Jimmy Morales exige rendición de cuentas y revisión a actuaciones de la Cicig

Presidente guatemalteco fustiga que la Cicig vulneró la soberanía y las leyes, y puso en riesgo la paz social.

Archivado en:

CicigJimmy MoralesONU
Jimmy Morales se dirige a la 74 Asamblea de la ONU. (Foto Prensa Libre: AFP)
Jimmy Morales se dirige a la 74 Asamblea de la ONU. (Foto Prensa Libre: AFP)

El presidente Jimmy Morales “exigió” a la ONU un informe de las actuaciones de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y presionó a la Secretaría General de ese organismo para que presente a los países donantes una rendición de cuentas de cada “centavo” ejecutado y no ejecutado durante los 12 años de funcionamiento de esa instancia.

El gobernante se refirió a la Cicig durante la 74 Asamblea de la ONU, donde criticó al secretario general, António Guterres y al excomisionado Iván Velásquez.

“Estoy seguro que esta rendición de cuentas ante los estados miembros de la ONU sería muy positiva y altamente valorada por los amigos donantes que confiaron en un esfuerzo inédito de Naciones Unidas que fracasó en Guatemala”, aseveró.

Morales señaló que el informe final de la Cicig presentado en agosto por Velásquez “faltó a la verdad” y por tanto exigió un “informe exhaustivo y objetivo” de las actuaciones de la comisión contrastado a la luz de los hechos, y que tenga acompañamiento de países garantes, porque en Guatemala se violaron leyes nacionales e internacionales y derechos humanos.

 

 

Arremete contra Velásquez

Afirmó que la Cicig “vulneró los principios de soberanía nacional, no respetó las leyes, socavó la autonomía institucional, puso en riesgo la paz social y desafió la gobernabilidad de la nación”, pero “lo más triste y preocupante” es que lo hizo con el consentimiento de la ONU.

Según Morales, la Cicig, bajo la conducción de Velásquez, “utilizó la imagen de las Naciones Unidas con fines políticos”.

Así, convirtió la persecución penal en una herramienta de “persecución selectiva y acoso político”, vulneró los derechos humanos y civiles, así como la Constitución; irrespetó la presunción de inocencia, el derecho de legítima defensa y el debido proceso, “abusando del digno cargo que le fue encomendado”.

Luego de cuestionar que el acuerdo de creación de la la Cicig no aclara a quién rendía cuentas, Morales criticó por qué la ONU no atendió las preocupaciones de su administración sobre los actos de esa instancia.

“Si han muerto varias personas; muchas otras han sido encarceladas injustamente y otras siguen guardando prisión preventiva sin ni siquiera acudir a su primera declaración, ¿quién es el culpable de estas violaciones de los derechos humanos?”, inquirió.

Funcionarios y diputados guatemaltecos aplauden a Jimmy Morales durante el discurso ante la 74 Asamblea de la ONU.

Así como lo dijo en agosto de 2018, cuando anunció que no renovaría el mandato, Morales subrayó que Velásquez convirtió la Cicig en una “estructura criminal que cooptó la justicia”. Con esos actos, cuestionó Morales, Velásquez “defraudó a la confianza de nuestro país para luchar contra estructuras criminales que, se suponía, era su labor principal”.

También repudió que el excomisionado ahora “desprestigie” a Guatemala ante la comunidad internacional. “Eso se llama deslealtad”, afirmó, y agregó que Guatemala le abrió las puertas a Naciones Unidas para apoyar la lucha contra la corrupción y la impunidad, sin embargo, la “poca moral y bajo profesionalismo” de Velásquez lo llevó a cometer acciones que los “buenos guatemaltecos no estamos dispuestos a tolerar ni a olvidar”.

Esa “ambición de poder”, señaló Morales, hizo que Velásquez pasara el ámbito judicial al político, lo cual quedó refrendado con su apoyo público a Thelma Aldana, exfiscal general y excandidata presidencial proclamada por el Movimiento Semilla en el pasado proceso electoral, quien es “prófuga de la justicia”.

Al tiempo que preguntó quién daría una explicación a los familiares de las personas que murieron en prisión preventiva, el gobernante saliente dijo que es “sumamente delicado y que no debemos olvidar” que hubo uso de testigos falsos y de la calumnia mediática, los cuales son “actos deleznables y condenables, y peor aún, si provienen de la ONU”.

Morales machacó a los países donantes que fueron traicionados en su buena fe y los presionó a que no “queden sobre sus espaldas” las “violaciones graves a los derechos humanos de los guatemaltecos”, las cuales no deben quedar impunes.

Semuy 2

Morales rechazó asimismo un “intento de investigación independiente” que quiso hacer la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) relacionado con el “ataque terrorista” que le costó la vida a tres soldados en Semuy 2, El Estor Izabal. Para el gobernante, esto es otra prueba de los “abusos” de agencias de la ONU cometen en Guatemala.

Contenido relacionado

Jimmy Morales resalta uso de biobardas ante la ONU y quiere patentarlas ante el mundo

“Gracias a Dios los echamos”: Jimmy Morales celebra salida de “extranjeros que retorcieron las leyes”

Jimmy Morales pide a la CC que haga su trabajo y no ocupar su tiempo en resolver “tonteras”