Alejandro Giammattei asume con la promesa de combatir las pandillas como terroristas

Nuevo presidente de Guatemala llama a las fuerzas vivas del país a actuar contra la corrupción, las pandillas y la desnutrición, y generar condiciones para tener más inversión y empleos.

Alejandro Giammatte, durante el discurso de toma de posesión del cargo de presidente de la República. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Alejandro Giammatte, durante el discurso de toma de posesión del cargo de presidente de la República. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Alejandro Giammattei se convirtió este 14 de enero en el 51 presidente de Guatemala en un acto que se retrasó por horas en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

En un discurso de más de 30 minutos, el nuevo gobernante anunció que promoverá hoy mismo al Congreso una iniciativa de ley para declarar a las pandillas grupos terroristas.

Para Giammattei, llegó el momento en que haya paz y para eso hay que enfrentar a “esta lacra” que no deja desarrollar las energías de los guatemaltecos.

Invitó a los países centroamericanos a que se sumen a este esfuerzo contra esas organizaciones. Asimismo, anunció que su administración abordará las causas de este fenómeno, trabajando en la inclusión y la prevención del delito.

Pero, subrayó, “mientras se crea no se delinque y mientras se construye no se roba”.

Escuche el discurso completo

Alejandro Giammattei toma juramento como presidente. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Contra los corruptos

Giammattei prometió que se acabará el despilfarro, la sobrevaloración y las obras inexistentes, el contrabando, la defraudación aduanera y las prácticas “sucias y asquerosas”. “La lucha contra la corrupción va a ser absoluta”, exclamó, al tiempo que anunció una comisión presidencial contra la corrupción.

Combatir este flagelo es el segundo objetivo de la administración, según Giammattei, para que sanear las finanzas públicas, aumentar los ingresos estatales, crear redes estratégicas que fomenten la competitividad y la inversión nacional y extranjera. “Hoy se inscribe el punto y final de las prácticas corruptas para que desaparezcan de este país”, insistió.

A la fiscal general, María Consuelo Porras, al procurador general Jorge Luis Donado y al contralor Edwin Salazar los animó a trabajar en conjunto para “para acabar con la impunidad, perseguir al delincuente común y al organizado, a la trata de personas  y a la maldita corrupción” que, subrayó, por más reciente que sean los actos corruptos, deben ser investigados y someter a los responsables ante la justicia para que sean castigados y devuelven el dinero robado.

Desnutrición

“Los niños malnutridos son el gran fracaso de nuestro país”, dijo, antes de afirmar que la niñez será el primer objetivo del Estado, compromiso que asume personalmente hasta acabar con la desnutrición infantil.

Anunció una cruzada nacional por la nutrición con apoyo de la comunidad internacional, sector privado y organizaciones sociales, y, en el corto plazo, la creación de un fondo contra el hambre y desnutrición, el cual tendrá un seguro médico, educación y nutrición de calidad.

Pidió ayuda a la comunidad internacional con asistencia técnica y recursos para enfrentar la pobreza y la miseria y crear respuestas contra el cambio climático, riego y cultivo para producir más alimentos. Anunció también la creación de un fondo de garantía para el desarrollo rural para que campesinos tengan créditos flexibles y a largo plazo, con oportunidades de mercado para sus productos. “Necesito que compren nuestros productos, así que, amigos, cómprennos más para salir de la pobreza”, animó a la comunidad internacional.

Alejandro Giammattei saluda a los invitados al acto de transmisión de mando. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Reformas legales

Giammattei dijo que hay que solidificar la institucionalidad del Estado, eliminar el alto grado de incertidumbre en el sistema político partidista y a los diputados pidió cambios en las leyes del Organismo Ejecutivo para hacer cambios sustanciales y de Servicio Civil que permita mejorar las relaciones entre trabajadores y el Estado.

Sobre la justicia, dijo que los cambios deben ser “urgentes” para que los más capacitados y alejados de intereses ocupen los cargos porque ese servicio sea independiente.

En este acto mostró tres iniciativas de ley para eliminar la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), la cual es un “nido de corrupción”; la declaratoria de pandillas como terroristas y la regulación de las actuaciones de las fuerzas de seguridad para que tengan respaldo estatal.

Economía

El nuevo presidente dijo que se mantendrá y consolidará la estabilidad macroeconómica, se respetará la independencia del banco central y la política económica será prudente. La baja deuda estatal, expresó, se aprovechará para contratar créditos con fines de aumentar la producción.

Anunció que se potenciará el desarrollo en las costas con fines turísticos y logísticos para generar empleos y elevar las exportaciones. En ese sentido, pidió unidad a los países centroamericanos para conseguir la unión aduanera y libre tránsito de mercancías, apostar por el desarrollo y construir muros de prosperidad para que sea una región de oportunidades.

Antes de que termine enero ofreció iniciativas a favor de la competencia, zonas francas, arrendamiento con opción de compra, principalmente para el Estado; telecomunicaciones y protección de derechos de usuarios y consumidores.

A las mujeres les dijo que merecen las mismas o más oportunidades que los hombres y, contra la violencia intrafamiliar, precisó que el peso del Estado caerá sobre quien les ponga una mano encima.

A los sectores “olvidados”, como los pueblos indígenas, a los cuales señaló que se les ha discriminado y marginado del desarrollo, prometió trabajar a fin de que sus derechos sean respetados y se alcance la unidad.

A los migrantes que “trabajan sin descanso por mantener a sus familias” dijo que trabajarán de la mano para lograr “consolidar las posiciones donde quieran que se encuentren”.

A los discapacitados les dijo que él sabe que merecen oportunidades de estudio, trabajo y justicia, y que cuentan con su apoyo para abrir las puertas para trabajar con el esfuerzo infinito que les caracteriza.

El acto oficial continuaba esta noche con un Te Deun en la Catedral Metropolitana.

Contenido relacionado

> Cómo Bukele y otros presidentes aprovecharon el retraso de más de dos horas en toma de posesión de Giammattei

> Guatemaltecos critican la conformación de la junta directiva del Congreso

> Interactivo: ¿Cuánto conoce de Alejandro Giammattei, el nuevo presidente de Guatemala?