Quién controló las millonarias donaciones por la pandemia en Guatemala

El Estado ha recibido más de Q251 millones en donaciones a causa de la pandemia, Q240 millones 132 mil 690 en especie y el resto, en efectivo, pero a la fecha persisten las dificultades para fiscalizar el origen y destino de esos recursos.

PL Plus
El Domo Polideportivo de la zona 13 es el centro desde el que se distribuirán víveres entre familias económicamente vulnerables. (Foto Prensa Libre: cortesía)
El Domo Polideportivo de la zona 13 es el centro desde el que se distribuirán víveres entre familias económicamente vulnerables. (Foto Prensa Libre: cortesía)

La emergencia sanitaria que se activó en Guatemala desde el primer caso de covid-19, en marzo, aceleró las medidas de calamidad para contener la propagación del virus y reducir el impacto del cierre del país. A la vez, organizaciones internacionales y empresarios nacionales se volcaron a entregar donaciones para minimizar los daños de la enfermedad en el país.

El estado de Calamidad se estableció para que todas las donaciones se coordinaran a través de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred); sin embargo, Prensa Libre confirmó que no se cumplió con esa disposición, por lo cual hace falta información sobre al menos 785 aportes, acerca de quiénes fueron los donantes y en qué consistió la ayuda.

Casi siete meses después de declarada la pandemia en Guatemala, la Conred habilitó el tablero en el cual se reflejan las donaciones, en efectivo y especie, recibidas por cada entidad.

Hasta el 5 de octubre, el Estado había recibido mil 59 donativos en especie, valorados en Q240 millones 132 mil 690. De estos, solo el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social recibió aportes por un valor de Q169 millones 218 mil 115.

Los donativos del sector privado pueden concederse directamente a una dependencia del Estado o a Conred, para que lo distribuya a las entidades que los requieran. Si el aporte es internacional, se debe canalizar exclusivamente a través de la Coordinadora.

En el portal se incluye una tabla que especifica la empresa donante, el aporte y la entidad estatal beneficiada. Sin embargo, esta información solo está disponible para aquellas donaciones que se canalizaron a través de la Conred, no así las que se entregaron directamente a las instituciones.

De esa cuenta, si se desea saber quiénes proporcionaron los alimentos para las cajas de Juntos saldremos adelante, o el detalle de insumos y materiales médico-quirúrgicos para el Hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa, por ejemplo, la información no está disponible porque el donativo se hizo directamente al ministerio encargado de ejecutarlo, sin mediación de la Conred.

David de León, vocero de la Coordinadora, dijo que cada lunes las dependencias del Estado deben reportar qué donativos recibieron. Sin embargo, esa documentación no fue publicada en el portal, ante lo cual el portavoz se limitó a responder que existe un punto resolutivo de finanzas que permite que las entidades estatales reciban aportes directamente, con la condición de que se reporte periódicamente a la Conred.

Por ese motivo, la consulta debe hacerse directamente a cada ministerio o establecimiento, dijo De León.

“(Se debe) seguir el procedimiento, que el ministerio sea el que dé esa información”, recalcó.

De las mil 59 donaciones, solo 274 fueron canalizadas por la Conred. El resto se entregó a ministerios, secretarías, bomberos y otras entidades. Respecto de estas últimas no se indica en el portal quiénes fueron los donantes y qué entregaron.

Además, solo hay dos registros de donaciones en efectivo entregadas por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). La primera, de Q7 millones 707 mil 790, para el Ministerio de Salud, y Q3 millones 853 mil 895 para el de Desarrollo Social (Mides).

Lilian Sierra, jefa de la Secretaría Ejecutiva de Acceso a la Información de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), dijo que la Conred fue la designada para gestionar las donaciones y debería completar los datos que hagan falta en su portal.

Lea también | TSE extiende agonía de seis partidos y cómo se modificarían las fuerzas en el Congreso

Dudas sobre registro

Según el decreto 5-2020, que establecía el estado de Calamidad y que venció el 30 de septiembre, la Conred era la encargada de coordinar las donaciones a nombre del Estado de Guatemala.

Además, el reglamento de la Conred establece que esta debe velar por la transparencia en el uso de donaciones internacionales y nacionales que se brinden al país por declaratoria de calamidad pública.

En las últimas semanas, dos bancadas del Congreso, Semilla y Winaq, cuestionaron si Conred cumplió con su mandato legal o, por el contrario, hubo interferencia de otra institución en el manejo de las donaciones.

Bernardo Arévalo, jefe de la bancada Semilla, recordó que mientras se repartieron las cajas de alimentos Juntos saldremos adelante, que fueron donados por el sector privado, hubo comunicados públicos de parte del Ejecutivo que indicaban que la Comisión de Centro de Gobierno era el ente “articulador” y gestor de las donaciones y la referencia al rol de Conred era, prácticamente, nula.

En total se repartieron 200 mil kits valorados en Q30 millones. En una citación al Congreso, Miguel Martínez, director del Centro de Gobierno, aseguró que la recepción de los alimentos estuvo a cargo del Ministerio de Desarrollo Social y que el Ministerio de la Defensa (Mindef) los distribuyó.

“Nosotros, como Centro de Gobierno, lo que hicimos fue la coordinación para la gestión (sic) de… eh, sí, prácticamente llenar las cajas”, respondió Martínez ante el cuestionamiento de Arévalo.

El diputado expresó su preocupación por el hecho de que han solicitado los registros de donaciones a la Conred pero no se los han proporcionado.

Sonia Gutiérrez, de la bancada Winaq, agregó que en las últimas semanas se presentaron al Hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa —inaugurado el 2 de septiembre— para consultar sobre las donaciones a este centro asistencial

“Lo que nos indicaron es que todo lo que se ha hecho en el hospital en cuanto a su funcionamiento, ayudas, diseño, etcétera, ha sido bajo el control de Centro de Gobierno”, dijo Gutiérrez.

