Conamigua no ejecuta recursos en favor de migrantes, pese a emergencia por el coronavirus

Como ha ocurrido en años anteriores, institución es la peor unidad ejecutora del Estado; al 14 de abril ha erogado apenas el 4.5% de su presupuesto.

Carlos Narez, actual secretario ejecutivo de Conamigua, durante una citación en el Congreso. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Carlos Narez, actual secretario ejecutivo de Conamigua, durante una citación en el Congreso. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua) no ha sido capaz de ejecutar recursos para atender a los migrantes o sus familias, en un año que, posiblemente, es el que más requieren de apoyo.

Hasta el 14 de abril, del presupuesto de la institución de arriba de Q34 millones, apenas había ejecutado el 4.5 por ciento, principalmente en gastos de funcionamiento como sueldos, servicios básicos y la renta de las dos oficinas en las que funciona la secretaría ejecutiva, en la zona 10 capitalina.

Conamigua siempre han sido de las instituciones menos eficientes para ejecutar su presupuesto, disfuncionalidad que se ha atribuido a que no puede gastar recursos en el extranjero; sin embargo, a raíz de la pandemia del coronavirus cientos de connacionales han sido deportados de EE. UU. sin que esa dependencia haya puesto en práctica programas para atenderlos.

Sin presupuesto

 

Y es que apenas a mediados de marzo el Consejo aprobó el presupuesto debido a que había inconformidad en ciertos integrantes de este en cuanto a su estructura, puesto que no respondía a la necesidad de atender a los migrantes.

En una citación en la Comisión del Migrante del Congreso, el ministro de Relaciones Exteriore (Minex),  Pedro Brolo, quien presiden el consejo, exigió a la secretaría ejecutiva de Conamigua un plan estratégico a mediano y largo plazo, del cual carecía.

Asimismo, refirió que la tardanza en la aprobación del presupuesto obedeció a que este contemplaba 91 por ciento para gastos de funcionamiento y no incluían un plan estratégico institucional.

“Vemos con mucha preocupación la falta de seriedad y que no se contemplen esfuerzos reales para apoyar a los migrante”, señaló posteriormente el funcionario a Prensa Libre.

En la misma reunión, Luz Virginia Gramajo, secretaria General de Planificación y Programación (Segeplan), institución que también es parte del consejo, reveló se ha alertado a Conamigua “sobre la inexistencia de planes a favor de los migrantes”, por lo cual se esperaban una propuesta de presupuesto por resultados que proyecte el impacto que tendrá en esta población

Deportados arriban a la Fuerza Aérea de Guatemala. (Foto Prensa Libre: EFE)

 

El consejo de Conamigua es presidido por el ministro de Relaciones Exteriores. Además, lo integran, un diputado del Congreso, el secretario general de Segeplan, el procurador adjunto de los derechos humanos, el gerente del Banco de Guatemala, y los viceministros de Economía y Trabajo.

El secretario ejecutivo—Carlos Narez—, también participa en el consejo. Tiene voz, pero no voto.

Mala gestión

 

Congresistas de la Comisión del Migrante coinciden en que hay una mala gestión de la entidad.

El diputado Mario Ernesto Gálvez, presidente de la Comisión del Migrante, señaló que Conamigua “está pasando por graves problemas”, subrayó que “no solo es una mala unidad ejecutora, sino que lo poco que ejecuta no lo hace con el objetivo de invertir en los migrantes”.

“Nos sorprendimos al conocer que no hay un plan estratégico en la institución”, señaló Gálvez, quien convocó al consejo de Conamigua a inicios de marzo pasado.

Al referirse al trabajo que desempeña el actual secretario refirió: “No puede ser positivo, una institución que ejecuta solo el 21% de su presupuesto y que el 91% se le va en funcionamiento y sin planificación estratégica no puede ser una institución que vaya bien encaminada, independientemente si es Juan o Pedro quien está enfrente”.

Ligia Hernández, también parte de dicha comisión, expuso que Conamigua tiene Q9 millones para ejecutar, pero “el problema es la falta de conducción y de organización de planes y proyectos en favor de los migrantes, no se conoce ninguna acción encaminada a favorecerlos”.

Guatemaltecos deportados, entre ellos varios niños, reciben instrucciones para registrar su ingreso a Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

 

“No existe una conducción política real o la capacidad de identificar las necesidades y que esto se traduzca a proyectos que puedan implementarse, no hay claridad de acciones y objetivos inmediatos”, añadió.

