Fallece Gustavo Bonilla, exmagistrado de la CSJ y exdecano de Derecho de la Usac

Abogado estaba señalado por el MP de tener una plaza fantasma en esa institución durante la gestión de Thelma Aldana.

Archivado en:

Gustavo BonillaUsac
Gustavo Bonilla, abogado, exmagistrado de CSJ y exdecano de Derecho de Usac. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Gustavo Bonilla, abogado, exmagistrado de CSJ y exdecano de Derecho de Usac. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Gustavo Bonilla, exdecano de Derecho de la Universidad de San Carlos (Usac) y exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), murió este 17 de octubre, informó esa casa de estudios.

“Dios lo tenga en su gloria. Un agradecimiento por lo compartido con el amigo, compañero y maestro. La Universidad de San Carlos de Guatemala esta de luto”, tuiteó Murphy Paiz, rector sancarlista, al confirmar el deceso de Bonilla.

Del mismo modo la Facultad de Derecho lamentó el deceso y expresó condolencias a la familia.

Bonilla estaba vinculado a un caso de plaza fantasma en el Ministerio Público (MP) en la gestión de la fiscal general Thelma Aldana.

Estaba contrato para impartir capacitaciones al personal de la fiscalía, pero, según la Fiscalía de Delitos Administrativos, no se presentó a trabajar.

Según Guatecompras, Bonilla tuvo dos contratos con el MP, uno del 2 de diciembre del 2014, en el que prestó sus servicios del 2 al 31 de diciembre de ese año, con un salario de Q20 mil, y otro, del 5 de enero del 2015, bajo el renglón 029, desde el 6 de enero al 31 de diciembre del 2015, con un pago de Q16 mil 774.19 en enero y otros 11 salarios de Q20 mil entre febrero y diciembre, para un total de Q236 mil 774.19.

Julio Roberto Garcia-Merlos, abogado penalista, indicó que la responsabilidad y persecución penal terminan con la muerte, “en contra de él -Bonilla- termina”.

Añadió que eso no quiere decir que si hay otros implicados el caso se cierra, “definitivamente no, la responsabilidad penal es personalísima y respecto de la persona”.

Al consultarle si el caso continúa contra la ex fiscal Aldana, el abogado respondió que sí, ya que por la causa del fallecimiento de Bonilla no se extingue la persecución penal de otros sindicados.

Dijo que el deceso ni agiliza ni afecta el proceso, pues Bonilla queda fuera y no se puede seguir el proceso en contra de él.