Balacera entre policías deja cinco heridos y disturbios en El Amparo, zona 7

Reporte preliminar indica que los malos agentes estaban involucrados en un cobro de extorsión.

Un autopatrulla, un picop y una moto fueron incendiadas por la turba. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Un autopatrulla, un picop y una moto fueron incendiadas por la turba. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Un enfrentamiento entre policías de la comisaría 14 e Inspectoría General dejó cinco heridos, lo que derivó en disturbios, quema de vehículos y lanzamiento de gas lacrimógeno.

El hecho ocurrió en la 33 avenida y 38 calle de la colonia El Amparo II, zona 7 capitalina, reportaron Jorge Aguilar, portavoz policial, y Amílcar Montejo, vocero de la Policía Municipal de Tránsito de la capital (PMT).

Los agentes heridos fueron trasladados en ambulancias hacia el Hospital de Accidentes del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), zona 4 de Mixco. Los Bomberos Voluntarios reportaron los nombres de los agentes heridos: Nery Linares, inspector, de 35 años, con una herida en la pierna izquierda y una herida en el abdómen, y los agentes David Salomon Pérez, 37, con una herida en el muslo; Érick Ramírez, 31, y Elsy Esau Velásquez Zepeda, 30, con una herida de bala en la mano. Otro agente, Erick Salazar Hernández, quien habría sido vapuleado, también fue hospitalizado en el mismo centro.

Linares y Ramírez estaban en sala de operaciones, informó una fuente del IGSS.

Un autopatrulla y una moto fueron incendiadas por la turba. (Foto Prensa Libre: Emilio Artiga)

Qué ocurrió

Luis Enrique Arévalo, viceministro de Gobernación, dijo a Prensa Libre que la PNC recibió denuncias sobre “actuaciones ilícitas” de agentes en aquel sector de la zona 7, por lo que un grupo de la Inspectoría General de la institución montó un operativo de captura, como parte de la estrategia de autodepuración.

Al momento de su llegada, los agentes fueron atacados a balazos por los “malos” agentes, confirmó Arévalo, por lo que se produjo un enfrentamiento que dejó heridos de ambos bandos.

Luego de la balacera y del traslado de los policías al hospital se formó una turba que arremetió contra los agentes que estaban presentes, dijo el funcionario.

Un reporte policial divulgado posteriormente a las declaraciones del funcionario indica que los agentes de la Inspectoría General investigaban un caso de extorsión y llegaron a El Amparo por una denuncia de una persona víctima de extorsión. Según esa información, aparentemente los cobradores de la extorsión eran policías de la unidad Élite 15, por lo que, al verse descubiertos por sus propios compañeros, les dispararon.

A  las 21.43 horas, el portavoz Aguilar dijo en un video en Twitter que presuntamente pandilleros de la colonia Sakerty fueron los que atacaron los vehículos. Sobre el supuesto cobro de la extorsión, dijo que la institución “no tolerará ningún acto de corrupción dentro de sus filas”.

La turba quemó un picop, del que por ahora se desconoce si pertenece a la PNC; un autopatrulla y una moto policial. Además, otra autopatrulla presenta daños.

Pasadas las 20 horas las Fuerzas Especiales de la PNC (FEP) lanzó gas lacrimógeno para dispersar a la turba. Posteriormente los bomberos intervinieron para apagar el fuego de los vehículos.

Derivado de ese hecho había complicaciones en el tránsito del Anillo Periférico rumbo a las colonias Banvi, Sakerti y Otten Prado, informó Montejo.

Prensa Libre llamó al teléfono de Enrique Degenhart, ministro de Gobernación, pero estaba apagado.

La Cruz Roja Guatemalteca informó que atendió a un menor que presentaba intoxicación por gas lacrimógeno y un adulto con una herida cortante.

Policías permanecen en el lugar donde la turba quemó vehículos. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Policías permanecen en el lugar donde la turba quemó vehículos. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Una autopatrulla presenta daños por pedradas de una turba. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Con información de Andrea Orozco, Andrea Domínguez, Esbin García, Carlos Hernández y Dadiana Cabrera

Contenido relacionado

> Hombre fue detenido por error y narra el “infierno” que vivió en prisión

> Capturan a hermano del Smiley durante operativo en Mixco para evitar ataques en contra de taxistas

> Dispararon contra 11 civiles y cinco policías: Tres pandilleros reciben 212 años de cárcel

11

REYNALDO MARTIN Hace 2 semanas

EN ESTOS TIEMPOS LA PNC Y EL EJERCITO EN VEZ DE TENERLES CONFIANZA Y SEGURIDAD MAS BIEN INFUNDEN MIEDO, AL NO SABER QUIENES SON LOS BUENOS Y QUIENES SON LOS MALOS.

Rene Montecristo Hace 2 semanas

Esas colonias La Betania, el Amparo estan llenas de mareros que venden drogas, pues la policia los miran que hasta motos robadas tienen y reparten la droga y no les dicen nada.
Quieren ver? Vallan en las noches en la entrada de la colonia Betania y el mercado es una gonorea ese lugar de mareros en motos robadas y sin placas y sin cascos y la policia no les dicen nada…aparte que ellos mismos estan envueltos con los mareros.

Ronny Cifuentes Hace 2 semanas

De esa manera se deberían eliminar entre si los carteles que manejan los cha fas, que se maten esos genocidas.

Pedro Perez Hace 2 semanas

Vos Castejón…venite a Guate y agarra el puesto de Degenhart…vos sabes hacer todo bien y asi arreglas la PNC y Gobernacion

Leonel Vasquez Hace 2 semanas

Maldito pacto de corruptos.
Maldito payaso.
Maldito Degenhart.
Ustedes perversos sonos responsables de tanta desgracia.
Guatemala iba bien..
Pero ustedes puercos llegaron a destrozar lo que otros habían construído.

Juan Ramos Hace 2 semanas

Que no me digan que Degenhart no es el responsable de que la PNC se haya corrompido tanto durante su gestion. ¿Que esperaban esas mafias…que la gente se quedara callada ante tanta corrupción? Degenhart no puede seguir siendo ministro de gobernación, no es mas que un bachiller corrupto, mafiosos e inútil.

Jose G. Hace 2 semanas

Esto no es de asombrar, en varios departamentos sucede que los policías están involucrados con los mareros y hasta algunas sedes del MP me atrevería a decir

Javier Castejon Hace 2 semanas

MIENTRAS DAGENHART ESTE EN EL PUESTO Y EL NARCOPAYASO SIGA EN FUNCIONES LA CORRUPCION Y EL CRIMEN SEGUIRAN REINANDO EN GUATEMALA.

Francisco Ramirez Hace 2 semanas

La culpa de los malos policías es de Enrique Degenhart por quitar a los buenos PNC y contratar ex soldados para sus propósitos criminales. Qué vergüenza, con una PNC contaminada por criminales.

CHAPINATOR Molina Hace 2 semanas

Es posible que sea por la venta de drogas al menudeo en ese sector.

    Ronny Cifuentes Hace 2 semanas

    Eran empleados de los narco-cha fas y esos genocidas no aceptan competencia…