Migrantes

Guardia de seguridad habría abusado de niña en centro de detención de EE. UU.

Un guardia que se encargaba de resguardar a los menores de edad en un centro de detención en Phoenix, Arizona, fue detenido el pasado miércoles y ahora enfrenta cargos penales por el supuesto abuso sexual de una menor de 14 años.

Por Sergio Morales

Imagen de archivo de un centro de detención en Texas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Imagen de archivo de un centro de detención en Texas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El custodio fue identificado como Fernando Magaz Negrete, de 32 años, reportó la cadena Univisión, que informó que el acusado habría besado a la adolescente y tocado sus partes íntimas.

El referido centro de detención es operado por la compañía Southwest Key. En el mismo habrían ocurrido abusos con anterioridad.

El medio de comunicación reveló que el caso se dio a conocer luego de que la Policía de Phoenix recibió la llamada de un testigo quien aseguró haber presenciado el abuso. Los investigadores contactaron a Sagaz el 31 de julio y este reconoció haberlo cometido.

Sumado al hecho, este viernes se dio a conocer el abuso sexual que habrían sufrido al menos otros ocho menores de edad migrantes entre 2016 y 2017 en el centro de detención Casa Kokopelli, administrado por la misma compañía. En este caso es señalado Levian D. Pacheco, quien trabajaba en ese lugar y quien además es VIH positivo.

El sitio ProPublica indicó que las víctimas serían menores de entre 15 y 17 años. Pacheco aprovechaba ciertos momentos en los cuales los adolescentes estaban solos para tocarlos, por ejemplo, mientras dormían o en el baño.

Lea también: Coyotes diversifican sus métodos de trasladar migrantes; ahora enfrentan más riesgos a mayores precios

Según el mismo sitio, Casa Kokopelli cuenta dentro de su récord con una citación que el Departamento de Salud y Servicios le hizo en el 2017 por no corroborar los antecedentes de sus trabajadores.  El sindicado trabajó durante casi cuatro meses sin esa verificación.

Fernando Magaz Negrete, de 32 años, detenido por el supuesto abuso de una menor de 14 años. (Foto: Univisión)
Fernando Magaz Negrete, de 32 años, detenido por el supuesto abuso de una menor de 14 años. (Foto: Univisión)

ProPublica dio a conocer la semana pasada que las policías de todo el país han recibido cientos de denuncias de posibles delitos sexuales cometidos en albergues que brindan servicios a niños migrantes.

Niña guatemalteca

El pasado domingo se conoció el caso de otro abuso sexual que habría sufrido una niña guatemalteca de 6 años, que fue separada de sus padres, mientras permanecía en un centro de detención de Arizona.

De acuerdo con The Nation, el agresor fue un menor que también se encontraba recluido en ese centro administrado por Soutwest Key. No obstante, el vicecanciller Pablo García Sáenz afirmó que tuvo acceso a los expedientes y que la niña no sufrió violación. 

Lea también: Entrevistas a personas que quieren ingresar a EE. UU. con visa se endurecen

Abusos son recurrentes

Para organizaciones de migrantes en Estados Unidos, las denuncias por casos de abusos sexuales contra migrantes en centro de detención son recurrentes y siempre se han conocido, pero ahora con el auge de la tecnología y las redes sociales salen más a luz.

Miles de madres centroamericana llegan cada año a EE. UU. en busca de asilo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Miles de madres centroamericana llegan cada año a EE. UU. en busca de asilo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Eddy Garrido, quien forma parte del Foro Migrante Guatemalteco en Arizona, expuso que “lastimosamente estos niños están desprotegidos, no tienen el control ni personal suficientes para su cuidado”.

De acuerdo con el líder migrante guatemalteco, los abusos se ven alimentados por la vulnerabilidad de los menores y a que tanto los niños como los adultos creen que no tienen ningún derecho y prefieren callar. “Los abusos sexuales siempre han existido y han sido parte de la cultura de las cárceles en Estados Unidos y no son nada nuevo”.

