Meghan Markle y el príncipe Harry: Polémica por el nombre que los duques de Sussex eligieron para su hija recién nacida

El príncipe Harry y Meghan Markle anunciaron el domingo 6 de junio el nacimiento de su hija Lilibet Diana, un momento de alegría que culmina un año de lazos cada vez más tensos entre la pareja y la familia real británica.

Publicado el
Los duques de Sussex anunciaron el nacimiento de su hija Lilibet Diana en California tras un año de agitación en la familia real británica. (Foto Prensa Libre: EFE)
Los duques de Sussex anunciaron el nacimiento de su hija Lilibet Diana en California tras un año de agitación en la familia real británica. (Foto Prensa Libre: EFE)

“Lili se llama así en honor a su bisabuela, Su Majestad la Reina, cuyo apodo familiar es Lilibet. Su segundo nombre, Diana, se eligió en honor a su querida y difunta abuela, la Princesa de Gales”, dice un comunicado de la pareja.

La pequeña, segunda hija de la pareja y octava en la línea sucesoria del trono británico, nació el viernes 4 en Santa Barbara y ya está en su casa.

“Peso 3.5 kilos. La madre y la niña están bien y se han instalado en casa”, dice el anuncio.

Poco después del anuncio, un portavoz del Palacio de Buckingham dijo que la reina Isabel y la familia real habían sido informados y estaban “encantados con el nacimiento de la hija del Duque y la Duquesa de Sussex”.

El padre de Harry, Carlos, y su hermano, Guillermo, también enviaron sus felicitaciones. “Deseándoles lo mejor en este momento tan especial”, tuiteó el príncipe de Gales, mientras que los duques de Cambridge aseguraron que “todos estamos encantados con la feliz noticia de la llegada de la bebé Lili”.

El primer ministro británico Boris Johnson también hizo llegar sus felicitaciones, así como algunas celebridades. La humorista Ellen DeGeneres, amiga de la pareja, escribió: “Felicidades Meghan, Harry y Archie. ¡Bienvenida al mundo Lilibet!”.

La pareja vive cerca de Los Ángeles tras su decisión de abandonar sus funciones en la familia real a comienzos de 2020.

En marzo pasado dieron una explosiva entrevista en la televisión estadounidense que desató la mayor crisis de la familia real británica desde la muerte de la madre de Harry en un accidente de auto en París en 1997.

La entrevista de dos horas fue vista por más de 11 millones de estadounidenses y 17 millones en Reino Unido y en ella Harry y Meghan dijeron que el racismo fue parte de su decisión de abandonar el país.

Lea también: Entrevista de Meghan y Harry con Oprah: la familia real británica está “triste y preocupada” por las cuestiones raciales planteadas por los duques de Sussex

Agradecidos por el “amor y las oraciones”

La pareja dijo que un alto funcionario de la realeza especuló sobre lo oscura que podría ser la piel de sus hijos. La madre de Meghan es afrodescendiente y su padre es blanco.

Meghan, una exactriz, dijo, que estaba “ingenuamente” preparada para la vida en la familia real y que consideró suicidarse cuando estaba embarazada de su primer hijo, Archie.

Harry, de 36 años, y Meghan, de 39, acusaron a los periódicos de caer en estereotipos raciales; especialmente en comparación con la cobertura de Kate, cuñada de Harry, que es blanca.

El príncipe Harry parece haber tenido una buena relación con sus abuelos.

Además: Entrevista del Harry y Meghan con Oprah: qué tan racista es Reino Unido (y cómo se compara con otros países europeos)

A comienzos de año dijo en una entrevista que, desde su salida de Reino Unido, se comunicó por videollamada con la reina Isabel y el príncipe Felipe para que conociera a su primogénito Archie.

Harry habló varias veces con su padre, el príncipe Carlos, desde la entrevista con Oprah Winfrey y especialmente tras el funeral del príncipe Felipe, según medios británicos.

En una nueva serie documental lanzada en mayo pasado, Harry volvió a enfatizar que su familia hizo la vista gorda ante los problemas de su esposa e indicó que “jamás será intimidado en silencio”.

Polémica por el nombre que Meghan y Harry eligieron para su hija recién nacida

El anuncio del nacimiento de la segunda hija suaviza el cierre de un período publico doloroso para el matrimonio.

“Ella es mucho más de lo que jamás habíamos imaginado y agradecemos el amor y las plegarias que sentimos llegar desde todo el mundo”, dijeron Harry y Meghan.

“Gracias por su permanente amabilidad y apoyo durante este momento muy especial para nuestra familia”, añadieron. Sin embargo, Ángela Levin, experta real, sugirió que la decisión del nombre fue una mala idea debido que el apodo cariñoso le fue otorgado a Elizabeth por su difunto esposo, el príncipe Felipe.

De acuerdo con la prensa británica, Levin dijo que el apodo se remonta a cuando Elizabeth (Isabel II) todavía era una princesa y no podía pronunciar su propio nombre, llamándose a sí misma “Lilibet”.

Según reportes, en esa época, el rey Jorge VI se referiría a su hija por ese apodo, que rápidamente se extendió a sus abuelos, y que su futuro esposo adoptó.

“Era un apodo muy privado y fue grosero que los duques de Sussex hayan usado ese nombre para su hija”, dijo Levin durante una entrevista televisiva en Londres.

Le puede interesar: Meghan Markle despide a una de las niñeras de Archie tras un misterioso acto irresponsable y un incidente nocturno

Las opiniones estás divididas debido a que otros medios internacionales revelaron que el príncipe Harry pidió permiso para usar el nombre Lilibet antes del nacimiento de su bebé.