Más de 13 mil contratos de trabajo a tiempo parcial están registrados, pero aún existen dudas

Alta expectativas ha generado en el sector privado el uso de contratos de trabajo a tiempo parcial, ya que llegan a más de 13 mil los registrados, pero el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) aún debe modificar sus reglamentos y normativas.

Publicado el
Guardar Compartir
El trabajo de tiempo parcial está diseñado en la actualidad actualmente para aplicarse en el sector privado, aunque no en todo tipo de actividades es funcional, explican expertos. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca Pl).
El trabajo de tiempo parcial está diseñado en la actualidad actualmente para aplicarse en el sector privado, aunque no en todo tipo de actividades es funcional, explican expertos. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca Pl).

Esto, para aceptar como afiliados a los trabajadores bajo esta modalidad cuyo ingreso al mes no llega al monto de un salario mínimo, aparte de definir la cobertura y servicios que se les brindarán.

Desde septiembre del 2019 cuando fue aprobado y puesto en vigencia por primera ocasión el reglamento para implementar los contratos de trabajo de tiempo parcial, hasta noviembre del 2021 hay registrados en el Ministerio de Trabajo 13 mil 375 contratos.

De ellos, 10 mil 438 fueron inscritos entre septiembre 2019 y el 15 de julio 2021, aunque dentro de ese plazo, el reglamento fue suspendido en forma provisional por la Corte de Constitucionalidad (CC) durante varios meses.

Lea además:
Regresa el tiempo parcial: CC revoca suspensión del reglamento para contrataciones por horas

Y a partir del 16 de julio, luego de que la CC revocó la suspensión, y hasta el 9 de noviembre, se han registrado 2 mil 937 contratos nuevos. Las actividades que han optado por este modelo son variadas, pues en total hay 9 mil 683 en actividades no agrícola, 412 en maquila y exportación y 343 en actividad agrícola.

Esas cifras incluyen, 2 mil 860 en actividad no agrícola, 63 en actividad agrícola y 14 en actividad maquila y exportadoras, registrados solo en el plazo de julio a noviembre del presente año.

Limitantes en el IGSS

Haber revocado la suspensión en el 2021 ha generado altas expectativas en el sector patronal, quienes ven en este modelo una opción para generar más empleo.  Sin embargo,  aún falta un último detalle de la cadena, y es que aún hace falta que el IGS apruebe normativas para integrar a estos trabajadores como afiliados, explicaron Guido Ricci, integrante de la comisión laboral del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif); Ana Lucía Contreras, asesora legal de la gerencia de Competitividad de Agexport, y la viceministra de Administración de Trabajo, María Isabel Salazar.

Contreras indicó que el uso de contratos de tiempo parcial es positivo, pero ha habido algunas limitantes en cuanto a la cobertura de registro, ya que es un tema que no está dilucidado aún por el IGSS.

La experta en temas laborales explica que esa institución no habilitado el sistema de planillas mensuales en las que el patrono debe reportar a los afiliados para que se pueda incluir a quienes estén en tiempo parcial y ganan menos de un salario mínimo computado por mes.

Lea además:
¿Qué desafíos puede haber para encontrar empleo a los 45 y más?

“No nos están permitiendo que se registren, pero la ley es clara e indica que las cuotas se van a fijar sobre el salario mínimo” pero el problema es que para las planillas, el seguro social se basa en un cálculo de salario mínimo mensual. En Guatemala, el salario mínimo está fijado por hora y no por día o por mes, por lo que se debería aceptar ese tipo de reportes, agregó Contreras.

Además, el IGSS tampoco ha modificado sus reglamentos internos para establecer cómo dará servicios médicos y coberturas a los trabajadores. Se consultó al seguro social al respecto, pero no respondió a la solicitud sobre el tema.

Una de las dudas que surgieron para implementar el tiempo parcial era que el IGSS recibiría montos menores por cuotas patronales y laborales, debido al pago respecto a un afiliado de tiempo completo.

La expectativa de un aumento del uso de esta modalidad de contratación depende de la parte empleadora, indicó Salazar, pero mencionó que aún no está resuelto el tema de la seguridad social comentado. “Hasta que no tenga una plena aplicabilidad y una respuesta efectiva por parte de la Junta Directiva para la aplicación de este régimen, es sujeto de análisis para aquellos que los implementen y para la aplicación efectiva de dicha modalidad”, explicó.

Sin reportes de irregularidades

Por lo pronto, los directivos empresariales comentan que no se han reportado malos usos o usos inadecuados de este tipo de contratos y según Ricci, se ve muy bien la aceptación que ha tenido porque resuelve necesidades sentidas de los trabajadores, además de que ha logrado agregar nuevos contratos a los mercados, y no se han evidenciado los problemas que anunciaban algunos sectores de que se pasaría a la mayoría del personal del tiempo completo al parcial.

 

Contreras indica que se trata de nuevas contrataciones formales, aspecto que califica como sumamente positivo. Los sectores que más los están usando son los de comercio, servicios, finanzas y finanzas.

Por las maquilas o fábricas de ropa, esta modalidad de contrato podría ayudar en actividades como las de planchado y empaque porque permitirá contratar para las horas y días cuando ya se tenga el producto. “Los trabajadores han estado a tiempo completo aunque no haya producto finalizado que ellos deban atender”, dijo recientemente Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textiles (Vestex) de Agexport.

Mientras que en otros sectores como comercio y servicios se prevé generar empleos de medio tiempo que beneficiarían a amas de casa o madres y estudiantes, que necesitan trabajar, pero por sus ocupaciones no tienen todo el día disponible, agregó.

Consultada la viceministra sobre el interés y conocimiento de esta figura de contratación de tiempo parcial en el mercado laboral, cree que aún es prematuro expresarse al respecto ya que el mayor número de contratos relacionados con este régimen fueron presentados antes de la impugnación al reglamento y resolución de la CC en el 2019, por lo que esta modalidad se va a ir conociendo y desarrollando en el transcurso del tiempo.

Le puede interesar: La oportunidad perdida de siete gobiernos para invertir en el desarrollo de Guatemala

Por ahora la Inspección General de Trabajo (IGT), dentro de sus operativos, no ha efectuado procesos de inspección específicos a esta modalidad de contrato por lo que no puede brindar una respuesta al tema, aunque se esperan durante el próximo año.

Tampoco al Mintrab y la IGT les han llegado denuncias en cuanto a la incorrecta aplicación del convenio, precarización o deterioros de derechos relacionados con esta modalidad. “En el momento en que se registren denuncias, por supuesto que se girarán los procesos de inspección a través de la unidad de visitaduría y consideramos que será en el transcurso del otro año cuando podremos tener información más certera”, expuso Salazar.

La expectativa de un aumento del uso de esta modalidad de contratación depende de la parte empleadora dijo Salazar, pero mencionó que aún no está resuelto el tema de la seguridad social comentado.


0