Renap busca revalidar 400 mil DPI mientras se agota existencia de tarjetas

Luego de que el Registro Nacional de las Personas (Renap) intentara adjudicar sin éxito la compra de dos millones de tarjetas y ante el evidente atraso para adquirir insumos, el director de la institución sugirió una prórroga de la vigencia del DPI de 400 mil  guatemaltecos que vencen en 2019.

Octavio Alonzo, director del Renap, acudió al Congreso. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)
Octavio Alonzo, director del Renap, acudió al Congreso. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

El director del Renap, Octavio Alonzo, pidió ante la Comisión de Asuntos Electorales del Congreso la prórroga, con el argumento que el no hacerlo podría afectar las elecciones generales el próximo año. 
 


El director explicó que la institución hace los trámites para adquirir las tarjetas y mantener el abastecimiento y capacidad de impresión del DPI, sin embargo, sería prudente la prórroga. El director del Renap omitió en su declaración ante los diputados los problemas de adjudicación de 2 millones de tarjetas por irregularidades encontradas por la Contraloría General de Cuentas y otras señaladas por el directorio de la institución.

“Pese a que estamos en la capacidad de producir y contamos con la materia prima, es obvio prever que algunas personas particularmente en el área rural no van a tener la capacidad de movilización y económica o la voluntad de renovar un DPI para emitir el sufragio, lo cual es importante para el país”, señaló el funcionario que no mencionó detalles de las adjudicaciones.

Lea además: Advierten al Renap de irregularidades en compras de tarjetas para el DPI

Alonzo destacó que sería prudente que se apruebe una prórroga de la vigencia, para que puedan ser utilizados durante el proceso electoral los 400 mil documentos que tendrían más de 10 años de emisión. 
 
“De esa forma todas las personas que quieran ejercer el voto no tendrían inconvenientes para poder hacerlo. Obviamente, el Renap dejará de percibir ingresos con una prórroga como esta, porque en ley está que cada 10 años se debe cambiar el DPI, pero es beneficioso hacerlo”, dijo el director de Renap.
 
El DPI, según Alonzo, se hace necesario renovarlo cada 10 años porque “las personas van cambiando las facciones de su rostro y la institución debe captar todos sus datos biométricos como biográficos”.

Tarjetas aún no llegan

La Contraloría General de Cuentas (CGC) entregó el pasado 25 de septiembre un informe al Renap sobre el exámen  especial de auditoría concurrente a las compras directas de 500 mil tarjetas personalizadas para la emisión del DPI.
 
El informe advierte que la Contraloría podrá aplicar las acciones legales correspondientes, que incluyen denuncias penales y multas por dicha ejecución presupuestaria, también detalla que es el director del Renap el responsable, pues es él quien autorizó la compra de baja cuantía y debería asumir la responsabilidad, según los artículos 29 y 29 bis del decreto 101-97 Ley Orgánica de Presupuesto.
 

Detalle de compras

  • El Renap logró adquirir 500 mil tarjetas a la empresa Productive Business Solutiones, S.A., por Q6 millones 875 mil, en 78 concursos de compra directa con el argumento que no pudo adjudicar el proceso.
  • El pasado 22 de junio el Renap subió a Guatecompras una nueva licitación para adquirir 1.5 millones de tarjetas electrónicas para la emisión del DPI. El concurso fue adjudicado por la junta de licitación a la empresa Productive Business Solutiones, S.A., el pasado 31 de agosto por un monto de Q20.4 millones, en medio de suspicacias por algunas  modificaciones en las bases de licitación del evento.
  • El  20 de septiembre pasado el proyecto fue improbado por el directorio del Renap al considerar que existían varias dudas que se deben de aclarar. Sobre todo, en las normas y estándares internacionales requeridos en las especificaciones técnicas del producto.
  • La junta de licitación, integrada por Fidel Amílcar López Zavala, Amán Benjamín Cuc Hernández y Édgar Antonio Sánchez de León ratificaron y confirmaron la adjudicación contenida en el acta administrativa 101-2018 sobre el evento de licitación, con lo que rechazan lo actuado por el directorio.

Lea además: Renap alista compra con estándares de calidad más bajos

Renap explica

Alonzo aseguró que 400 mil personas es una cantidad significativa y si se toma en cuenta el nivel de participación en los comicios anteriores, un importante grupo de personas se quedaría sin posibilidad de emitir su sufragio. 
 
“Recordemos que existen ya un antecedente, cuando se hizo el cambio de cédula a DPI, -entonces- se otorgó una prórroga a la cédula para que pudieran ir a votar y eso la población lo agradeció”, argumentó el director.
 
Alonzo indicó que hay que pensar en las aldeas pobres, donde no hay capacidad de movilización o en las personas que no tienen el dinero para pagar la renovación del DPI o que se les dificulta desatender sus obligaciones personales y familiares.

Posturas

Bernabé Portillo, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, señaló que la propuesta presentada por el director de Renap surgió de una reunión anterior con dicha sala de trabajo.

“Fui yo con la anuencia de la Comisión quién le pedí al director que nos hiciera la propuesta para que nosotros podamos discutir la prórroga”, señaló el congresista.

Aseguro que debido a la gran cantidad de documentos que se vencen el próximo año y con las dificultades que Renap ha tenido en logística para extender el documento existe la posibilidad de que la institución colapse y no poder brindar rápidamente los documentos.

Portillo explicó que esto puede causar problemas no solo para las personas que están acá sino para las personas que viven en el exterior. “Fue por eso que la propuesta nació desde la comisión”, puntualizó.

Eva Monte, diputada de Alianza Ciudadana, se mostró de acuerdo con la propuesta hecha por el director de Renap y consideró que no solamente ayudará a los guatemaltecos que están en el país sino a los que están en el exterior.

“Además la situación económica como país no es la mejor para hacer un nuevo trámite, aparte la estrategia que ellos tienen y su logística no está como quisiéramos y por ser un año electoral sería importante dar una prórroga”, señaló la congresista.
Monte indicó que es importante cambiar el documento ya que en 10 años puede cambiar la fisionomía de las personas ya sea de forma natural como por una cicatriz o el estado  civil.

Jean Paul Briere, parlamentario del partido Todos, consideró que la propuesta es prudente particularmente por la situación de escases que se está viviendo.

“Si esa propuesta viene del directorio del Renap sería prudente discutirla dentro del Congreso y pensar en una prórroga del documento”, afirmó el legislador.

Ambos diputados señalaron que ya existió un antecedente y fue cuando el Congreso aprobó una prórroga en la vigencia de la cédula de vecindad para que las personas que tenían ese documento y aún no el DPI pudieran votar en el proceso electoral del 2011. 

Contenido relacionado

> Congreso comienza aprobación de reformas electorales

>Entre denuncias, queda integrada la postuladora para contralor General de Cuentas

>ONU niega versión de Jimmy Morales sobre acuerdo para nombrar nuevo comisionado de Cicig