Política

Álvaro Arzú y Efraín Ríos Montt dejan huérfana a la derecha

El vacío de poder causado por la muerte de Álvaro Arzú y Efraín Ríos Montt muestra la ausencia de liderazgos entre grupos de derecha, señalan expertos.

Por Bill Barreto / Guatemala

El vacío de poder causado por la muerte de   Álvaro Arzú y Efraín Ríos Montt  muestra la ausencia de liderazgos entre grupos de derecha. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El vacío de poder causado por la muerte de   Álvaro Arzú y Efraín Ríos Montt  muestra la ausencia de liderazgos entre grupos de derecha. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Ambos representaron, según los analistas consultados, un tipo de liderazgo vertical y autoritario propio de una época del país, marcada por el conflicto armado interno y el retorno a la democracia. Los entrevistados coinciden en que con su muerte la derecha queda sin figuras simbólicas o efectivas.

“Se termina una era de políticos, de hombres fuertes que gobernaron este país y lo marcaron”, opina el analista José Andrés Ardón.

Dos figuras de la derecha

Para la politóloga María Alejandra Morales, tanto Ríos Montt como Arzú encajan perfectamente en la definición de “caudillos”, sin embargo tenían un peso específico diferente en el espectro político de la derecha.

Ríos Montt remite a “la derecha más recalcitrante del país”, apunta Morales. Se trata de una figura que cataliza opiniones polarizadas y remite al conflicto armado interno.

El 1 de abril del 2018 murió José Efraín Ríos Montt a los 91 años. Por su muerte el juicio por genocidio que se llevaba en su contra quedo sin materia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El 1 de abril del 2018 murió José Efraín Ríos Montt a los 91 años. Por su muerte el juicio por genocidio que se llevaba en su contra quedo sin materia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El general Ríos Montt, quien enfrentaba un nuevo juicio por el delito de genocidio, había salido del escenario político y ocupaba un lugar más simbólico que real en ese ámbito.

En cambio Arzú “muere siendo un funcionario público y de muchísimo peso todavía en las acciones del Ejecutivo y el Congreso”, resalta Morales.

Los dos exmandatarios contaron en su momento con “aplanadoras” en el Congreso que coincidieron con la presidencia del Ejecutivo de sus partidos, afirma el politólogo José Carlos Sanabria.

Ambos reflejaron, además, un ejercicio del poder caracterizado “por el personalismo, la ausencia de mecanismos internos —en sus partidos— que busquen, por un lado, la resolución de conflictos y la renovación de la dirigencia partidaria”, señala Sanabria.

Morales resalta que, “incluso viniendo de la derecha y reconociendo que es una ideología que predomina en Guatemala, no hay un liderazgo, es una masa amorfa. La lucha contra la corrupción ha creado tensiones a lo interno y, por ende, no hay liderazgo que sea bien visto por todos”.

Ejecutivo pierde un aliado

Morales destacó que Arzú deja un “vacío de poder que se va a notar”.

“Hay un liderazgo que le falta al presidente —Jimmy Morales—. Mostraba una fuerza que algunos sectores esperaban en acciones como la expulsión de la Cicig (Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala)”, destaca la politóloga.

El 29 de agosto, los alcaldes Álvaro Arzú y Edwin Escobar encabezaron el apoyo al presidente Morales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El 29 de agosto, los alcaldes Álvaro Arzú y Edwin Escobar encabezaron el apoyo al presidente Morales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Estas ausencias, además, ocurren, según Rubén Hidalgo, director del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos, en un momento en que la ciudadanía busca liderazgos más horizontales e incluyentes.

Estos liderazgos, sin embargo, todavía están ausentes, “aún se tienen que encontrar los asideros que hagan prevalecer las prácticas más horizontales de hacer política en el país”, enfatiza Hidalgo.

Renovación de cuadros

¿Quién puede representar la derecha en este contexto?, es una pregunta que flota en el ambiente político.

“No se me ocurre nadie. El hecho de que sea difícil encontrar una persona que lidere procesos como ellos es un mensaje a los políticos. Su salida puede ser un catalizador de nuevos liderazgos”, apunta Ardón.

Las acciones y procesos legales truncados en contra de Arzú y Ríos Montt pertenecen a la historia, pero el lugar que ocuparon es ahora un puesto en disputa.

En política no hay vacíos.

Contenido relacionado

> Cacif busca solución a crisis política con presidente Morales

> "El Bronco", controversial político mexicano aconsejó a Jimmy Morales en el 2015

> Muere Efraín Ríos Montt, exjefe de Estado de Guatemala