Empleados de la Baldimansión cobraron más de Q270 mil por plazas fantasmas

Carlos Gilberto Solórzano Morales y Joni José Valenzuela Mejía cuidaban la mansión de Manuel Baldizón en Santa Elena Barillas, Villa Canales, cuando fue allanada por el Ministerio Público el pasado sábado. Aunque el objetivo del operativo no eran ellos,  fueron detenidos porque estaban señalados de tener plazas fantasmas pagadas por el Registro General de la Propiedad, en el caso que involucra a Anabella de León y al hijo y al hermano del presidente Jimmy Morales.

Carlos Gilberto Solórzano —izquierda— y Yoni José Valenzuela Mejía, se identificaron como jardineros en la mansión de Manuel Baldizón; ambos prófugos de la justicia desde el 2016. (Foto Prensa Libre)
Carlos Gilberto Solórzano —izquierda— y Yoni José Valenzuela Mejía, se identificaron como jardineros en la mansión de Manuel Baldizón; ambos prófugos de la justicia desde el 2016. (Foto Prensa Libre)

La declaración de Bianca Yaneth Chacón Barillas, capturada y procesada por ese caso, reveló en el juicio  que varias plazas fueron solicitadas y entregadas   a   Salvador Baldizón, hermano de Manuel Baldizón, excandidato presidencial por Libertad Democrática Renovada (Líder), ahora detenido en Estados Unidos.


Aunque el Ministerio Público (MP) aún investiga los posibles vínculos entre De León y  la familia Baldizón para que se otorgaran esas plazas, sí confirmó que los detenidos el fin de semana trabajaban como jardineros —al menos eso dijeron a las autoridades— en la casa del excandidato presidencial.

Los dos  trabajadores, prófugos desde septiembre del 2016, son señalados de peculado por sustracción y falsedad ideológica.

Plazas fantasmas

El investigador de la Fiscalía Carlos de León confirmó que Valenzuela Mejía figuraba como trabajador del Registro General de la Propiedad entre el 2012 y el 2014, aunque nunca había ocupado el puesto.

“Él  tenía un contrato por servicios profesionales  —029— en el Registro de la Propiedad. El monto total que recibió en esos casi dos años fue de Q194 mil 500”, dijo el Fiscal.

Asimismo, explicó  que Solórzano Morales recibió la plaza  en el 2014, y obtuvo al menos Q82 mil 833 sin presentarse a la entidad, entonces dirigida por Anabella de León.

“Las características de los contratos son las mismas de los 14  más que están en el caso, que se encuentra en la fase de debate; es decir, fueron firmados por las mismas personas, entre ellas la jefa de Recursos Humanos y los jefes inmediatos desconocían por qué ellos estaban supuestamente asignados como trabajadores en las sedes regionales del Registro de la Propiedad”, dijo  Carlos de León.

El fiscal agregó: “En la declaración que rindió Bianca Yaneth Chacón Barillas, una de las implicadas, reconoció ante el Tribunal Décimo Tercero  haber recibido una plaza y que nunca se presentó a trabajar.  También aseguró que varias plazas fueron entregadas a Salvador Baldizón”.

Para el investigador aún no está claro cuál es la relación entre la entonces registradora Anabella de León y el diputado Salvador Baldizón.

En esta fase de investigación la Fiscalía no descarta que  Anabella de León otorgaba plazas fantasmas a diputados, supuestamente de oposición, para evitar que fuera citada al Congreso y rindiera cuentas de su desempeño.

Fuentes relacionadas con el caso apuntan que al menos ocho de las 16 plazas fantasmas del Registro General de la Propiedad estaban asignadas a trabajadores del Congreso;  sin embargo, aún se desconoce el destino de los sueldos pagados por el Registro.  La misma  Anabella de León se ha negado a hablar acerca de las contrataciones.

Caso Botín

 La Fiscalía Especial contra la Impunidad  abrió una investigación  contra  la exregistradora en julio del 2015 por irregularidades en el manejo de Q66.2 millones en el Registro de la Propiedad durante su administración.

Una de las denuncias se refiere a un pago de facturas emitidas  por Carnes y Ensaladas, Sociedad Anónima, Fulanos y Menganos, por Q90 mil  por  desayunos para 564 personas, y otra emitida por El Rincón del Chef por Q51 mil 878.60, que corresponde al montaje para la evaluación de desempeño laboral de los trabajadores del Registro de la Propiedad.
En el primer caso están acusados José Manuel Morales y Samuel Morales, hijo y hermano del presidente Jimmy Morales.

Según la investigación, los Morales consiguieron las facturas para la madre de la entonces novia de José Manuel, quien en lugar de comida habría entregado canastas navideñas. El próximo lunes comenzará el debate del caso Botín Registro de la Propiedad.