Hillary Arredondo: nuevos detalles revelan cómo la población atrapó a los sospechosos del crimen

Uno de los detenidos recibió Q300 para secuestrar a la niña de 3 años.

Audiencia de primera declaración para tres implicados en la muerte de Hillary Arredondo. (Foto: Carlos Paredes)
Audiencia de primera declaración para tres implicados en la muerte de Hillary Arredondo. (Foto: Carlos Paredes)

Hillary Arredondo, de 3 años, fue secuestrada, violada y asesinada el 17 de enero, crimen por el cual hay tres detenidos y en prisión preventiva.

Durante la audiencia de primera declaración este 29 de enero en el Juzgado de Femicidio de Escuintla se conocieron nuevos detalles sobre los implicados y de cómo la población de Tiquisate se organizó hasta atraparlos.

Finalmente, el juzgado ligó a proceso a Antony Hernández por plagio o secuestro, violación en circunstancias especiales de agravación y femicidio; Jhonatan Rivera y a Gabriel Vásquez por violación en circunstancias especiales de agravación y femicidio.

Lea más | Cambio constante de investigadores de la PNC dificulta la búsqueda de mujeres con alerta Isabel-Claudina

Reconstrucción de hechos
La noche del día 17, Hillary estaba durmiendo en la casa de su abuela ya que junto a su mamá estaban de visita.

Hernández, quien estaba ingiriendo licor cerca de allí, fue contactado para que raptara a la niña a cambio de Q300.

Los familiares al darse cuenta de la desaparición de Hillary emprendieron una búsqueda sin éxito, en ese lapso en la noche los tres hombres cometían los vejámenes con la niña, que según los peritajes para darle muerte fue ultrajada y estrangulada. El cuerpo fue semienterrado en una plantación de hule en esa localidad.

No deje de leer | Pasan a favor del Estado Q122 millones decomisados y por los cuales José Luis Benito es prófugo

Una pieza fundamental de la sindicación fue una cámara de vigilancia del sector que permitió identificar a Hernández aquella noche.

Fue así como un vecino identificó a Hernández, por lo que una turba de vecinos se dirigió a la vivienda de este y bajo amenazas lo obligaron a decir dónde estaba la menor. El sujeto los guio hasta la plantación de hule, donde precisó el lugar donde estaba el cuerpo.

A unos 500 metros de allí fue encontrada la ropa de la niña.

La turba presionó a Hernández para que dijera quiénes más estaban involucrados en los actos. Fue así como identificó a Jonathan Rivera y Gabriel Vásquez.

El caso ha quedado bajo reserva y se espera la próxima audiencia para abril.