IGM ha pagado más por cartillas para pasaportes durante los últimos tres años

El presidente ha sido cuestionado por interferir en asuntos propios del IGM, lo cual ha repercutido en la crisis de pasaportes.

Publicado el
El precio de las libretas para pasaporte se incrementó luego de que el IGM cambiara de proveedor. Sin embargo, el proceso para renovar el documento sigue sin agilizarse. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El precio de las libretas para pasaporte se incrementó luego de que el IGM cambiara de proveedor. Sin embargo, el proceso para renovar el documento sigue sin agilizarse. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En el último año el precio unitario de las cartillas de pasaportes se encareció por Q12. Detrás de esto hay cuestionamientos de corrupción que podrían explicar el aumento y la falta de celeridad para renovar dicho documento de identificación, advierten analistas.

El Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) se encuentra evaluando una licitación pública para la adquisición de 1 millón de libretas de pasaporte. La fecha para presentar ofertas fue el 28 de marzo, pero solo la empresa Icard Solutions S.A. ofertó por Q35 millones 650 mil.

De concretarse la compra, el precio unitario de cada cartilla sería de Q35.65. Es decir, Q12 más caro al valor al que se adquiría previo al 2020, el primer año de gobierno de Giammattei.

Icard Solutions S.A. comenzó a vender al Estado el año pasado, cuando el IGM le compró 500 mil libretas por Q17 millones 925 mil. Esto equivale a Q35.85 por unidad, monto similar al que ofertó en la última licitación.

Antes de 2020, la institución migratoria compraba los pasaportes a la empresa GSI de Guatemala Sociedad Anónima, que vendía cada libreta a Q23.56. Sin embargo, en el último evento de compra que lanzó el IGM el año pasado, que se realizó bajo la modalidad de proveedor único, la empresa presentó una inconformidad ya que, a su criterio, las bases estaban hechas para favorecer a una entidad en específico.

Entre sus inconformidades estaba un requisito que incluyó el IGM, que exigía a todos los proveedores contar con un capital cien por ciento extranjero durante los últimos 20 años, algo que pocas empresas podían cumplir.

“Requerir que los manifestantes de interés (las empresas) concurran acreditando que la fábrica es empresa estatal (con cien por ciento de capital estatal) (…) obstruye y vulnera la libertad de comercio e industria, libre competencia y concurrencia en perjuicio del artículo 43 de la Constitución Política de la República (…) en el mercado internacional existen prestigiosos fabricantes de libretas de pasaporte con capital público y privado que pueden cumplir y superar los requerimientos y necesidades del IGM”, manifestó la empresa.

Pero el problema no solo es el encarecimiento del producto, sino también lo engorroso que es para la ciudadanía renovar su documento de identificación internacional. Este trámite, incluso, puede durar hasta seis o siete meses.

Le puede interesar: IGM intenta abastecerse de cartillas tras dos años de no agilizar emisión de pasaporte

Corrupción

Edie Cux, de Acción Ciudadana (AC), considera que una de las razones que ha provocado el encarecimiento de los pasaportes es la corrupción. Recuerda que en abril de 2021 el mismo vicepresidente de la República Guillermo Castillo señaló al presidente Alejandro Giammattei de interferir en el IGM para que se destituyera al entonces director con intereses particulares.

Luego de que se destituyera al director, las nuevas autoridades, con el aval de la Contraloría General de Cuentas (CGC), anularon una licitación pública que estaba en marcha para adquirir más pasaportes y lanzaron un nuevo evento de compra, pero bajo la modalidad de “proveedor único”, con lo cual se restringió la competencia de otras empresas.

“Uno de los factores (que provoca el encarecimiento de pasaportes) es la corrupción. Este gobierno se ha caracterizado por imponer a los proveedores. Hay cambios de autoridades que se dieron en el instituto y parte de la protesta de exdirector fue que se le imponían a proveedores. No tiene que ver con crisis económicas”, dijo Cux.

El entrevistado explica que a nivel nacional e internacional hay empresas que proveen cartillas. Por ello, es importante que se lancen licitaciones públicas que favorezcan la transparencia en el proceso y el precio y la calidad del producto.

“Lo que sucede con estos productos (como el pasaporte) es que se adquieren de forma masiva porque la población necesita identificarse. Hay mucho dinero en juego y los funcionarios y personas particulares ven en estos negocios una mina de oro”, afirma.

María del Carmen Pelaez, investigadora de Diálogos, dice que es importante que la ciudadanía y organizaciones de sociedad civil se involucren en estos procesos de compra para propiciar la transparencia y frenar la corrupción. Para ello,

“Genera suspicacia que haya un cambio (de proveedor de pasaportes) y no haya sido para mejorar y mantener un precio estándar. El aumento es notorio. Valdría la pena poder revisar esto y analizar las relaciones que tiene el Estado con estas empresas y todas las posibilidades de negociación. Se debe ir más allá de la contratación y evaluar si el servicio se está prestando con efectividad”, dijo Pelaez.

IGM

Al ser consultadas las autoridades del IGM sobre el encarecimiento, respondieron, por medio de la oficina de comunicación social, que las adjudicaciones se han hecho con el proveedor que cumple los requisitos y condiciones de cada evento.

Sin embargo, no aclararon las razones por las que se encarecieron las cartillas y tampoco se refirieron a los motivos por los que en anteriores eventos se han utilizado modalidades de compra que restringen la competencia.

“En el evento de la manifestación de interés del año 2021 se adjudicó a la entidad oferente que cumplió los requisitos, por lo que el cambio de proveedor fue consecuencia de las ofertas presentadas y cumplimiento de requisitos y condiciones de cada evento, en cumplimiento de la ley de contrataciones del Estado”, se limitaron a responder.