A última hora notifican por la cirugía en el corazón al expresidente Otto Pérez Molina

Esta mañana fue notificado su defensor acerca de la autorización del traslado desde el Centro Médico Militar a un hospital privado para practicarle la operación por el cambio del cardiodesfibrilador.

El expresidente Otto Pérez Molina utiliza un cardiodesfibrilador. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El expresidente Otto Pérez Molina utiliza un cardiodesfibrilador. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El 28 de agosto pasado el juez Miguel Gálvez autorizó la operación considerada riesgosa para cambiar el cardiodesfibrilador que tiene en el pecho el expresidente Otto Pérez Molina.


Esta mañana su abogado César Calderon fue notificado, aunque los preparativos ya estaban organizados desde el mes pasado. La cirugía se hará en un hospital privado.
 
“Es de alto riesgo. Es una operación que tengo conocimiento será sedado por completo”, mencionó Calderon al ser consultado.
 
El expresidente, que espera un debate por el caso de defraudación aduanera denominado La Línea, será trasladado durante la madrugada del 4 de septiembre de 2018.

Lee también: Paises donantes abogan por la Cicig 
 
La cirugía se hará durante la tarde y noche y el siguiente día será para que se recupere de haber sido sedado y para monitorear el funcionamiento del cardiodesfibrilador.
 
En dos oportunidades le han cambiado el aparato al expresidente Pérez Molina. Las cirugías se realizaron en Estados Unidos.

Solo familiares

Pérez Molina estará junto con sus familiares, se informó. “Solo se permitirá el ingreso de ellos, por seguridad”, agregó el penalista.
 
Al expresidente le será implantado un dispositivo denominado cardiodesfibrilador, que puede llegar a tener un valor de Q270 mil, según estimó Calderón. Ofrece a los pacientes la posibilidad de llevar un estilo de vida normal.

Antecedentes

Desde el 8 de agosto el expresidente fue trasladado al Centro Médico Militar debido a una complicación cardiaca que padeció mientras guardaba prisión preventiva en la cárcel Mariscal Zavala.
 
Pérez Molina sufre de problemas del corazón desde hace varios años, sin embargo, recibió un golpe en el pecho cuando practicaba deporte, el cual le causó una complicación y fue evaluado por médicos del centro de detención que ordenaron su traslado.
 
En aquella ocasión Calderón indicó que el exmandatario tiene un cardiodesfibrilador que le habían colocado en el 2004, cuando padeció el primer incidente.
 
Según el abogado, el dispositivo tiene capacidad para efectuar seis descargas, de las cuales se registraron cuatro, cuando llegó al máximo de potencia. Por esta razón se hizo necesario implantarle un nuevo aparato al expresidente.

Contenido relacionado

>MP pide que contador de Arnoldo Medrano sea enviado a juicio

>Organismo Judicial destina Q180 millones para cumpir pacto colectivo