La bancada Winaq solicitó recientemente una auditoría a la Contraloría General de Cuentas (CGC) para verificar la calidad del gasto que implica Centro de Gobierno, el perfil de sus funcionarios y la legalidad de la oficina, que está a cargo de la Dirección de Organismos e Instituciones de Apoyo.

Consultado al respecto, el director de Centro de Gobierno respondió que ellos únicamente se encargaron de “articular” el trabajo institucional. Respecto del hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa y los kits Juntos saldremos adelante, reiteró que fue la Conred la que se encargó de los registros de donativos.

Álvaro González Ricci, ministro de finanzas, infomó que emitieron una circular que establece que las donaciones las pueden recibir los ministerios juntamente con Conred, pero es esta última la responsable de llevar el registro y trasladar la información a Finanzas.

Cargando

Donaciones vencidas

Cristian Álvarez, diputado de la bancada Compromiso, Renovación y Orden (Creo), considera que otro de los problemas es que el Mides no cuenta con instalaciones adecuadas para resguardar alimentos.

En distintas visitas a bodegas de esa cartera se han detectado hasta 10 mil libras de maíz con gorgojo, mil 400 litros de aceite vencido y demás productos que no han sido distribuidos a tiempo.

Walter Gómez, vocero del Mides, indicó que con anterioridad el Fondo de Desarrollo Social tenía dos bodegas, una en San Cristóbal y otra en El Naranjo, Mixco. Sin embargo, con el fin de ahorrar costos se optó por alquilar una sola bodega en la zona 18, ruta al Atlántico, a la cual se dirige la mayoría de los aportes.

Algunas fallas que denunció el diputado Álvarez en relación con fugas de agua y presencia de excremento de pájaros ya se solucionaron con el proveedor, aseguró el portavoz, quien agregó que el maíz vencido fue adquirido por el gobierno anterior y se debe seguir un proceso legal para deshacerse de él. No obstante, está aparte de los demás alimentos, justificó.

Asimismo, en una bodega de Salud, en el Parque de la Industria, se encontraron medicamentos vencidos o que estaban por expirar.

A criterio de Álvarez, parte de estos fármacos no se debió recibir porque la fecha de caducidad estaba cercana y no había capacidad para distribuirlos.

Julia Barrera, vocera de la cartera de Salud, informó que la normativa interna del Ministerio establece que, para recibir medicamentos donados, estos deben tener un plazo de vencimiento de un año, como mínimo. Por esa razón el donante procedió a retirar el producto y nunca se registró oficialmente como ayuda.

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de Fundesa, comentó que siempre que las donaciones se gestionan a través de la Conred el proceso es ágil. El problema, añadió, es cuando se hacen donativos directamente a las instituciones beneficiarias, pues no se sabe a qué unidad se debe entregar el producto o insumos.

“Si uno quiere donar a un hospital en específico, no se sabe si se entregan los insumos al Ministerio de Salud y ellos lo trasladan o si debe entregarse directamente al hospital. Entonces, el mayor aprendizaje en todo esto es siempre tratar de coordinar las donaciones a través de la Conred”, afirmó Zapata.

La Asociación de Azucareros de Guatemala (Asazgua), indicó que desconocen los procesos internos para el registro de donaciones y, por lo tanto, prefirieron no opinar al respecto.

“Esperamos que pronto estén actualizados los registros correspondientes a las donaciones que como Agroindustria Azucarera realizamos”, afirmaron.

Aunque ya se publicó el portal de donaciones, persisten obstáculos para determinar el origen y destino de todos los aportes. Se solicitó a Conred completar estos registros y se indicó que se gestionaría la petición.

Le puede interesar | Verificamos por usted: ¿La baja en demanda de hospitalización significa que el covid-19 está controlado?

***

Postura: “Le tocó a Conred”

Miguel Martínez, director del Centro de Gobierno, explicó, por escrito, su participación en las donaciones.

—¿Qué rol desempeñó en la gestión de las donaciones?

—Se facilitaron mecanismos de coordinación, acompañamiento como ente asesor y de verificación de la gestión institucional entre

Conred y las instituciones involucradas, asegurando el cumplimiento de las prioridades y disposiciones presidenciales. El rol fue de articular y facilitar el trabajo.

—Sobre los donantes para el hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa, Conred pidió que se hablara con Salud y el MSPAS aseguró que todo había sido gestionado por Centro de Gobierno. ¿No era función de Conred?

—Varios empresarios se acercaron al presidente, quien instruyó en su momento al Centro de Gobierno canalizar la buena voluntad de cooperación durante la emergencia, y con base a las necesidades existentes, correspondió a Conred realizar los registros, quien se comunicó oportunamente con las instituciones respectivas para la recepción y administración de estas.

En cuanto al MSPAS, coordinó con Comunicaciones para el proceso de construcción y supervisión. A lo largo de la implementación de los hospitales temporales participaron varias instituciones; Centro de Gobierno realizó un esfuerzo interinstitucional, apoyando para que la articulación de los ministerios involucrados fuera de manera eficiente.

—Sobre la distribución de kits Juntos saldremos adelante, comunicados oficiales indican que ustedes “articularon” y gestionaron las donaciones. ¿Fue así?

—Varios empresarios y familias voluntarias donaron insumos para el embalaje de 200 mil cajas, movilizando más de 11 mil voluntarios para preparar las cajas, en cuya acción el Ejército hizo entrega de los kits.

Por mandato legal, le correspondió a Conred, según el decreto 05-2020, el registro de las donaciones, y coordinar con el Mides la administración y distribución de los productos.

0