Usac elegirá rector en medio de señalamientos de corrupción y alianzas cuestionadas

El decano de la facultad de humanidades es señalado como el candidato de la alianza oficialista para dirigir a la universidad en el periodo 2022 – 2026.

Publicado el
Expertos estiman que la incidencia política de la USAC hace que el puesto de rector sea clave en el rumbo de Guatemala. Fotografía: Prensa Libre.
Expertos estiman que la incidencia política de la USAC hace que el puesto de rector sea clave en el rumbo de Guatemala. Fotografía: Prensa Libre.

La rectoría de la Universidad de San Carlos (USAC) es otro puesto clave de incidencia política en Guatemala, tiene representación en 65 instancias incluidos dos magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC).

Es un puesto que más allá de la incidencia académica puede ser deseado por grupos de poder políticos para incidir en la toma de decisiones del país, según un panel de expertos.

Hasta el momento se perfilan seis profesionales como candidatos a rector de la única universidad pública del país, pero el candidato más fuerte parece ser alcanzado por los señalamientos de corrupción de sus antecesores.

Los exrectores Estuardo Gálvez y Murphy Paiz están detenidos por señalamientos de corrupción en la elección de magistrados al Organismo Judicial (OJ), herencia que parece alcanzar uno de los seis candidatos.

Colectivos universitarios y organizaciones sociales señalan que el decano de la facultad de humanidades, Walter Mazariegos, es el predilecto de la alianza oficialista para continuar la agenda pendiente por Gálvez y Paiz.

Una de las primeras tareas pendientes del próximo rector será defender o repetir la elección que hizo el Consejo Superior Universitario (CSU) el año pasado, cuando fue electa magistrada titular la profesional Gloria Porras.

Analistas consideran que este podría ser el primer pago político que tendrá que pagar el futuro rector apoyado por la alianza oficialista, quienes hasta ahora han logrado frenar la inclusión de Porras a la CC.

El próximo rector tendrá que ser electo el 27de abril, pero antes se tienen que conformar los cuerpos electorales, actividad programada para el 23 de marzo, mientras el proceso avanza la sombra de posible corrupción en la elección se va haciendo más grande.

Los señalamientos

Walter Mazariegos es el actual decano de la facultad de humanidad de la USAC, puesto desde donde presuntamente ha utilizado mecanismos administrativos para hacer campaña con fondos universitarios.

O al menos esa es la sospecha que tiene el colectivo “S.O.S .USAC”, integrado por estudiantes, catedráticos y egresados de la casa de estudio, quienes consideran que la “onerosa campaña” de Mazariegos sale de recursos académicos.

Eduardo Velásquez, integrante de la organización, manifestó que existe una serie de modificaciones presupuestarias recientes que tendrían como fin ayudar en la promoción del decano de humanidades para futuro rector.

“Lo que si sabemos internamente es que la caja chica de la facultad de humanidades creció en un Q1 millón desde el año pasado, esto es una muestra que ocurre no solo en la mala utilización de los recursos universitarios sino también los fondos que se obtienen de la parte gubernamental”, explicó.

Un acuerdo de la dirección financiera de la universidad identificada con el registro “121D-2021” detalla que el decano Walter Mazariegos solicitó el 8 de noviembre pasado dicha ampliación por el monto de Q1 millón.

Así mismo en el portal electrónico Guatecompras detalla en el número de operación 12821489 una remodelación en el aula magna de la faculta de humanidades, para la que se destinaron Q623 mil 800.

Los grupos universitarios sospechan de este evento porque el representante legal al que se adjudicó el evento fue señalado de incumplimiento, ya que no habría terminado proyectos de remozamiento similares en el OJ.

Los rumores de los pasillos universitarios también detallan aparentes acciones relacionadas al nepotismo, porque presuntamente varios familiares de Mazariegos han obtenido empleo con jugosos salarios dentro de la universidad.

Lea también: Comisiones paralelas 2020: Feci sindica de tres delitos a Murphy Paiz y Estuardo Gálvez

¿Dos candidatos oficialistas?

A criterio de Velásquez los eventuales señalamientos de corrupción van contra dos candidatos, Walter Mazariegos de humanidades y Luis Suarez de la facultad de ciencias económicas.  

“Yo le diría que ambos son los candidatos del ‘Pacto de Corruptos’, ellos estaban unidos hasta el momento en que salió como candidato oficialista Walter Mazariegos, es más se sabía a lo interno de la universidad que la promoción de campaña de Suarez estaba financiada por los recursos de la universidad y extra aulas”, refirió.

Tras la captura de Paiz presuntamente Mazariegos habría obtenido mayor apoyo pese a que el candidato oficial sería Suarez, según Velásquez esto generó una diferencia pública entre ambos, que él considera no es auténtica.

