“Nosotros perseguimos el lavado de dinero, pero los países consumidores no lo hacen”, dice Giammattei en foro de inteligencia y seguridad

El mandatario señaló que el 95% de los vuelos con drogas que llegan a Centro América y México provienen de Venezuela y que “el mundo” no hace nada para impedirlo. 

Publicado el
Alejandro Giammattei durante su discurso en el Foro Parlamentario de Inteligencia y Seguridad en el Congreso de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Captura de video)
Alejandro Giammattei durante su discurso en el Foro Parlamentario de Inteligencia y Seguridad en el Congreso de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Captura de video)

El presidente Alejandro Giammattei participó este lunes 7 de marzo en la inauguración del Foro Parlamentario de Inteligencia y Seguridad que se llevará a cabo durante dos días en Congreso de Guatemala y durante su discurso criticó la falta de acción de países consumidores de drogas para combatir el lavado de dinero y también por qué no se hace nada si se sabe que el 95% de vuelos con droga que llegan a Centroamérica y México salen de Venezuela.  

El mandatario dijo que era de trascendental importancia para Guatemala tratar temas como la corrupción y el crimen transnacional que representan una amenaza para la prosperidad social y económica en los países.  

Expresó que la seguridad es una condición determinante para el desarrollo y proveerla es uno de los fines y objetivos de todos los Estados y por ello poner en marcha las acciones necesarias a través de los medios que se tengan que disponer es altamente prioritario 

“Los gobiernos no somos, no podemos ser, omnipresentes ni omnipotentes, esto quiere decir que no nos es posible cubrir todo nuestro territorio y aislar a la población en riesgo a cubrir esos riesgos y esas amenazas que se están teniendo” expresó Giammattei.  

Giammattei dijo en su discurso que Centroamérica es una zona geopolíticamente estratégica, vecina de México y Estados Unidos lo que nos otorga un papel preponderante para garantizar la seguridad y la defensa no solo de esas naciones sino del continente americano. 

Señaló que el área centroamericana es un puente para el tráfico de drogas desde los países productores en Sudamérica.  

Lea además: Volcán de Fuego incrementa actividad eruptiva y el Insivumeh afirma que esta podría aumentar en las próximas horas o días

El mandatario pidió su teléfono celular y mostró una foto que según él había sido tomada hacía tres días en una pista que “tenemos identificadas” en Venezuela.  

“El 95% de las trazas con drogas que vienen a Honduras, Guatemala, México, Belice, salen de Venezuela. Fuentes humanas nos tomas las fotos de los vehículos cargados que llevando las drogas para ser puestas en un avión que aterrizó días después en Belice, con un poco más de dos toneladas de droga”, dijo Giammattei. 

Critica a las naciones del mundo 

“Es necesario reconocer la responsabilidad compartida entre aquellos países consumidores y aquellos países productores. El 95% de las trazas con drogas salen de Venezuela y las vemos todos los días para este lado del mundo, vemos también otras que se dirigen al Caribe cuya ruta es Europa”, expresó el mandatario de Guatemala.  

Añadió: “Si nosotros sabemos de dónde viene –la droga- porque el mundo no actúa en contra de dónde viene la droga… nosotros recibimos aquí los aviones, los perseguimos con recursos propios, que podríamos estar utilizando en otras cosas, pero además de eso han provocado una descomposición social y una corrupción de muchas comunidades que los protegen” criticó Giammattei.  

Lea además: Comisión Presidencial Anticorrupción ha erogado Q17 millones y resultados son cuestionados

Países consumidores lavan el dinero 

“Todos los días veo bajar aviones para aterrizar en Venezuela y no bajan cargados de dinero, bajan vacíos, cuando la lógica me indica a mí que si bajan a traer drogas deberían de bajar con dinero para comprar las drogas, pero no, porque en los países consumidores ahí se lava el dinero” enfatizó Giammattei. 

Dijo que pese a ello “nosotros perseguimos el lavado de dinero en nuestros países” sin que los países consumidores hagan lo posible por combatir el lavado de dinero en las drogas en sus propios países, que consumen más del 50% de la producción mundial de drogas. 

La inteligencia en los países 

Comentó que el conocimiento de estos riesgos, de amenazas, así como sus efectos sobre la población exige que el Estado cuente con un elemento esencial para la planificación de sus acciones preventivas y de reacción a las mismas y que esa herramienta es conocida como inteligencia. 

Señaló que en el caso de Guatemala esto recae sobre la Dirección General de Inteligencia Civil, la Secretaría de Inteligencia Estratégica del Estado y la Dirección de Inteligencia del Estado Mayor de la Defensa Nacional. 

Señaló que los sistemas de inteligencias funcionan, pero que al ser Guatemala y Centroamérica un puente en medio del mayor productor de drogas y del mayor consumidor de drogas –en referencia a Estados Unidos-, el país se convierte en un territorio muy atractivo para el paso de todo tipo de droga.  

Dijo que, por esta condición, Guatemala es un aliado estratégico de los Estados Unidos, la cooperación bilateral entre ambas naciones ha permitido avanzar en la reducción de la migración irregular, el combate del tráfico de las drogas, en el fortalecimiento del Estado de Derecho, la democracia y la lucha contra la corrupción y también para reforzar la seguridad en nuestras fronteras, la lucha contra el tráfico de las personas, así como el lavado de dinero. 

“Los hilos de la migración irregular son manejados por estructuras de crimen organizado transnacional con ramificaciones en toda Centroamérica y se calcula que sus ingresos oscilan entre 4 mil y 6 mil millones de dólares al año, una industria muy productiva, los cual están entrelazados con el narcotráfico, que es la principal fuente generadora de corrupción en el país y amenaza la estabilidad política y las elecciones libres de cualquier nación”, mencionó Giammattei. 

Agregó que también es necesario combatir el consumo de las drogas, porque al disminuir la oferta la demanda baja.