Lea también: Un grupo de migrantes guatemaltecos es capturado redada en Nueva York

Hizo un llamado a que los consulados acompañen a los migrantes que se atrevan a denunciar los abusos y recomendó hacer visitas con mayor regularidad y acuciosidad a estos centros de detención, puesto que en muchos casos solo les dan solo la información que los funcionarios quieren escuchar.

Respecto a la información que ha proporcionado la Cancillería de que los menores reciben un buen trato, Garrido indicó: “Eso es mentira, a ellos le podrán decir lo que quieren, pero los niños no tienen apoyo psicológico y sufren tortura por estar solos. A los funcionarios ni los dejan estar solos con los niños, no se puede entrar ni fotos ni cámaras ni nada”, reprochó.

Débora González, guatemalteca que preside la Red Nacional de Jornaleros en EE. UU. lamentó que los abusos sexuales se sumen a una serie de vejámenes que los migrantes en detención sufren y que comienzan desde la misma separación familiar, puesto que hay sufrimiento mental y emocional.

No descartó que estos continúen puesto que para las organizaciones sociales es difícil supervisar esos centros de detención. “¿De qué hablarán esos jóvenes que ahora son niños, que historias de miedo y terror contarán?”, cuestionó la activista.

Lea también: Estados Unidos no variará su política para extensión de visas a guatemaltecos

Derechos humanos

Melissa Tavera, activista de la Coalición de Inmigrantes de La Florida, dijo estar “aterrada” por las noticias de casos de abuso sexual y coincidió con Garrido en que estos casos son recurrentes, por lo cual es una oportunidad para revisar cómo funcionan estos centros de detención y cómo tratan a los migrantes.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, avaló la separación de familias mediante un decreto, pero 40 días después dio marcha atrás debido a las críticas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El presidente de EE. UU., Donald Trump, avaló la separación de familias mediante un decreto, pero 40 días después dio marcha atrás debido a las críticas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Este es un país que se ha llenado de orgullo hablado de Derechos Humanos y estamos viendo claras violaciones a estos derechos humanos en los centros de detención”, afirmó la activista.

Para Tavera solo el racismo puede explicar las políticas hostiles que se están adoptando en contra de los migrantes quienes, en vez de ser auxiliados porque muchos de ellos huyen de la violencia en sus países de origen son tratados como criminales.

Lea también: Aumenta temor por alza de arrestos en suelo estadounidense

Al respecto, una portavoz de la Cancillería indicó que los consulados hacen visitas a los albergues y centros de detención en EE. UU. para indagar sobre la situación en que se encuentran los guatemaltecos, además reciben reportes de las autoridades en cada caso. Además, se hacen entrevistas a los connacionales para conocer en voz de ellos cuál es su situación y el trato que reciben.

Añadió que hasta el momento no se tiene ningún reporte de casos de niños o niñas guatemaltecas que hayan sufrido abuso sexual dentro de los albergues.

La Cancillería guatemalteca informó el jueves que dos mil 272 menores guatemaltecos permanecen en refugios y albergues de Estados Unidos a la espera de ser reunificados con sus padres. Todos ingresaron de forma ilegal a aquel país en los 40 días que duró la separación de familias de la política Tolerancia Cero del gobierno estadounidense. 

Del total unos 465 fueron separados de sus familiares al cruzar la frontera, mientras que el resto son no acompañados o bien sea, fueron dejados en ese país por su acompañante, que firmó su deportación y optó porque los niños se quedaran en ese país para continuar el proceso de reunificación porque en EE. UU. se encuentra alguno de los padres. 

Contenido relacionado

> Esposa de Jimmy Morales dice que gobierno trabaja para evitar migración ilegal

> Justicia de Nebraska ampara a guatemaltecos que buscan estatus especial

> Solo 58 menores guatemaltecos han sido reunificados con sus familias