Extorsionistas serán enviados a la “sala de reflexión” como castigo, anunció Giammattei

La cárcel de Cantel, Quetzaltenango, es una de las que más casos de extorsiones había registrado, según las autoridades.

Publicado el
Un alumno le entregó un dibujo al presidente Alejandro Giammattei con un mensaje especial para su gestión. (Foto Prensa Libre: La Red)
Un alumno le entregó un dibujo al presidente Alejandro Giammattei con un mensaje especial para su gestión. (Foto Prensa Libre: La Red)

Los reos en Quetzaltenango que hayan sido detectados con celulares y que se tengan indicios de que se dedicaban a las extorsiones serán enviados a una habitación con restricciones como un castigo, anunció el presidente Alejandro Giammattei.

El lugar fue llamado la “sala de reflexión”, así lo dio a conocer el mandatario durante la gira que mantiene en ese departamento por el Gabinete de Puertas Abiertas.

“Es un gobierno distinto, que ejecuta pero necesitamos el apoyo de ustedes en el tema de seguridad, ayúdenme denunciando para que nosotros los podamos agarrar y refundirlos donde están“, exclamó Giammattei a la población que le preguntaba por el tema de criminalidad.

“Hemos girado las órdenes, los 50 extorsionistas que hemos identificado en la cárcel de Cantel, que les hemos quitado celulares, los vamos a refundir en un solo lugar que se va a llamar la sala de reflexión, no tienen conexiones y tienen una sola lámpara“, explicó el presidente.

Advirtió que los reclusos tendrán más controles para reducir los hechos delictivos.  “Hasta que entiendan que tienen que dejar de extorsionar a la gente de Quetzaltenango no podrán salir de la sala de reflexión, ahí van a estar refundidos y cumplir su condena ahí si es necesario”, dijo Giammattei.

Durante diferentes requisas en la Granja Penal de Cantel se han detectado conexiones a internet, celulares y listados con los que los reos extorsionaban. El 47% de las llamadas de extorsión en el país se consideraba que salían de ese centro carcelario.

Entre los cambios en el sistema carcelario también la próxima semana será anunciada la primera cárcel en donde los presos tengan que trabajar para ganar sus propios alimentos.

El presidente estuvo toda la semana en Quetzaltenango, departamento al que trasladó el centro del Gobierno durante estos días como parte de su estrategia.

Un alumno le entregó un pizarrón con un dibujo al presidente Alejandro Giammattei en donde le agradece que no permita que “sigan robando” a los guatemaltecos.