Con derecho y obligación de tomar las calles

Opinión

Tenemos derecho a tomar las calles. Cuando padecemos hambre, enfermedad o nos faltan espacios para educarnos bien. Cuando carecemos de empleo o los salarios son de hambre; cuando no tenemos tierra suficiente para cultivar el alimento y nuestras preocupaciones no son escuchadas por quienes nos gobiernan. Tenemos derecho a tomar las calles, cuando se roban los recursos del Estado que deben servir para construir lo colectivo o cuando algunos se atreven a romper las instituciones democráticas.

Lenguaje económico de las ciudades

Economía

El valor inmobiliario está intrínsecamente relacionado con el deseo y la voluntad de residir o no en determinados lugares o espacios. Este deseo y voluntad se genera en las impresiones que nos transmite su identidad a través de un lenguaje de signos y símbolos que se perciben en su arquitectura, sus calles, su gente y cultura.

Un lugar para gente elegante

Hemeroteca

Entre los años 1900 y 1910 el bulevar 30 de Junio, que posteriormente se denominaría avenida de la Reforma, fue definido como un lugar de paseo para la gente elegante de la ciudad de Guatemala.

Alcaldes utilizan obras con fines electoreros

Guatemala

Analistas consideran que esa práctica es recurrente en años electorales, y se hace con el objetivo de elevar el perfil de los jefes ediles y tomar ventaja frente a los opositores, de cara a los comicios. Destacan su preocupación por que no existen controles para fiscalizar la calidad de las obras.