México pide permiso a Guatemala para juzgar al exgobernador de Veracruz por desaparición forzada

Un año después de que se ordenara la aprehensión del exgobernador de Veracruz, México, Javier Duarte, el gobierno mexicano pidió permiso a nuestro país para juzgar el exfuncionario por el delito de desaparición forzada.

Javier Duarte abordando el avión de la PGR que lo trasladará a México. (Foto Prensa Libre: Mingob)
Javier Duarte abordando el avión de la PGR que lo trasladará a México. (Foto Prensa Libre: Mingob)

Duarte fue extraditado desde Guatemala hacia su país hace dos años por cargos de corrupción y delincuencia organizada durante su mandato. Ahora se le señala de otro delito.

Diarios mexicanos han informado que México entregó a Guatemala una solicitud formal para que el gobierno autorice la ejecución de la orden de aprehensión.

El permiso se debe cumplir porque cuando el exfuncionario fue extraditado, un tratado establecía que, si se le señala de un nuevo delito, debe haber autorización del país que lo extraditó.

Actualmente, Duarte está prisión para cumplir una condena de nueve años por lavado de dinero, asociación ilícita, peculado y abuso de autoridad.

Autoridades mexicanas informaron que la orden de arresto por desaparición forzada se giró el 6 de junio del 2018, pero el proceso se ha demorado por problemas para completar la documentación.

La Fiscalía General del Estado de Veracruz le imputa el señalamiento de lesa humanidad por la supuesta desaparición forzada de personas.

Lea también: PNC lanza gas lacrimógeno para dispersar a manifestantes y liberar accesos a la CSJ y Tribunales

Según la investigación, durante el mandato de Duarte se habría registrado la desaparición forzada en las que habría participado la Policía estatal.

Su captura en Guatemala

El 16 de abril del 2017, pálido y visiblemente cansado Javier Duarte fue capturado en Guatemala, luego trasladado a la prisión de Matamoros.

Duarte había huido de la justicia de su país, su captura se registró a unos 140 kilómetros de la capital, en  Panajachel, Sololá.

La captura se basó en una orden de aprehensión solicitada por la fiscalía de Guatemala a petición de la Procuraduría General la República de México, ya que se le acusaba de varios delitos.