Hugo Maúl Figueroa: “Esperamos que se seleccione a los juristas más capaces, independientes y honorables” para el OJ  

El expresidente de la Corte Suprema de Justicia Hugo Maúl Figueroa espera que las comisiones de postulación elijan a los juristas más capaces e independientes. “Por lógica universal alguien que no es honrado jamás debe ser funcionario público, menos juez”

Hugo Maúl Figueroa fue magistrado de la  Corte Suprema de Justicia (1999-2004) y presidentede la misma (2000-2001)
(Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Hugo Maúl Figueroa fue magistrado de la Corte Suprema de Justicia (1999-2004) y presidentede la misma (2000-2001) (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

El 14 de enero se renovaron dos de los tres poderes del Estado. El Ejecutivo, presidido por Alejandro Giammattei, y el Congreso de la República que eligió como su presidente a Allan Rodríguez. El Judicial se encuentra entrampado en su proceso de elección.

¿Qué opina del presidente del Ejecutivo Alejandro Giammattei?

Lo veo con mucha esperanza, creo que tiene muy  claros los objetivos de su Gobierno, pues está encarando los principales problemas complejos que deben atenderse  con una visión de más largo alcance y, si la logra implementar, va a dar resultados positivos. A través de su quehacer en materia política  su conducta ha sido muy persistente lo cual,  al momento de hacer gobierno, puede significar acción, poner en movimiento todos los esquemas de la administración pública y sobre todo debe ser un referente en materia de hacer eficiente las instituciones del Estado.

¿Y cómo ve la integración del Legislativo?

En la integración de la Junta Directiva observamos cómo los bloques legislativos buscaron hacia donde proyectarse y  que, no obstante,  la bancada oficial es minoritaria logró presidir la Junta Directiva y el apoyo de otros partidos. Una de las debilidades que siempre se ha mencionado es que cuando un gobernante llega al poder y no tiene el suficiente apoyo del  Legislativo, que ya ha ocurrido  en varias ocasiones, es muy difícil sacar adelante los  proyectos, porque muchos de ellos necesitan una nueva regulación jurídica y  normas de funcionamiento que pasan por el Congreso. Así que este hecho puede ser un indicio de que este Congreso no va a estar enfrentado al presidente, por lo que va a  ser menos complicado lograr acuerdos. Creo que los diputados nuevos y otros están en la disposición de apoyar al presidente y de no repetir los vicios que vimos en la legislatura saliente.

¿Considera que la renovación de los tres poderes del estado podría ser una esperanza para los guatemaltecos?

Evidentemente cada vez que  hay una renovación  en las más altas  autoridades de los organismos del Estado  la ciudadanía   suele guardar la esperanza  de que las cosas  cambien, sobre todo cuando  el Gobierno  sustituido  deja  como herencia una gran frustración.   Siempre, no hay que olvidar, que los desafíos que enfrenta el país requieren de grandes esfuerzos   y que se atiendan a la brevedad, para que la ciudadanía vea el cambio y tenga confianza en las nuevas autoridades.

¿Qué opina de la forma en que se está llevando a cabo el proceso de elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ)?

Me parece que las comisiones de postulación han venido haciendo su mejor esfuerzo para sacar adelante los procesos. Sin embargo, por diferentes  razones,   entre ellas la falta de  evaluación del desempeño de jueces y magistrados,  provocó  una serie de retrasos  que  dieron lugar  al vencimiento del  período constitucional,  sin que hayan tomado  posesión los nuevos magistrados. Ante ello la Corte de Constitucionalidad (CC) debió dictar una serie de medidas para la continuación del proceso, fijando plazos perentorios para su cumplimiento, lo cual a la fecha no han podido cumplirse por inconformidades diversas.    Lo anterior es solo una muestra de las complicaciones a las que está sometido este proceso, marcado por la judicialización.    No obstante, esperamos que las comisiones de postulación puedan cumplir su cometido, seleccionando a los juristas más capaces, independientes y honorables.    Esperamos que el Congreso también cumpla con su parte.

¿Cuál es la importancia de que sean electos magistrados probos?

Simplemente y por un principio de lógica universal alguien que no es honrado   jamás debe ser funcionario público, menos aún ser juez.   Un connotado jurista guatemalteco siendo   presidente de la CSJ dijo sabiamente hace varias décadas, que:     ‘Todo le puede faltar a un juez, menos la honradez’.  Eso lo resume todo.

¿Considera que el Organismo Judicial es el que tiene más incidencia en la lucha contra la corrupción?

