En el Congreso se vislumbra un panorama difícil para el oficialismo en el segundo periodo de sesiones

El oficialismo tendría un panorama difícil para el segundo periodo de sesiones en el Congreso tomando en cuenta que no fue ratificado el estado de Sitio y el mismo camino lleva la quinta prorroga el estado de Calamidad Pública por la emergencia del coronavirus.

Al oficialismo se le podría complicar el segundo periodo de sesiones en el Congreso. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Al oficialismo se le podría complicar el segundo periodo de sesiones en el Congreso. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El pasado domingo el Ejecutivo y la bancada oficial se reunieron en la Finca Santo Tomás en Escuintla con diputados de los bloques afines para tratar de volver a cohesionar al grupo que los ha apoyado desde el comienzo, como ejemplo llevar a Allan Rodríguez a presidir el Congreso y las diferentes iniciativas que han llegado y se han concretado en leyes.

Sin embargo, la reunión fue más de reclamos que de proyectos que ayuden al país para atender la pandemia y la reactivación económica, ya que los diputados exigen que se cumplan las promesas de obras que fueron ofrecidas, ya que en el decreto 20-2020 se establecieron Q600 millones para los Consejos de Departamentales de Desarrollo.

Esa desavenencia hizo que el Ejecutivo no lograra que el Congreso ratificara el estado de Sitio que se había decretado en los municipios de El Estor, Morales y Livingston, Izabal; y en Panzós y Santa Catalina la Tinta, Alta Verapaz.

Diputados consideran que el Ejecutivo tampoco tendrá el apoyo por si decide enviar el estado de Calamidad Pública para su ratificación, por lo que se habla que no lo enviará, con lo que se podría dejar la puerta abierta para regresar a la normalidad.

Otros puntos que podrían poner difícil al oficialismo en el Congreso es la aprobación del presupuesto de ingresos y egresos del Estado para el próximo año, la elección de la junta directiva y la elección de magistrados de las Cortes.

Periodo cuesta arriba

El politólogo Cristhians Castillo es de la postura que el segundo periodo de sesiones estará cuata arriba, incluso el resto de del Gobierno del presidente Alejandro Giammattei.

“Acá es donde se hace evidente haber llegado con una bancada pequeña y tener que hacer alianzas sobre la base de ofrecimientos para poder impulsar la agenda de interés del Ejecutivo, los reclamos tienen que ver también por la poca ejecución de los recursos y el incumplimiento de algunos ofrecimientos para garantizar los apoyos legislativos, y uno de los malestares es la distribución de los recursos para los Consejos Departamentales de Desarrollo”, explicó Castillo.

El analista señaló que se empieza a ser evidente que si no les cumple a sus aliados estos dejan de ser incondicionales, sino que estos responden a intereses y si con ellos no son beneficiados inmediatamente pues se da lo que lo que pasa en este momento.

“Este segundo período tiene temas complicados y de mucho interés para el Ejecutivo, además del presupuesto y de la junta directiva, también está la elección de magistrados que es estrategia y que tiene el interés del Ejecutivo y el paquete de leyes para la reactivación económica, que obviamente ante la poca capacidad de un sector empresarial que pueda reaccionar ante la reactivación de manera individual, muchos están viendo una agenda legislativa que les beneficie”, refirió Castillo.

La politóloga de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), Celia Luna indicó que el oficialismo tenía un reto desde el principio, al no tener una mayoría en el Congreso le sería difícil pasar leyes y lo que hace es que se tengan que armar estas alianzas, así como se forman se puede deshacer fácilmente. Lealtad es lo que no se tiene ni en los mismos partidos.

“Por el mismo hecho de que no cuenta con alianzas solidas se le puede complicar al oficialismo este segundo periodo de sesiones, ya que se empieza a discutir el presupuesto del próximo año. Sobre todo, si no se ha honrado la promesa de dar obras a diputados que no sean del oficialismo sino de estas alianzas”, dijo Luna.