El integrante de la organización universitaria estima que la alianza oficialista juega con ambos a tener dos opciones para llegar a la Universidad de San Carlos.

“Desde ya tenemos que recordar que dos exrectores fuertemente vinculados con el ‘Pacto de Corruptos’ ya están presos, al final lo que quieren con Mazariegos o Suarez es darle continuidad a lo anterior, esto no presagia buenos tiempos para la Universidad de San Carlos ni para el país”, puntualizó.

Mazariegos en silencio y Suárez responde

Desde la semana pasada se contactó a uno de los integrantes del equipo de comunicación de Mazariegos, quien había informado que a inicios de esta semana se podía obtener una postura.

Posteriormente logramos comunicación directa con el decano de humanidades quien dijo que se encontraba en una reunión, que está dispuesto a hablar y que sería su asistente, Isabel Rojas, quien se pondría en contacto para coordinar.

Sin embargo ya no hubo comunicación de parte de Rojas para obtener la postura del candidato Mazariegos, cosa distinta con Suarez quien respondió la llamada telefónica y aprovechó a ofrecer una universidad de “puertas abiertas” toda vez gane la rectoría.

“La percepción efectivamente es que nuestra universidad está en riesgo, que tengamos la posibilidad de entregarla a manos que no están pensando en la academia, personas que no están empoderados sobre la importancia que tiene la universidad pública en el país”, señaló en un primer momento.

Al ser cuestionado del impase legal de la representación titular de la universidad ante la CC explicó que el tema está en la vía jurídica, y que será respetuoso de lo que dicten los jueces.

Suarez finalizó negando cualquier posible nexo con la denominada alianza oficialista, “que se me considere oficialista lo veo demasiado lejos, mientras que al otro candidato (Mazariegos) le habrán visto con el rector en funciones, al secretario general, a los presidentes de los colegios profesionales, eso podría ser oficialismo…lo mío, nada que ver”.

Usac y poder

Analistas afirman que la rectoría de la Universidad de San Carlos es un puesto de ambición política, ya que además de elevar el perfil académico del electo este podría incidir en decisiones clave para el país.

José Echeverría, analista de Movimiento Cívico Nacional, considera que la coyuntura nacional tendría que hacer que sectores sociales fiscalicen el proceso.

“Dentro del contexto se ha visto que hay intereses particulares que buscan aprovechar cualquier espacio de posible incidencia en las elecciones públicas, definitivamente si puede haber algún intereses de posibles aspirantes”, refirió.

Para Álvaro Montenegro, de Alianza por las Reformas, los peligros de tener una institución clave en manos de la fuerza política dominante  significa un peligro mayúsculo para la democracia.

“Sería preocupante que la universidad caiga en las manos de Mazariegos que es el candidato oficialista, cercano al gobierno, él llegaría para fortalecer las redes de corrupción al cooptar la Usac  y operaria a favor de estas mismas redes en las distintas comisiones de postulación”, puntualizó.

El proceso

La elección de rector de la Universidad de San Carlos opera en dos modalidades por ser un proceso de selección indirecto, la primera de ellas es la elección de cuerpos electorales y la segunda la elección del rector.

Esta primera etapa se celebrará el 23 de marzo; cada una de las 10 facultades elige a cinco representantes estudiantiles y a cinco docentes, para hacer un total de 100 electorales.

Así mismo cada uno de los 14 colegios profesionales elige a cinco representes; quedando fuera los centros regionales y las unidades no facultativas como las escuelas.

Luego los órganos electorales seleccionados tendrán que proponer a los candidatos a rector, para que el 27 de abril en el Museo de la Universidad de San Carlos (Musac) se celebrara la votación final para el nuevo rector periodo 2022 – 2026.

Los candidatos

Aunque de momento no se ha oficializado ninguna candidatura porque los órganos electorales no se han integrado, existen al menos siete profesionales que han manifestado públicamente sus intenciones por llegar a la rectoría de la USAC.

  • Carlos Valladares Cerezo, exdecano de la Facultad de Arquitectura y exsecretario general CSU.
  • Walter Ramiro Mazariegos, actual decano de la Facultad de Humanidades.
  • Luis Arturo Suárez, actual decano de la Facultad de Ciencias Económicas.
  • Erwin Humberto Calgua Guerra, exdirector General de Investigación de la Usac y exdirector de Investigación de la Facultad de Ciencias Médicas.
  • María del Rosario Paz Cabrera, directora general del Centro Universitario de Occidente (Cunoc).
  • Abraham Baca Dávila, encargado de Relaciones Públicas de la rectoría de Jafeth Cabrera y excomunicador del Tribunal Supremo Electoral (TSE).
  • Jordán Rodas, actual Procurador de los Derechos Humanos (PDH) quien estará dejando el cargo en los próximos meses y quien fue llamado a participar por organizaciones sociales.