Solo uno de cada cuatro casos que ingresan al sistema de justicia es resuelto

La pandemia del coronavirus también afectó la efectividad del sistema de justicia que, según una evaluación, solo el 25% de casos que ingresan se resuelven.

El covid-19 también impacto a las instituciones de justicia. Foto Prensa Libre: Hemeroteca.
El covid-19 también impacto a las instituciones de justicia. Foto Prensa Libre: Hemeroteca.

El Centro de Investigaciones económicas Nacionales (CIEN) presentó el Flujograma de la Justicia Criminal 2020, el cual mide la eficiencia anual de seis instituciones del sector justicia, y por el cual se concluye que de cada cuatro casos que ingresan al sistema, solo uno se concluye, lo que fija un 24.9% la efectividad.

La herramienta de medición señala que el elevado riesgo de contagios de covid-19 en los servicios que prestan el Organismo Judicial (OJ), Ministerio Público, el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), la Policía Nacional Civil, el Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP) y el Sistema Penitenciario incidieron en los resultados.

El análisis muestra que el ente investigador obtuvo el 111.6% de eficiencia, debido a que resolvió más casos de los que recibió, y redujo expedientes de años anteriores, sin embargo, en su comparación interanual perdió eficiencia porque en el 2019 su medición fue de 123.4%.

Otros, como el Inacif subió su rendimiento en comparación al 2019; fue evaluado con el 99.7% de eficiencia, un 3.3% más comparado con el año anterior. En el caso del IDPP su eficiencia se redujo 8.3% comparado con el año anterior; mientras el OJ disminuyó su eficiencia en 9.2%.

Lea también: Las debilidades, oportunidades y fortalezas de Consuelo Porras

El CIEN destaca que la caída en la evaluación del MP, IDPP y OJ se atribuye de forma principal a la menor capacidad que tuvieron en dar salida de los casos que atendieron, y estuvo ligada a las condiciones generadas por la pandemia que impactó en los contagios y fallecimientos de trabajadores y suspensiones por cuarentena.

Además, incidió que las autoridades cerraron de forma parcial o total las organizaciones para reducir la cantidad de contagios, mientras establecían protocolos de bioseguridad, en la primera parte de la pandemia.

Cargando

Fanuel García, director del Inacif, resaltó que día a día se ha ido mejorando el sistema de justicia, por ejemplo, la cobertura nacional que tiene el MP, porque están sentando las bases para resolver casos con mayor calidad y cantidad.

Lea también: La Ley de Contrataciones del Estado se ha vuelto contradictoria, ambigua y desactualizada

Mientras que la fiscal general, Consuelo Porras, resaltó que el análisis es un valioso instrumento para medir la eficiencia de las instituciones que identifica los principales avances, oportunidades, retos y debilidades a mejorar.

Descenso de homicidios

Juan Mini, uno de los directores de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), dijo que el país ahora es mucho más seguro que hace 10 años. Además, resaltó la baja de homicidios por cada 100 mil habitantes, porque se redujo a una tercera parte de los datos registrados en 2009. “Vivimos en Guatemala tres veces más seguros que hace tan solo una década”, resaltó.

¿Cómo se mide?

María del Carmen Aceña, directora del área de Seguridad del CIEN, explicó que esta herramienta mide la eficiencia de seis instituciones que permite el abordaje integral y sistémico que identifica los cuellos de botella para mejorarlos.

El flujograma fue efectuado por medio de entrevistas con las autoridades de las instituciones, recolección de datos, definición de los niveles de productividad y  evaluación cualitativa del contexto.

Se analizaron dos indicadores: eficiencia global, que mide el desempeño general del sistema; y eficiencia institucional anual, relacionada con la revisión del desempeño de las instituciones en el año.