Mientras el IGM ofrece citas para emisión de pasaportes para agosto de 2023, tramitadores venden citas inmediatas a Q1,500

El Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) estaría funcionando con un 30% de capacidad, según diputados fiscalizadores en la emisión de pasaportes.

Publicado el
Centro de Emisión de Pasaportes
El centro de emisión de pasaportes, en la zona 4 de la capital, programa citas para nueve meses después por alta demanda. (Foto Prensa Libre: Elmer Vargas)

Frente a la demanda de emisión y renovación de pasaportes que sigue alta y rebasa por mucho la capacidad del Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), Prensa Libre identificó al menos tres formas de poder obtener ese documento en el país, dos de ellas a través de actos de corrupción que las mismas autoridades animan a que sean investigados.

La primera y única forma legalmente instituida por el IGM para obtener un pasaporte o la renovación de este es pagar los US$50 –unos Q385– y hacer una cita en la página electrónica de la institución para presentarse con los documentos y realizar el trámite.

El inconveniente de esa forma de obtención del pasaporte es que, por la alta demanda de la población y la limitada capacidad de la entidad, las citas actualmente se agendan para agosto del 2023.

Citas a Q1,500

Al momento en que algún usuario se acerca a las filas del IGM para la gestión de un pasaporte, los tramitadores rápidamente y con una abrumadora amabilidad se ponen a la disposición. Sus servicios van desde fotocopias, que tienen un costo de Q5, hasta conseguir citas inmediatas por Q1 mil 500.

 

Manolo Liques, un guatemalteco de La Providencia, Cuilapa, Santa Rosa, realizó todo el proceso antes descrito, y aunque la cita la tenía para el próximo año, se presentó la semana pasada al centro de emisión de pasaportes de la zona 4 capitalina. Tenía un vuelo programado para los próximos días y ante el riesgo de perderlo decidió presentarse al recinto.

“Tuve que caminar dos horas. Salí a las 3 de la mañana y llegar a esta hora —alrededor de las 9 de la mañana—; no es fácil”, dice el hombre de 37 años.

Agregó: “Encontraba citas hasta junio del otro año. Es complicado, porque imagínese en la situación que estamos viviendo, no es fácil y, para ajustar, el dinero cuesta. Yo tuve que pagar Q1 mil 500, si no se cancelaba mi viaje”.

Viajes simulados

Ante la falta de citas y la necesidad del documento, el IGM abrió la posibilidad de considerar casos especiales, como un viaje próximo, el cual se debe comprobar ante las autoridades del centro de emisión de pasaportes para agilizar el trámite.

Esta vía rápida de atención abrió otro tipo de negocio para algunas agencias de viajes, que ofrecen por Q350 la emisión de un boleto aéreo simulado que pueda comprobar ante el IGM que se trata de un caso especial y pueda renovar el pasaporte el mismo día.

“¿De dónde va a sacar un tramitador una fecha –cita–, violando el proceso normal? Esto llama seriamente la atención y merece ser investigado. En el tema de las agencias de viaje, tampoco me parece correcto, es una mala práctica que no debería de suceder. No creo que el IGM dé privilegios a las agencias, y es un tema que también merece ser investigado”, dijo Motty Rodas, directora de la Asociación Guatemalteca de Línea Aéreas (Agla).

Rodas también señaló el impacto que tiene para la industria que representa el que en el país se tengan atrasos de hasta un año para emitir los pasaportes.

“Lo único que podemos nosotros decir, como lo dijimos en una ocasión anterior, es que es necesario que se busquen procedimientos para agilizar este proceso que es de mucha importancia”, refirió.

 

Para Manuel Rivera, diputado de la bancada Victoria, que en las últimas semanas ha sostenido citaciones con funcionarios de Migración, el problema de corrupción podría estar ligado a la misma institución y se deben tomar acciones a favor de la población que necesita esos documentos.

“Son escenarios trágicos, porque la economía del país no se encuentra para que un documento que es un derecho y con obligatoriedad de entrega tenga esos costos. Yo no quiero ser mal pensado, pero si yo le pongo trabas a un proceso burocrático, van a salir otras fuentes para acceder al mismo”, comentó el diputado Manuel Rivera, del bloque Victoria.

A criterio del parlamentario, la fiscalización que él y otros congresistas han hecho al IGM expone que esa institución opera solo a un 30%, cuando consideran que es evidente que la demanda por pasaportes es alta.

“Hay personas a quienes no les sirve que Migración sea una institución funcional, pero lamentablemente la corrupción en los procesos se da y es lastimoso, porque solo hacen que el usuario gaste más”, añadió Rivera.

Centro de emisión de pasaportes
Tramitadores ofrecen afuera del centro de emisión de pasaportes citas de atención inmediata a Q1,500. (Foto Prensa Libre: Elmer Vargas)

IGM responde

Frente a estos escenarios, Alejandra Mena, portavoz del IGM, confirmó que las sedes para la emisión de pasaportes tienen citas programadas hasta ocho meses después, siendo las sedes de Quetzaltenango y la central, en la zona 4 de la capital, las de mayor saturación, con espacios llenos hasta julio y agosto del 2023.

Mena informó que hay otra sede, en la zona 9 de la ciudad de Guatemala, y ahí se cuenta con espacios de atención para noviembre de este año; sin embargo, esta sede no aparece en la página web de migración, dentro de la sección de puestos de emisión de pasaporte.

La comunicadora destacó que frente a la demanda para obtener pasaportes y los ofrecimientos de personas ajenas al IGM para atender citas más próximas, la institución realiza distintas acciones para evitar que los usuarios sean estafados.

“El IGM no trabaja a través de ningún gestor o tramitador. Hacemos el llamado a la población a denunciar al 4214-9091 o a las líneas del MP y Policía Nacional Civil. Se realizan operativos constantes en el Centro de Emisión de Pasaportes con el fin de prevenir que los guatemaltecos sean estafados”, dijo Mena.

El IGM, según Mena, impulsa planes para ampliar los centros de emisión de pasaportes y realizan jornadas móviles en el interior del país para atender la demanda. Por los señalamientos de estar operando con tan solo 30% de capacidad, la vocera no confirmó ni negó este extremo, pero sí explicó que actualmente están en un proceso de remozamiento y que a la brevedad se sumará más personal.

“Se realizó un proyecto de remozamiento en el Centro de Emisión de Pasaportes con el fin de ampliar la atención. Actualmente se tienen 20 cubículos que permitirán atender de manera ágil a los guatemaltecos. Ya se contrató a las personas, quienes están en proceso de capacitación. En los próximos días se darán a conocer las acciones y el nuevo horario de atención, mismo que se encuentra extendido”, destacó.