Marroquín tenía un curso reprobado y le faltaba terminar otro. Además, el promedio de calificación era menor al que aparece en la titulación.

Por lo anterior, la Universidad Da Vinci publicó: “Por el respeto a nuestra comunidad académica, a la sociedad y al marco jurídico guatemalteco se informa que con fecha 10 de junio de 2021, la Universidad se ha constituido como agraviada dentro del expediente iniciado de oficio por el Ministerio Público, en el cual se está investigando la supuesta emisión, en enero de 2020, de certificados de acto de graduación firmados por el exdecano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Juan Carlos Rodil Quintana”.

También lea: Feci solicita que le retiren la inmunidad al juez José Eduardo Cojulún vinculado al Caso Fénix
 

El documento agrega que “la emisión de estos certificados no estaba entre las facultades legales de quien las habría firmado, tampoco corresponden a la fecha que aparece en la documentación (los entonces alumnos a los que los certificados se refiere aún no se encontraban titulados por esta casa de estudios), ni constan en los expedientes de la Universidad”.

De esa cuenta la Universidad solicitó a la Secretaría General del MP que el expediente sea trasladado a la Fiscalía Especial Contra la Impunidad “toda vez que se estima que es la referida fiscalía la apropiada para realizar la investigación en virtud de la materia que se trata”.