“Sí, acepto”: red fingió bodas falsas por años para negociar ciudadanía estadounidense

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) detuvo a una extensa banda que simulaba matrimonios para vender residencias y ciudadanía estadounidense.

Una de las fotografías de bodas fingidas reveladas por autoridades migratorias. (Foto: ICE)
Una de las fotografías de bodas fingidas reveladas por autoridades migratorias. (Foto: ICE)

Según información publicada por la cadena Telemundo, la investigación duró un año y terminó con la captura de unas 50 personas y 96 procesados, y se efectuó gracias al trabajo conjunto de varias agencias federales de EE. UU.

La banda tenía su sede en Houston, Texas, y era dirigida por Ashley Yen Nguyen, una vietnamita de 53 años, según la información de la cadena informativa.

De acuerdo con las pesquisas, la red llevaba operando desde agosto del 2013, fecha en la que pudo haber organizado miles de matrimonios arreglados entre personas que ni siquiera se conocían.

Funcionarios migratorios señalaron a la cadena Telemundo que el fraude matrimonial es un delito grave que puede castigarse con desde cinco a 20 años de prisión según los agravantes.

Lea también: Desarticulan banda de coyotes que lavó Q3.5 millones provenientes de pagos por traslados de migrantes a EE. UU.

Desde la llegada del presidente Donald Trump al gobierno, las leyes han endurecido los procedimientos para obtener la ciudadanía o residencia a partir de un matrimonio con un estadounidense, especialmente con los contrayentes que tienen problemas legales.

Los inmigrantes que obtienen matrimonio gozan de un permiso temporal para vivir en EE. UU. y luego de dos años deberán demostrar con claridad que su unión fue legítima. El procedimiento puede incluir entrevistas con agentes especiales.

Forma de operar

Así funcionaba la red que pudo haber captado jugosas ganancias con este proceso fraudulento:

  • La red contactaba y reclutaba a ciudadanos estadounidenses que estuvieran dispuestos a contraer matrimonio a cambio de un cuantioso porcentaje.
  • Los inmigrantes debían abonar entre US$50 mil y US$70 mil a la organización en cada etapa del proceso.
  • Esas cantidades debían ser entregadas en cada paso: entrada al país, green card, residencia y ciudadanía.
  • La organización preparaba álbumes fotográficos de las bodas, que también contenían otro tipo de fotografías para engañar a las autoridades migratorias.
  • Una vez adentro y con procesos aprobados, los migrantes podían reclutar a otros participantes, formando así una numerosa cadena.

Las autoridades migratorias “han reforzado la vigilancia sobre los matrimonio entre ciudadanos estadounidenses y extranjeros para evitar el fraude desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, dentro del endurecimiento de la política presidencial contra los inmigrantes, indocumentados o no”, puntualiza la nota de Telemundo.

Contenido relacionado

> Coyotes son cada vez más desalmados para llevar migrantes a Estados Unidos

> Trump dice que EE. UU. está lleno, pero en Vermont buscan inmigrantes

> El papa pidió desde Bulgaria que no se cierre el corazón a los migrantes

2

Jorge Del Hace 5 días

Ja !!! novedad. Por décadas le han metido goles a Estados Unidos con este “timo”, y mas aun, ellos lo han sabido siempre y han descubierto miles de casos, pero a la hora de la hora, ni un solo deportado menos prison que es lo que indica la ley. Están jodidos por su flojera e ineficacia

Ana Jacome Hace 5 días

por estas cosas es que los que verdaderamente lo hacen se les tarda el proseso