Cada institución, en su rol, tiene incidencia.  También juegan un papel   importante   el Ministerio Público (MP)  que sea verdaderamente   independiente, valiente y profesional; igual la   Contraloría General de Cuentas.  Es más, todas las instituciones del sector justicia tienen incidencia en esa lucha. En general se requiere que funcionen los pesos y contrapesos institucionales.

¿Cree que se debe cambiar la forma de  elección de los magistrados?

Por supuesto que creo que debe cambiarse.  En primer lugar los de la Corte de Apelaciones no deber ser electos por el Congreso de la República, ni pasar por procesos de postulación, deben llegar por medio de la carrera judicial.  Me parece que la comisión de postulación debe mantenerse para la elección de magistrados de la CSJ pero con una conformación diferente y de no más de siete miembros. Sin embargo, debo aclarar que cualquier modificación al sistema de elección de magistrados requiere de reforma constitucional.

¿Qué opina de que los fallos de la CSJ fueron muy criticados, especialmente cuando se trató de solicitudes de antejuicio?

Creo que algunas críticas son muy razonables. En los casos de antejuicios se ha visto cierta inclinación por  favorecer a algunos personajes.  Han habido  casos en los que se han escuchado críticas hacia  algunos personajes porque los procesos han sido rechazados, no obstante, que  habían elementos para haberles dado el trámite correspondiente.

Es recurrente escuchar que las Cortes están cooptadas, ¿Cuál es su opinión?

Hay verdad en eso. Me parece que el mecanismo de cooptación se dio en el tiempo que fueron electas, hablo especialmente del caso del Organismo Judicial (OJ).  Todo lo que sabemos que ocurrió fue una cooptación que todavía está en proceso, algunos intervinieron en ese sistema y en esa influencia de las comisiones de postulación, todo eso dejo un mal sabor, y llegar a un órgano como la Corte con un señalamiento de cooptación realmente choca con todas las dinámicas del sistema de justicia, porque la cooptación no es otra cosa que dejar de cumplir el deber y perder independencia, lo cual es una realidad.

Da pena decirlo, pero efectivamente, ese mecanismo fue empleado por gente con señalamientos de corrupción y que es la única interesada en cooptar a un juez o un magistrado, porque teme tener en el futuro problemas con la justicia y   no solo que la defienda mientras está en el ejercicio del poder, sino también cuando ya no están en el cargo. Es en esos momentos donde quieren tener jueces comprometidos para que les paguen los favores. En cambio, el funcionario honrado no necesita jueces para que lo defiendan

¿O sea que no han funcionado las Comisiones de Postulación?

Lamentablemente este sistema de Comisiones se ha prestado para restar esa discrecionalidad en el Congreso para elegir a los magistrados, pero que a larga no funcionó adecuadamente y nos trajo todo esto que ha sido un verdadero retroceso en la administración de justicia y lo hago sin ánimo de ofender a alguien, pero este es un factor de descredito, pues hace dudar de cualquier fallo que se emita que tenga una connotación política.

Con relación a los magistrados de cortes de apelaciones siempre he pensado que no deben ser electas por el Congreso, justamente para evitar el riesgo de la cooptación. Que estos magistrados sean producto de la carrera judicial. Que yo sepa, en ningún otro país, los magistrados de apelaciones los elige el Congreso, tal vez solo la CSJ.

Muchos de los problemas que padece el sistema de justicia obedecen a problemas que no se contemplaron cuando se redactó la Constitución Política de la República, lo cual  solo se puede solucionar con una reforma constitucional, pero lamentablemente cuando los pueblos votan en consultas populares  por el No, no porque estén en descuerdo, sino porque desconfía y rechazan  a los que propone las reformas.

En breve:

  • Abogado y notario egresado de la Universidad de San Carlos
  • Magistrado del Tribunal  Supremo Electoral 1989- 1996
  • Magistrado de la Corte Suprema de Justicia 1999-2004
  • Presidente de la CSJ 2000-2001
  • Presidió la Cámara de Amparo y Antejuicios y la Cámara Civil
  • Comisionado Anticorrupción durante el Gobierno de Oscar Berger (2004-2008)
  • Docente de la Universidad Rafael Landívar
  • Durante casi 20 años trabajo en el Organismo Judicial

Notas relacionadas

>Giammattei promete ayudar emprendimiento y reducir el trabajo informal

>Alejandro Giammattei declara estado de Prevención en Mixco y San Juan Sacatepéquez

>Giammattei brinda detalles sobre el estado de Prevención

0