Las millonarias ganancias que obtuvo la banda que traficaba migrantes de Centroamérica y de todo el mundo

Lidia Fausta Mérida López, conocida como doña Lidia, junto con sus hijos, lideró una organización internacional que el año pasado trasladó por el país a 800 migrantes en su camino a Estados Unidos y que le dejó al menos US$10 millones en ganancias.

Fiscales explicaron los avances de la investigación por tráfico de personas. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Fiscales explicaron los avances de la investigación por tráfico de personas. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Las autoridades describen a doña Lidia como una mujer habilidosa para negociar. El fiscal Alexander Colop explicó que Mérida López mantuvo nexos y contactos con redes internacionales para usar a los migrantes como mercancía en su paso por el país. Ella es la supuesta cabecilla de la organización criminal que estaba investigada por el tráfico de personas desde el año pasado.

La reciente Unidad contra el tráfico ilícito de migrantes del Ministerio Público (MP) junto con policías participaron en su primer operativo denominado caso Mérida, en alusión al primer apellido de la presunta cabecilla del grupo.

Doce allanamientos en los departamentos de Guatemala, San Marcos, Quetzaltenango y Jalapa terminaron con la detención de nueve supuestos integrantes de la red de trata de migrantes, se refirió el fiscal Colop.

La estructura cobraba de US$11 mil a US$12 mil 500 a migrantes originarios de Ecuador, Honduras, El Salvador y Guatemala. Aunque el caso fue investigado desde el año pasado, las autoridades estiman que la estructura movilizó por territorio guatemalteco aproximadamente 800 migrantes y habría obtenido ganancias ilícitas por un monto de US$10 millones.

Modo de operar

La estructura criminal utilizaba vehículos particulares y de servicio público tales como autobuses de empresas de transportes y taxis para el traslado de los migrantes.

La investigación inició el 24 de enero del 2018 con una denuncia del agregado adjunto del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos Guatemala – Belice por la existencia de un grupo de traficantes de personas denominado Mérida.

“Sus principales víctimas son personas originarias de países de medio Oriente, Asia, de la región de Centroamérica y del Caribe”, señala la denuncia.

La estructura recibía a los migrantes en el paso fronterizo con El Salvador y comenzaba el recorrido por Chiquimula hasta la ciudad capital. Después hacia Quetzaltenango, San Marcos y Huehuetenango. En cada departamento había viviendas donde los migrantes dormían. “Incluso, durante los allanamientos fueron localizados varios de ellos que serían llevados a la frontera para seguir el camino hacia México. A ellos se le devolverá a su país de origen”, afirmó el fiscal Mynor Pinto.

“La modalidad usualmente era utilizar autobuses para trasladarse y evitar ser detectados”, añadió Pinto. El año pasado con las caravanas de migrantes el tráfico de personas se desvió debido a los controles que había en las carreteras.

Usualmente utilizaban las estaciones de buses extraurbanos ubicadas en la 12 avenida A, 0-65, zona 7; calzada Aguilar Batres, 7-55, zona 11; y en el kilómetro 8.5 de la carretera al Atlántico, 40-26, zona 17, para abordar a los migrantes.

Luego cruzaban por la frontera Gracias a Dios en Huehuetenango. Ahí otro grupo criminal los trasportaba a Villahermosa, Ciudad de México, Tampico y Monterrey, previo a cruzar los pasos fronterizos en Estados Unidos.

Otra modalidad fue vía aérea desde Tuxtla hasta Monterrey por el pago adicional de US$1 mil 500, afirmó el fiscal Pinto.

Cuentas embargadas

El fiscal Colop refirió que las cuentas bancarias de doña Lidia fueron embargadas y se ampliará la investigación relacionada con los bienes donde dormían los migrantes, así como a los choferes, taxistas y dueños de automóviles donde trasladaban a las personas indocumentadas.

La estructura

Junto con Mérida López fueron aprehendidos Everildo Rodas Chilel, alias Lilo, quien era el supuesto coordinador de la estructura.

También Bernardo de Jesús Barrios Mérida, alias Nayo; Dulce Yoheni Barrios Mérida, Rhina Idalia Salazar Pérez y Wilson Estuardo Barrios Rodas, apodado Seco. Los cuatro eran los guías de los migrantes.

También los transportistas Pascual López Miguel, alias Gato, y Luis Augusto Torres Rosales, el Bimbo o el Gordo, así como el bodeguero Elder Hipólito Reyes Lucas.

El fiscal Colop se refirió a que “el tráfico de personas se ha convertido en un negocio que genera enormes beneficios para los traficantes y el crimen organizado, y uno de los medios para que personas tanto nacionales como extranjeras, hombres, mujeres, niñas, niños y adolescentes, sean víctimas de este flagelo”.

Contenido relacionado

>MP despide a 16 trabajadores por ser candidatos a cargos públicos

>Las últimas pruebas en el juicio del caso Botín señalan una plaza fantasma

>Federales de EE. UU., unidades de inteligencia y policías combatirán tráfico de migrantes

0