Política 2.0

Opinión

Estamos a punto de iniciar las elecciones y los políticos ya se han puesto muy activos dentro de las redes sociales, sobre todo en Twitter, que ofrece un debate político intenso y permite enviar mensajes más cortos y directos a los seguidores. Los candidatos pueden convertirse en un valor de marca para llegar a sus potenciales electores, si se mantienen activos e interactúan con sus seguidores.

Y me llamaron Don

Opinión

Treinta y cuatro años han transcurrido y mi opinión no se ha modificado un ápice sobre ese tema. Yo había cerrado cursos en la universidad, pero aún seguía asistiendo a actividades. En particular trataba de no perderme ninguna de las reuniones de la Sociedad de Debates, la cual había sido creada por Armando de la Torre. Cuando terminaban se aprobaba el tema para el siguiente mes y se solicitaban voluntarios. José Eduardo Valdizán, de la carrera de leyes, se ofreció para debatir, y yo, de la carrera de economía, me aventuré a ofrecerme para presentar la tesis contraria. Lo que se iba a debatir era un tema para abogados, diplomáticos y politólogos, pero me lancé a defender la postura que en la Guatemala de ese entonces era a todas luces la más difícil.

Dudas provocarían retraso en reformas

Guatemala

La poca discusión que los congresistas han hecho de las reformas constitucionales para el sector justicia en el Congreso, aunada a la poca credibilidad de que goza ese organismo, origina dudas en diferentes sectores, los cuales prefieren que se analicen y discutan en una mesa de diálogo más amplia.

Un debate de señalamientos

Opinión

El primer debate entre los aspirantes presidenciales estadounidenses Hillary Clinton y Donald Trump, realizado el lunes en Nueva York, pasó con poca gloria y poca pena desde la perspectiva de referirse con alguna profundidad a temas importantes y tuvo demasiados ataques personales, en un estilo que recuerda las campañas políticas de los países latinoamericanos.

Fujimori amplía ventaja y aprovecha debate ante Kuczynski

Internacional

Keiko Fujimori se instaló a la cabeza de la intención de voto para al balotaje presidencial del 5 de junio en Perú, condición que aprovechó el domingo para manejar con mayor audacia y provocación un debate con su contendor, Pedro Pablo Kuczynski, quien prefirió centrarse en sus propuestas.