Planta de piedrín proyecta aumento de producción por construcciones en Xela

Hace cinco meses, la planta Agreca que se ubica en Quetzaltenango, percibió un incremento de su producción de agregados para la construcción, por la rehabilitación de la carretera Cito Zarco. Además, esperan que continúe la tendencia en el 2019 por  el arranque de nuevos proyectos de construcción.

Por medio de un barreno mecánico hidráulico se hacen agujeros para colocar explosivos industriales, con el objetivo de fracturar la piedra. El material se carga en camiones subcontratados de Agreca, que llevan el material a la fábrica.
Por medio de un barreno mecánico hidráulico se hacen agujeros para colocar explosivos industriales, con el objetivo de fracturar la piedra. El material se carga en camiones subcontratados de Agreca, que llevan el material a la fábrica.

La planta pasó de 25 mil metros cúbicos a 32 mil, por la rehabilitación de un tramo de 35 kilómetros de carretera, que conecta Retalhuleu con Quetzaltenango, conocido como Cito Zarco.


Los trabajos impulsaron la solicitud de materia prima, informaron ejecutivos de la planta de agregados para la construcción Agreca, una de las siete plantas de Cementos Progreso, ubicada en el Cantón Xecaracoj, reflejó un aumento considerable en su producción.

Los trabajos de mencionado tramo carretero empezaron el 1 de junio pasado y se concluyeron en cinco meses, con una inversión del Gobierno de Guatemala de Q91.2 millones.

Expectativa en construcción

El sector construcción es más optimista para el 2019 y en parte estará asociado a la aprobación del proyecto del presupuesto.

Las proyecciones de crecimiento se encuentran en un 4%, por los proyectos de inversión privaa que se encuentran en planificación.

Según Gianluca Beverini, gerente general de Agregados de Guatemala, Sociedad Anónima (Agreca), las expectativas del despegue de nuevos proyectos de construcción en Quetzaltenango son positivos, por lo tanto, están preparados para cubrir la demanda.

Piedrín, arena y bases son los agregados para construcción más importantes, porque definen la resistencia, calidad y durabilidad de las obras. Guatemala posee los mejores materiales, por las características de suelos y material volcánico.

Reservas para 14 años más

El piedrín y la arena son los productos mineros que más se extraen a escala mundial, y representan más del 60% de toda la actividad extractiva, indicó Beverini.

La licencia de explotación minera y permisos ambientales los posee Prominas (Productos Mineros de Guatemala), que vende la materia prima a Agreca, para luego transformarla en materiales para la construcción.

La licencia corresponde a Piedra Azul, número de expediente LEXT 220, otorgada en 1999, y que luego cambió de propietario en el 2005. En relación con la licencia ambiental, se le otorgó la categoría A a Prominas, la cual vence en el 2023.

Al llegar a ese término, se deberán renovar las fianzas, los seguros de caución y adquirir la licencia ambiental.

“Comprobadas tenemos reservas para siete años, y probables, para siete más. Serían catorce años de reserva del recurso mineral en total”, afirmó Beverini.


Las piedras que se extraen en ese lugar se transforman en varios tamaños, o depende del tamaño que solicite el cliente.  Luego, se limpian y se mezclan con algo que le da forma a otra piedra para convertirlo en algo útil, como concreto.

Auditorías

“Al tener licencias ambientales, estamos sujetos a auditorías que pueden ser solicitadas por terceros o bien por la misma iniciativa de la empresa, y son anuales”, dijo el ejecutivo.

Oswaldo Bautista, gerente de la Región Suroccidente,  y Gianluca Beverini, gerente general, explican los procesos.

Hace poco se efectuaron dos auditorías ambientales, una a Prominas y otra a Agreca, y los resultados fueron cero hallazgos, pero con oportunidades de mejora que están en proceso de implementación, afirman los directivos.

Oswaldo Bautista, gerente de la Región Suroccidente de Agreca, agregó que trabajan para mitigar el derrame de agua hacia las comunidades, con una laguna de captación de agua de lluvia e irrigan las calles constantemente para reducir el polvo que afecta a las comunidades.

También trabajan en un proyecto de limpieza, para evitar que los camiones salgan con material adherido a las llantas.

Las trituradoras mecánicas reducen las piedras a los tamaños solicitados, se clasifican y limpian para despachar.

Contenido relacionado:

> Conozca las dos señales por las que el sector de la construcción podría recuperarse
> Las razones por las que se estancó la captación de capitales en el 2018
> Así continúa el proyecto para atraer turismo en Santa Catarina Palopó

Los comentarios están cerrados.

1