Congreso derrocha más de Q1.7 millones en caja chica para diputados

De acuerdo con la Ley Orgánica del Congreso, cada bancada tiene derecho a una caja chica a razón de Q1 mil por cada diputado que la integre, para gastos imprevistos y personales.

Publicado el
El Congreso finalizó su primer período ordinario de sesiones con la aprobación de varias leyes impulsadas por el Ejecutivo. (Foto: Hemeroteca PL)
El Congreso finalizó su primer período ordinario de sesiones con la aprobación de varias leyes impulsadas por el Ejecutivo. (Foto: Hemeroteca PL)

Hamburguesas tejanas, mariscos, asados, sándwiches y ensaladas, así como el gasto de gasolina y mantenimiento de vehículos personales para los jefes de bloque y junta directiva ha tenido un costo total de QQ253 mil 796 para el Congreso de la República solo en 2022.

De acuerdo con la normativa interna, cada jefe de bancada y directivo tiene derecho al uso de una caja chica, independiente de su salario mensual.

El Manual de Uso de Fondos Rotativos define que cada directivo, así como cada bloque tendrá la disponibilidad de dinero en efectivo, el cual tiene como objetivo servir de instrumento para realizar gastos de fácil adquisición y de baja cuantía, los cuales no deben de esperar el trámite normal.

La Junta Directiva, que está integrada por nueve diputados, se les autoriza un rubro de Q10 mil a cada uno para esos gastos personales. Cada bancada cuenta con Q1 mil por integrante y para la atención de los jefes de bloques se le asignan Q50 mil a la Dirección Legislativa.

Entre los directivos destaca Santiago Nájera, que ha cobrado desde el 2020 Q126 mil 791 en concepto de gastos personales. Él diputado de la UNE ha sido secretario los tres años.

En total la Directiva ha cobrado más de Q516 mil desde 2020 en gastos personales, con exepción de la presidencia —Allan Rodríguez y Shirley Rivera— que no han reportado gastos.

En el caso de los bloques legislativos, la UNE y Vamos son quienes más han utilizado los fondos de caja chica. Son las bancadas con más diputados y por tanto, quienes más dinero tienen asignado.

La Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), comandada por Estuardo Vargas es una de las que más ha cobrado —Q256 mil—, al igual que Vamos, dirigida por el congresista Carlos Roberto Calderón, que durante los últimos tres años ha recibido Q272 mil 311.

En tanto que cinco agrupaciones no han requerido según el portal de transparencia el uso de estos fondos durante la presente legislatura. Estas son la bancada Visión con Valores (Viva), Victoria, Semilla, Movimiento de Liberación de los Pueblos (MLP) y Bienestar Nacional (Bien). El resto han tomado dinero para esos gastos imprevistos, la mayoría comida o combustible, al menos una vez desde el 2020.

Este año son seis bancadas quienes han utilizado estos recursos, UNE y Vamos son quienes más demandan gastos.

Le puede interesar: Congreso prioriza aprobación de préstamo por US$500 millones y relega otros temas de interés nacional

Promesas

En 2020, en medio de la pandemia del covid-19, el entonces primer secretario y diputado de Todos, Felipe Alejos, renunció al uso de los fondos rotativos —caja chica—. El modelo lo copió el tercer vicepresidente y secretario de ese año, aunque en los dos siguientes años los legisladores ya no prescindieron del uso de estos fondos.

Ese mismo año —2020— la diputada Vicenta Jerónimo del Movimiento de Liberación de los Pueblos (MLP), en una reunión de jefes de bloques, anunció que no aceptaría que el Congreso gaste en alimentos, telefonía celular y seguro médico para los diputados, por lo que decidió renunciar a ello, así mismo del manejo de los recursos otorgados por medio de esos fondos rotativos.

“Hemos renunciado como bancada a esos privilegios”, resumió el jefe del bloque Victoria, Juan Carlos Rivera. Según explicó, desde el 14 de enero de 2020 que tomaron posesión entregaron la iniciativa de ley 5689 que tiene dictamen favorable y que busca eliminar el pago de seguro médico para todos los funcionarios y dignatarios de la nación, junto con ello renunciaron al uso de caja chica y pago de teléfono celular.

Le puede interesar: La sesión del Congreso de los Q4 mil millones donde la aplanadora oficialista impuso su voluntad

También viajes

Además del fondo rotativo, la Directiva ha autorizado en los primeros meses del 2022 más de Q100 mil en viáticos.

Solo a la diputada de la UNE, Thelma Ramírez, se le dieron Q30 mil 573 para un viaje que realizó a la Isla de los Dioses o isla Bali, en Indonesia, en el que participó en la Asamblea de la Unión Interparlamentaria.

De acuerdo con el informe de la legisladora, asistió a reuniones conexas como delegada de Guatemala, en el que se efectuaron pronunciamientos del conflicto entre Ucrania y Rusia, Cambio Climático, participación de las mujeres y la juventud en la toma de decisiones.

El informe de Ramírez agrega que sus intervenciones fueron con voz más no con voto, puesto que el Congreso de la República de Guatemala no se encuentra al día en los pagos pertinentes en la Asamblea.

La diputada Samantha Figueroa, del Grupo Parlamentario de Oposición, viajó también este año a Ginebra, Suiza. El informe detalla que participó en la Reunión del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Técnico, Científico y Tecnológico.

El Foro de presidentes de Poderes Legislativos de Centroamérica y el Caribe (Foprel), en México, la Reunión de la Comisión de Medio Ambiente y Turismo del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino), en Panamá y Honduras, fueron parte también el destino de otros congresistas a los que el Congreso sufragó los gastos.