Cancillería analiza el retiro del embajador de Guatemala en Nicaragua

El vicepresidente Jafeth Cabrera afirma que, como país centroamericano, Guatemala debe fortalecer la democracia, pero no descarta el retiro del embajador de aquel país.

Ciudadanos de Nicaragua participan en una marcha en contra de la represión. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Ciudadanos de Nicaragua participan en una marcha en contra de la represión. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Ante la solicitud de empresarios guatemaltecos de retirar de Nicaragua al embajador, Jaime Regalado, autoridades del país afirman que se analiza la posibilidad.


El vicemandatario afirmó este jueves que la Cancillería analiza la situación pues “un rechazo de esta naturaleza puede ser entendido en dos vías”.

Cabrera indicó que “como país centroamericano debemos fortalecer la democracia. Nosotros estamos en contra total de lo que está sucediendo en Nicaragua (…) y estamos allá previendo que podemos fortalecer el proceso de democracia en Nicaragua estando presentes, pero si la cancillería y el señor Presidente deciden que se venga el señor embajador (…) podemos tomar esa decisión y desde nuestro país seguir insistiendo en que deben fortalecerse las democracias centroamericanas y de todo el mundo”. 

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores indicó en una comunicación oficial que “se está evaluando y considerando la posibilidad de que nuestro embajador designado en Nicaragua pueda ser llamado a consultas, para que venga a Guatemala y pueda explicar los detalles de la situación”.

Lea también: Empresarios piden retiro de embajador de Guatemala en Nicaragua

El embajador guatemalteco allá es Jaime Regalado, quien fue diputado por el Movimiento Reformador y fue uno de los que promovió un cabildeo en Washington contra el entonces embajador de Estados Unidos en Guatemala, Todd Robinson.

Este jueves, el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), emitió un comunicado en el que  denuncia los “atropello que desde hace varios meses atentan contra los derechos fundamentales de las familias nicaragüenses” y solicitó que “a la brevedad” se retire al embajador de Guatemala de Nicaragua.

Llama al diálogo

Sobre la situación en Nicaragua, la Cancillería indicó que “el Gobierno de Guatemala ve con suma preocupación la situación que vive el hermano país, se ha expresado la misma tanto en lo individual como en diferentes espacios regionales y multilaterales debido a la delicada situación que atraviesa”.

Lea también: Nicaragua cumple tres meses de crisis sociopolítica que deja más de 350 muertos

Según la cartera, a través de diferentes comunicados “se ha hecho un llamado al Gobierno de Nicaragua y otros actores sociales para que demuestren su compromiso y participen constructivamente en negociaciones con resultados concretos que aborden los desafíos fundamentales del país, llamando al diálogo y al  fortalecimiento de las instituciones democráticas”.

En su declaración, la Cancillería guatemalteca afirma que el problema de aquel país se aborda con todos los países de la región y que a nivel conjunto “se ha condenado enérgicamente las violaciones a los Derechos Humanos” que se cometen en Nicaragua.

Lea también: Sin dinero ni medicinas, pilotos sufren por bloqueos en Nicaragua

Además del retiro del embajador guatemalteco, las autoridades analizan “la parte comercial, que definitivamente afecta a toda la región”.

“Es de valorar el papel fundamental que los embajadores han tenido en cuanto a la negociación para permitir el paso de los transportistas y contenedores que se encontraban varados en las carreteras”, dice el comunicado.

Acusa a diputados

Álvaro Arzú Escobar, presidente del Congreso, expresó en Twitter que votó a favor de un punto resolutivo que condena la violencia en Nicaragua, señaló que los “aliados que tiene la dictadura de Ortega” impidieran que la declaración se concretara.

Campaña “brutal”

El recién nombrado consejero para Asuntos de América Central del Departamento de Estado de EE. UU. exigió al gobierno nicaragüense cesar de inmediato “la brutal campaña de violencia” en contra de los opositores al régimen de Ortega.

A través de una teleconferencia a los medios de comunicación desde Washington, D. C., Robinson expuso que la única solución a la crisis en el país centroamericano es adelantar las elecciones anticipadas, “libres justas y transparentes”, por lo cual instaron al gobierno de Ortega a adoptar medidas concretas para sumarse al diálogo de paz liderado por la iglesia. 

“Es muy irónico que el trigésimo noveno aniversario de la caída de —Anastasio— Somoza, el régimen de Ortega está aplastando a su propia gente”, expuso Robinson.

Se mostró de acuerdo con las declaraciones de entes internacionales y una decena de países que condenaron la violencia “promovida por el gobierno” de Nicaragua y exhortó al resto de naciones para que se pronuncien en favor de la paz.

Respecto a posibles sanciones a funcionarios del gobierno nicaragüense, Robinson dijo que revisan el estatus de visas para funcionarios del gobierno y sus familias.

En el Obelisco, zona 10 capitalina, un grupo de nicaragüenses se congregó para protestar por la violencia en su país. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

Contenido relacionado

> Al menos cinco muertos y varios heridos en “Operación Limpieza” en Nicaragua

> Gobierno aisla y lanza fuerte ataque contra comunidad indígena de Nicaragua

> Crisis en Nicaragua: fuerzas leales a Ortega se hacen con el control de Masaya, bastión de la oposición, tras un violento ataque