“Son vagos y marihuanos”: autoridades del norte de México declaran tolerancia cero con migrantes

La tensión por la llegada de migrantes centroamericanos aumentó este viernes cuando el alcalde de la ciudad mexicana de Tijuana y el gobernador del estado de Baja California advirtieron de que habrá “cero tolerancia” para los visitantes que alteren el orden.

Migrantes centroamericanos llegan a Tijuana, México, donde se prevé que van a quedarse por meses. (Foto Prensa Libre: EFE)
Migrantes centroamericanos llegan a Tijuana, México, donde se prevé que van a quedarse por meses. (Foto Prensa Libre: EFE)

El alcalde Juan Manuel Gastélum, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), trató de justificar declaraciones suyas publicadas por el diario Milenio en las que manifestó su rechazo a la presencia de los centroamericanos y su intención de hacerlos deportar.


“Queremos que se les aplique el 33 constitucional. Tijuana es una ciudad de migrantes, pero no los queremos de esta manera”, dijo el funcionario al rotativo, aludiendo al precepto de la Constitución que prevé la expulsión de extranjeros.

Al respecto, dijo este viernes que se refería solo a quienes violen las leyes y no a los que se conduzcan con orden, y que llamó “mariguanos” solo a los que fumaban esta droga y no a todos los migrantes. “Somos antimariguanos, como somos antiborrachos”, dijo.

En su entrevista, el funcionario también declaró que “los derechos humanos son para los humanos derechos”, y dijo que realizará una consulta ciudadana para decidir si siguen recibiendo a los migrantes y qué hacer con quienes ya están en la ciudad.

Lea también: Comienzan a llegar primeros migrantes de la caravana a Tijuana, México, fronterizo con EE. UU.

Sobre este punto anunció que se está elaborando la pregunta que se hará a los tijuanenses para que “nos manifestemos”, si bien no precisó cuándo se realizaría.

También indicó que la consulta podría llevarse a cabo si el Gobierno federal envía los recursos para atender a los centroamericanos, para lo que el Ejecutivo estatal ha solicitado unos US$4 millones cuatro millones.

Denuncian violencia

Dos autobuses con migrantes centroamericanos que pertenecen a las caravanas que cruzan México para llegar a Estados Unidos fueron detenidos por personal migratorio y están a la espera de deportación, denunció este viernes la Comisión de Gestión y Diálogo del Éxodo Centroamericano.

El jueves, a las 23.00 hora local, los autobuses fueron parados en la carretera Hermosillo-Nogales a 28 kilómetros de Santa Ana, en el norteño estado de Sonora.

Las personas que viajaban en el primer autobus fueron repartidas en vehículos de migración y las del segundo, que se negaron a bajar, fueron llevadas por el propio conductor, que siguió las órdenes de Migración de ir tras los vehículos de esa entidad, indicó el boletín.

Tijuana adiverte de que no tiene recursos para albergar a migrantes, que deberán esperar varios meses

Finalmente, al resistirse a vaciar el autobús y no seguir las órdenes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), se utilizó la violencia para conseguirlo, según informa esta agrupación.

Éxodo Centroamericano criticó en el comunicado que la CNDH haya formado parte de esta reacción violenta y exige que estos migrantes puedan solicitar asilo y “respetar y garantizar los principios de unidad familiar y del interés superior del niño”. 

Rechaza intolerancia

La misma CNDH de México rechazó este viernes la intolerancia hacia los migrantes tras las declaraciones del alcalde de la ciudad fronteriza de Tijuana criticando las caravanas de centroamericanos que están llegando a este municipio para cruzar a Estados Unidos.


La CNDH pidió a la sociedad y a las autoridades, aprovechando la coyuntura del Día Internacional para la Tolerancia, que se “ensanchen más los cauces de la tolerancia y se reconozca el derecho a la diferencia como prerrogativa fundamental”, explican en un comunicado.

También quisieron alertar sobre la gravedad de discursos de odio, descalificaciones y criminalización hacia grupos vulnerables, recordando las palabras del alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, quien dijo en medios locales que algunos de los migrantes que llegaron a esta ciudad “son una bola de vagos y marihuanos”.

La CNDH definió la tolerancia como “una actitud activa de reconocimiento de los derechos y libertades de los demás” e indicó que “sustenta los derechos humanos, el pluralismo, la democracia y el Estado de Derecho”.

Este organismo también matizó que “la tolerancia no se decreta mediante leyes y declaraciones, sino que se basa en la voluntad y los esfuerzos cotidianos de los ciudadanos”.

Contenido relacionado

> Ningún muro detendrá la migración porque los gobiernos no han hecho las cosas bien, dice Verzeletti

> El 49% de indocumentados guatemaltecos que cruzan la frontera de EE. UU. piden asilo político

> Casi 200 niños separados por Tolerancia Cero siguen sin ser reunificados