Varios migrantes en EE. UU. han expresado en redes sociales su malestar con el actuar de Narez y piden su remoción. “El nombramiento fue del Congreso y el pleno debería ser el que lo quite, no sé por qué no se ha hecho”, precisó Hernández.

No han desembolsado los recursos

 

Narez, en el cargo desde marzo del 2018, aseguró que el problema se debe a que el Minex no les ha hecho el desembolso de los Q9 millones, de una partida presupuestaria de Conamigua para atender emergencias y desastres, a pesar de que él ya se los solicitó por lo menos en dos ocasiones.

Aseguró que al contar con dichos recursos tiene en planes apoyar a los retornado tanto por la vía aérea como terrestre con programas para facilitar transporte hasta sus lugares de origen.

“Hasta el día de hoy no hemos recibido ni un solo centavo de ese programa para ejecutar. Nos hacen requerimientos de por qué no actuamos, pero no se indica que no hay recursos”, cuestionó.

Narez sostuvo que Conamigua sí contaba con planes y proyectos y que ahora solo están a la espera de los recursos para comenzar a ejecutarlos. “Solo pido que nos deje trabajar, si me dan las herramientas demuestro la capacidad de gente que tengo”, aseveró.

El funcionario reconoció que el consejo le hizo algunas recomendaciones para redireccionar el presupuesto, aunque aseguró que por lo menos uno de ellos asegura que Conamigua hace un buen trabajo.

Pese a que este ya es el tercer año que está al frente de la institución y de que en los tres ha habido problemas de ejecución presupuestaria, Narez dijo que no tiene idea de dónde está el cuello de botella que impide el buen funcionamiento de Conamigua.

El Minex no respondió a una solicitud de información del por qué no ha trasladado los recursos.

Confrontación

 

Otro de los problemas que varios sectores afirman ha causado el mal desempeño de la institución es la confrontación que mantienen el secretario con la subsecretaria. Ambos son electos por el Legislativo, pero no como binomio, sino en elecciones separadas.

En julio del año pasado en una citación en el Congreso, Elizondo responsabilizó a Narez por la baja ejecución presupuestaria, y aseguró que este no le permitía trabajar. “Me veo atada de manos”, precisó la funcionaria, en aquella oportunidad. Narez calificó de “falsas” las acusaciones.

Rita María Elizondo, subsecretaria ejecutiva de Conamigua. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

En otra citación que Elizondo tuvo en el Congreso en febrero pasado, se quejó de que Narez ordena a un empleado de la oficina de Comunicación a que grabe todo lo que ella hace.

Este terminó por abandonar el salón donde se efectuaba la reunión, pero después acudió a la Fiscalía de Delitos contra el Periodista del Ministerio Público a denunciar a Elizondo a quien acusó de dificultar su trabajo.

A criterio de Elizondo, las diferencias que mantiene con Narez no inciden en el desempeño de la institución. Como ejemplo, expuso la no aprobación del presupuesto se debe a la solicitud del consejo de Conamigua de modificar los instrumentos de planificación.

Problema recurrente

 

Conamigua ha sido desde su creación una institución administrativamente inestable. Por ejemplo, Narez y Elizondo asumieron sus cargos después de que la entidad permaneció acéfala durante más de un año y medio, ya que el Congreso no se ponía de acuerdo con la elección.

Por ese mismo motivo la anterior secretaria, Alejandra Gordillo, permaneció más del tiempo establecido en la ley al frente de Conamigua.

Pese a la llegada de Narez a la institución, en marzo del 2018, esta no caminó, de hecho la misma fue cuestionada porque su ejecución presupuestaria fue mínima, siendo el principal gasto el traslado de las oficinas de un espacio que tenía en el Minex, donde no pagaba un centavo, a unas oficinas en el décimo piso de un edifico en la zona 10 donde pagan Q25 mil al mes.

En el 2019, la historia se repitió porque no hubo mayor ejecución presupuestaria, y lo poco que ejecutó Conamigua fue en proyectos que ya existen en el Minex, por ejemplo, la repatriación de cuerpos de guatemaltecos que fallecen en el exterior, y un centro de llamadas para orientar a los migrantes que necesitan asistencia.

Además, a finales del 2019, Conamigua amplió sus instalaciones y ahora paga otros Q17 mil 500 mensuales por la renta de nuevas oficinas, también en el décimo piso del edificio Muranos Center, zona 10.