La experta indicó que las alianzas que se hacen alrededor de dinero y promesas son complicadas, porque en algún momento se va a pedir una cantidad de obras, pero mañana se van a necesitar más.  “es complicado para el oficialismo mantener las alianzas, ya que el ejecutivo no cuenta con recursos infinitos”, refiere.

La analista del Centro de Investigaciones Económicos Nacionales (Cien), María del Carmen Aceña dijo que les preocupa que a pesar de estar el país en una situación tan compleja no se ve una unidad nacional porque aquí debería ir primero Guatemala, sus habitantes y luego la política y las obras.

“Los diputados se tienen que poner a pesar si estamos preparados para quietar un estado de Calamidad por qué al quitarlo es prácticamente abrir los servicios y obviamente con restricciones la gente no hace caso, ya no digamos con todas las libertades”, dijo Aceña.

Muchos diputados hablan de que como no se han ejecutado los recursos, no van a apoyar al presidente, lo que deberían de analizar el Legislativo es que leyes o que procedimiento es lo que está estancando la ejecución presupuestaria, no es solo de aprobar esa cantidad de millones, sin saber la capacidad del Ejecutivo para ejecutarlo.

“Estamos en un círculo vicioso, aquí o cambiamos de fondo la forma de tomar las decisiones del país basados en méritos eficiencia y el bienestar de los guatemaltecos, esta crisis solo va a gravar la situación. Los tres organismos del Estado en lugar de estar unidos y la Corte de Constitucionalidad apoyando lo que se ve es que todos los días hay un tema que más nos divide, es tiempo de que los guatemaltecos tengamos las necesidades cubiertas y después la política, yo no estoy en desacuerdo que negocien, pero ya que hagan transacciones no estoy de acuerdo”, indicó la analista.

El tercer vicepresidente del Congreso, Armando Castillo considera que lo más importante es que el partido oficial escuche las opiniones de las bancadas aliadas, ya que somos los que siempre hemos apoyado, creemos necesario que haya más comunicación y que tomen en cuanta las iniciativas que se han estado proponiendo de parte de varios aliados.

“Los estados de sitio y de Calamidad de hace un mes llegaron también sin mayor planificación y se tuvo que convocar de un rato para otro, al parecer falta un poco de coordinación por lo que debería de haber un enlace efectivo para que los temas del Congreso caminen”, dijo el diputado.

El parlamentario considera que hay una falta de coordinación y por eso llegó tarde el estado de Sitio, pero por otro lado creo que la situación del coronavirus es lo que más ha afectado, porque de no haber este temor de algunos diputados se hubiera logrado el quórum ya sea para aprobarlo o improbarlo.

“Los consensos son necesarios por la gobernabilidad del país, en este segundo periodo se debe trabajar el tema de cortes, realmente ya no puede esperar más, se debe ver el tema del presupuesto, las cuestiones que se den con la nueva junta directiva y la continuidad que se ha hecho respecto al covid”, dijo Castillo.

“Recordemos que hay recursos que no se han ejecutado y no creo que se vayan a ejecutar en este mes que tal vez sea el último estado de Calamidad que haya y entonces hay que ser creativos para que esos recursos son se pierdan y sean utilizados de buena manera”, añadió.

El diputado Rodolfo Neutze jefe de bancada de Compromiso Renovación y Orden (Creo) señaló que desde un principio se preveía que este Congreso no iba a lograr consensos por la atomización de 19 bancadas. Se complico más de que algunas bandas se partieran en tres grupos.

“Creemos que para el partido oficial el segundo periodo le será difícil lograr consensos porque muchas de las bancadas están buscando sus propios intereses o su propia agenda. Es importante que el Congreso retome el tema de la elección de las Cortes, que se legisle para la reactivación económica y que se hagan a un lado las rencillas políticas de pasarle juicio a otros poderes con el afán de unir a las bancadas”, dijo Neutze.