Qué es la OTAN, quiénes la conforman y qué ha hecho ante la invasión de Rusia en Ucrania

La OTAN anunció que activaría, por primera vez, su Fuerza de Respuesta, ante el conflicto entre Ucrania y Rusia.

Publicado el
Ejército ruso en Crimea
Ejército ruso ha atacado varios puntos de Ucrania para tomar el control. Ante la situación, la OTAN anunció el despliegue de unidades de respuesta para reforzar sus defensas. (Foto Prensa Libre: AFP)

Rusia y Ucrania han protagonizado un conflicto que va escalando y no parece tener un final próximo. Los constante bombardeos en territorio ucraniano y el despliegue de fuerzas militares rusas han preocupado a varias entidades internacionales.

Pero hay otro protagonista en este conflicto que tiene una mayor o igual importancia que las dos naciones: se trata de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Vladimir Putin, presidente de Rusia, siempre ha visto de manera negativa a esta organización, primero por tratarse de una entidad creada por los Estados Unidos, su creciente expansión por todo el territorio europeo desde la década de 1990 y su más grande preocupación: que Ucrania llegue a formar parte de sus filas.

¿Cómo se creó esta organización? ¿Quiénes la conforman? ¿Qué ha hecho la OTAN en el conflicto entre Rusia y Ucrania?

Historia

Esta organización militar se creó el 4 de abril del año 1949, cuatro años después del fin de la Segunda Guerra Mundial, a partir de los Tratados de Washington, o también conocidos como los Tratados del Atlántico.

El pacto militar fue firmado por Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Bélgica, Canadá, Noruega, Dinamarca, Islandia, Italia, Países Bajos, Portugal y Luxemburgo.

73 años después, esta entidad está conformada por más de 30 países de América del Norte y Europa. Su principal función es salvaguardar la seguridad de sus miembros ante cualquier amenaza externa, respondiendo de manera rápida ante posibles ataques.

Entre las otras naciones que se unieron están Grecia y Turquía (1952), Alemania (1955), España (1982), República Checa, Hungría y Polonia (1999), Rumanía, Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Eslovenia y Eslovaquia (2004), Albania y Croacia (2009), Montenegro (2017) y Macedonia del Norte (2020).

Según lo indica el artículo 5 del tratado:

“Las partes involucradas acuerdan que un ataque armado contra una o más de ellas, que tenga lugar en Europa o en América del Norte, será considerado como un ataque dirigido contra todas ellas, y en consecuencia, acuerdan que si tal ataque se produce, cada una de ellas, en ejercicio del derecho de legítima defensa individual o colectiva reconocido por el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, ayudará a la parte o partes atacadas, adoptando seguidamente, de forma individual y de acuerdo con las otras partes, las medidas que juzgue necesarias, incluso el empleo de la fuerza armada, para restablecer la seguridad en la zona del Atlántico Norte”.

Lea también: Rusia invade Ucrania: los 3 principales peligros para la economía mundial de la operación ordenada por Putin

¿Qué ha hecho la OTAN en la crisis de Rusia y Ucrania?

Luego de que Rusia anunciara el despliegue militar en Ucrania y comenzaran los ataques, muchos se preguntaban por qué  la OTAN no actuaba. Esto fue porque Ucrania no es un miembro oficial de la entidad.

Las únicas acciones que había realizado fue el desplazamiento de fuerzas militares terrestres, aéreas y marítimas al este de los países miembros, cerca de Ucrania y Rusia, para “estar preparados ante cualquier contingencia”, explicó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

La razón de este desplazamiento se debe a que en el artículo 4 del tratado se establece que los miembros de la OTAN solicitarían asesoría de otros miembros para debatir si se debe actuar en caso de que su integridad territorial, independencia y seguridad resultara en amenaza.

Lea también: El video de Putin en el que amenaza a quienes interfieran en el conflicto entre Rusia y Ucrania y en el que pide deponer las armas

El 25 de febrero, Stoltenberg aseguró que los aliados habían activado sus planes de defensa y “en consecuencia (…) se están desplegando elementos de tierra, mar y aire de la Fuerza de Respuesta de la OTAN”. Esto supone activar en estado de alerta máxima a miles de tropas suplementarias y cerca de 100 aviones en 30 posiciones diferentes, añadió.

Desplegamos por primera vez la Fuerza de Respuesta en nombre de la defensa colectiva, para impedir excesos contra territorios de la Alianza”, detalló Stoltenberg después de una cumbre por videoconferencia de los líderes de la OTAN.

Este cuerpo está formado por 40 mil militares y su punta de lanza es la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad (VJTF), que cuenta con 8 mil miembros. Se trata de una brigada multinacional y batallones apoyados por unidades aéreas, marítimas, y de fuerzas especiales.

¿Ucrania tiene oportunidad de formar parte de la OTAN?

En abril del año 2008, en la cumbre de la OTAN celebrada en Bucarest, el exsecretario de la entidad, Jaap de Hoop Scheffer había confirmado que Ucrania acabaría siendo miembro, aún cuando no se le otorgó al país los procesos de adhesión, es decir, los procedimientos respectivos para que Ucrania solicitara formar parte de la OTAN.

En el año 2020, Ucrania se había convertido en un “socio” de la organización, es decir, que no formaba parte oficial de la OTAN, pero que tenía acceso a varios ejercicios e información de la alianza. Incluso el actual presidente Volodymyr Zelensky aseguró que la adhesión de Ucrania a la OTAN estaba “consagrada en la constitución”.

Sin embargo, hechos como la anexión a Crimea en 2014 por parte de Rusia y el conflicto entre las fuerzas militares ucranianas contra los separatistas de Luhansk y Donetsk ha alejado más a esta nación de formar parte de la OTAN.

Según varios miembros, Ucrania se encuentra muy lejos de formar parte de la entidad, teniendo que realizar varios cambios y reformas tanto económicas como militares para poder obtener los procesos de adhesión.

Pero lo más importante, debe mejorar estos aspectos para no ser considerado una amenaza para los miembros de la OTAN, según lo indica el artículo 2 del tratado:

“Las Partes contribuirán a un mejor desarrollo de las relaciones internacionales pacíficas y amistosas reforzando sus instituciones libres, asegurando una mejor comprensión de los principios en los que se basan estas instituciones y promoviendo las condiciones adecuadas que favorezcan la estabilidad y el bienestar”.