La bancada FCN-Nación quiere dirigir el Congreso

En el Congreso se estaría consolidando una negociación que incluiría ceder en algunos aspectos del Presupuesto  a cambio de aprobar la directiva.

Publicado el

La bancada Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) habría elegido negociar la presidencia del Congreso para el próximo año a cambio de que se hicieran algunas reducciones en el Presupuesto General de la Nación.


La planilla para la junta directiva del Congreso que promueve el oficialismo ya contaría con los votos suficientes para dirigir ese organismo en el 2018.  A la cabeza estaría el jefe del Frente de Convergencia Nacional, Javier Hernández, además de diputados de otras cinco bancadas, con los que sumarían más de los 80 votos requeridos.

Sin embargo, la negociación no se ha concretado hasta ahora porque la bancada aliada, Movimiento Reformador (MR),   disputa la jefatura del bloque y esta pugna interna retrasa el pacto que llevaría a Boris España a la Junta Directiva.

El bloque Todos también estaría apoyando a la planilla encabezada por Hernández, a cambio de dos puestos en la Directiva. También han mostrado interés las bancadas de la Unión del Cambio Nacional (UCN), Visión con Valores (Viva) y Alianza Ciudadana (AC).

Presidencia por gastos

El oficialista Adim Maldonado, presidente de la Comisión de Finanzas, indicó que el proceso de dictaminar el Presupuesto “se ha hecho de forma transparente y clara”.

Maldonado, aunque no reconoció que el oficialismo haya desistido de negociar el Presupuesto a cambio de la Directiva, tampoco negó que esta sea una práctica habitual en el Congreso.

“No sería raro que se estuviera dando en este momento. Va a terminar el año e históricamente en esta época se elige”, dijo.

Carlos Barreda, subjefe de la opositora Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y miembro de la Comisión de Finanzas, cuestionó que el dictamen del Presupuesto esté escondido y no saben qué negociaciones puedan darse. Alegó que no se les ha convocado a reuniones ni se les ha dado una copia del dictamen.

Hemiciclo del Congreso de la República. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca).

“Creemos que hay negociaciones que se están dando con las diferentes bancadas  (…)  Pareciera que se quiere negociar la Junta Directiva a cambio de presupuesto”, indicó Barreda.

El legislador sentenció que con esa práctica se está  retando al sistema y no entienden las protestas de la ciudadanía hacia el desempeño del Congreso.

Por su parte, Javier Hernández, jefe de la bancada FCN-Nación  y que ya ha manifestado públicamente su intención de ser presidente del Congreso, negó que exista algún pacto oculto para llegar a ese cargo o que se esté negociando el Presupuesto.

“Realmente, nosotros no tenemos ninguna negociación oculta. De hecho han sido públicas, y están grabadas en la Comisión todas las organizaciones y dependencias que llegaron a pedir su aporte”, enfatizó.

Agregó: “Nada que no haya sido público y gravado va a estar en el Presupuesto. Yo no tengo las mañas que tiene la UNE para saber de dónde se pueden hacer cosas bajo la mesa y sucias en un presupuesto”, aseveró Hernández.

Guardará distancia 

El presidente Jimmy Morales, durante una visita a Escuintla, dijo que el Legislativo es independiente y quiso guardar distancia de las negociaciones que ahí se puedan dar, pese a que fue en la finca presidencial Santo Tomás, el año pasado, que se definió la planilla que actualmente dirige el  Legislativo.

“Se necesita la integración de muchos de los bloques para conforman su directiva, y creo que ellos están haciendo el trabajo que les corresponde”, afirmó Morales, quien insistió en que se debe aprobar el presupuesto de gastos del 2018.

Diputados de bancadas minoritarias como Encuentro por Guatemala y Winaq  insisten en que no participarán en la elección de Directiva si las negociaciones están amarradas al Presupuesto, porque sería poco transparente.