Canciller expuso ante la ONU supuesta injerencia de la Cicig

La ministra de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, habló sobre las preocupaciones que expuso ante la ONU, respecto a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

La canciller Sandra Jovel considera que la Cicig sí ejerce injerencia en el país. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
La canciller Sandra Jovel considera que la Cicig sí ejerce injerencia en el país. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

El presidente Jimmy Morales confirmó que una de las misiones de Jovel en la visita que hizo la semana pasada a António Guterres, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), era para exponer esas “preocupaciones” que tienen respecto a la Cicig.


“Todas las preocupaciones que tiene el Estado de Guatemala es lo que se está tratando, es decir, que no se incumplan las leyes de Guatemala”, declaró Morales el jueves pasado. 

Este lunes Jovel fue cuestionada por periodistas sobre cuáles eran esas “preocupaciones” de las que habló el mandatario y sobre los resultados de su visita a la ONU.

“La mediatización de los casos, preocupación sobre la mediatización de la presunción de inocencia, el tema de injerencia”, respondió tajante la ministra.

Al mencionar haber expuesto el tema de injerencia, los periodistas le pidieron una confirmación sobre la posición del Gobierno sobre ese tema, ella evadió la pregunta respondiendo “usted me dirá si hay injerencia o no”. Posteriormente la ministra reconoció “sí creo que hay injerencia”.

“Ustedes han visto los medios de comunicación en donde se hacen algunas alusiones respectivas a ciertos tópicos”, fue otro de los argumentos mencionados por Jovel.

Intento fallido

La mañana del domingo 27 de agosto del año pasado, el presidente Jimmy Morales dijo que declaraba no grato al comisionado Iván Velásquez porque había presionado por las reformas constitucionales, y porque no respetaba el derecho de presunción de inocencia.

Morales intentó expulsar a Velásquez del país, pero su intento resultó fallido porque la Corte de Constitucionalidad amparó al procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, argumentando que la declaratoria no fue firmada por ninguno de los integrantes del consejo de ministros, como es lo conducente, por lo cual carecía de validez.

La CC también ordeno cumplir con lo establecido en el mandato de la Cicig en el que se acuerda que cualquiera de los reclamos debe ser discutido por ambas partes, previo a tomar decisiones.

Pero la molestia del presidente contra la Cicig se extiende a otras acciones de la comisión, conózcalas aquí.